Opinión

Golden Gate, escenario terminal

Por: Procopio | 09 de Agosto 2017

El Golden Gate de San Francisco, uno de los puentes más famosos del planeta, es también el segundo lugar del mundo en número de suicidios, un hecho que las autoridades quieren remediar con una red que impida arrojarse al mar desde él. La junta directiva del Distrito de Carretera y Transporte del Puente Golden Gate, aprobó por unanimidad la construcción de una red bajo el puente para desalentar a quienes quieran saltar desde él y, en caso de que lo hagan, impedir que caigan al agua.

El coste de la infraestructura será de 76 millones de dólares. Tras muchos años de debate en los que los defensores del proyecto han debido lidiar con la oposición de quienes consideran que la red afeará uno de los principales reclamos turísticos de San Francisco y que más encima no evitará que quienes quieran suicidarse lo hagan desde parajes aledaños, restando un conocido y más bien morboso atractivo turístico.

Se estima que una media de 60 personas al año se deja caer del puente al mar, una altura de aproximadamente 62 metros. Se calcula que desde su construcción, 4.500 personas lo han logrado, suicidándose al saltar desde esta infraestructura, inaugurada en 1937. Cifras suficientes como para realizar algunos análisis estadísticos; el suicida tipo del famoso puente tiene 41, 7 años de media. El más joven fue una adolescente de 14 años. El más anciano, un hombre de 84 años. El 98% de las veces, el suicida muere.

Por si no bastara la red, hay un voluntario; el patrullero de Carreteras de California, Kevin Briggs, quien se dedica a disuadirlos, vocación surgida de su propia historia de depresión, siendo altamente exitoso. Un ejemplo, de muchos, para no rendirse a la primera, dando las cosas por perdidas.

PROCOPIO

Etiquetas