Economía y Negocios

Camioneros han perdido $21 mil millones tras 300 máquinas quemadas en 11 años

Por: Felipe Placencia | 30 de Agosto 2017
Fotografía: Agencia UNO

Es un tema complejo: la quema de camiones siempre es vista desde la lupa política y judicial. Es el caso de San José de la Mariquina en la Región de Los Ríos, donde 29 máquinas quedaron convertidas en chatarra. Para algunos se trata de un acto terrorista, para otros, simplemente delincuentes que buscan dividir al país. Lo cierto es que detrás también hay pérdidas económicas muchas veces difíciles de recuperar.

Y según el presidente del gremio de camiones del Bío Bío, Germán Faúndez, desde que comenzó esta problemática desde el 2006 a la fecha, se han perdido 300 vehículos de carga, bordeando los $21 mil millones desde la Región al sur.

“Son más de 300 camiones. Saca la cuenta por $60 a $70 millones cada uno. Es mucha plata (entre $ 18 mil y $21 mil millones)”, analizó Faúndez y añadió que “de los últimos 29 camiones que se quemaron se habla de US$ 6 millones”.

Daño a la imagen país

Faúndez asimismo, declaró a Diario Concepción que “es una cantidad enorme de plata que pierde el país” y que hay algo más profundo, ya que no sólo se está dañando a su sector.

“Aquí igualmente se pierde la credibilidad. De eso nadie ha hablado. Estas noticias salen al extranjero ¿Alguien va a querer venir a invertir a Chile cuando se queman camiones y hay ley antiterrorista”, aseguró el dirigente gremial, tildando de las últimos hechos de un “desprestigio” total al territorio.

Durante el día lunes 28 y el martes 29 los camioneros han tenido contacto con el Gobierno que tildó el hecho de “atentado”, en palabras del subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy.

De acuerdo al dirigente, la Presidenta Michelle Bachelet les dio un mensaje de apoyo cuando participaban del Encuentro Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Chile, Enape 2017.

“Dijo que por una minoría no podemos estar 17 millones de chilenos preocupados de lo que ocurre con la quema de camiones y asustando a toda la gente, en especial a la del sur de Chile”, resaltó Faúndez.

La Mandataria informó a la opinión pública que “vamos a combatir la violencia y no vamos a tolerar que grupos minoritarios, que no valoran el diálogo, echen por tierra el gran esfuerzo que todos los actores de las regiones del sur están haciendo para promover el desarrollo y superar la exclusión”.

bpidió que las investigaciones se hagan con celeridad y lamentó las palabras del fiscal nacional, Jorge Abbott, quien instó a los empresarios “a hacerse cargo de los riesgos que generan sus actividades”, palabras que generaron controversia. De hecho, el dirigente de la Federación de Camioneros del Sur, José Villagrán, solicitó la renuncia.

Ante esto Faúndez opinó que los dichos fueron desafortunados, pero que no hay que perder el foco: buscar a los responsables.

Sobre un papel encontrado que aludiría a causas “mapuches” enfatizó: “queremos que la Fiscalía y la policía haga bien su trabajo. No podemos estar culpando a la gente por un panfleto que se deja. Cualquier puede hacer uno y echar la culpa a un lado. Queremos que esto se investigue hasta el final. Caiga quien caiga”.

Etiquetas