Economía y Negocios

Biogás: la nueva apuesta energética que ahora busca sumar al sector agrícola

Por: Javier Ochoa | 18 de Junio 2017
Fotografía: Diario Concepción

La Región del Bío Bío cuenta actualmente con dos proyectos operando, con una capacidad instalada de 4,6 MW: a partir de basura (relleno sanitario en Penco) y de purines de un plantel lechero de Los Ángeles.

La Fundación para la Innovación Agraria, FIA, y la Superintendencia de Electricidad y Combustibles, SEC, firmaron recientemente un convenio cuyo principal objetivo es promover las tecnologías de generación de biogás, las cuales permiten la producción de energía eléctrica y térmica a través de la biodigestión de residuos orgánicos de los campos. Con este sistema de Energía Renovable No Convencional (Ernc) se espera impulsar la agricultura sustentable, con un foco en la pequeña y mediana agricultura.

El biogás es producido por la fermentación anaeróbica de la biomasa, y el sector agropecuario nacional genera una gran cantidad de residuos orgánicos que puede ser aprovechado para su generación (ejemplo: estiércol y purines de ganado y otros residuos agrícolas). El aprovechamiento de este biogás como fuente de energía eléctrica y térmica contribuye al manejo sustentable y eficiente de los residuos, pero también permite la transformación de contaminante en energías sustentables y limpias.

Para la directora ejecutiva de FIA, María José Etchegaray, esta nueva colaboración trae consigo la creación de sinergias entre ambas organizaciones. Por medio de sus actividades y proyectos, “nuestra fundación, en colaboración con la SEC, pone a disposición sus instrumentos para apoyar a los actores interesados en desarrollar tecnologías en biodigestión”.

Por su parte, el Superintendente de Electricidad y Combustible Luis Ávila, sostuvo que, “esta iniciativa potencia el rol de liderazgo y coordinación que ha estado realizando la SEC con organismos relacionados con el Biogás, en los últimos 5 años, como el Ministerio de Energía y de Agricultura, desarrollando, a través de la Unidad de Ernc, la normativa técnica, y las capacitaciones necesarias para profesionales del sector, que permitan el desarrollo de la industria de manera segura en sus operaciones.

María José Etchegaray indica, además, que en el marco de este convenio se abrió a inicio del mes de junio la licitación de un estudio de vigilancia tecnológica, para identificar y analizar el desarrollo de las tecnologías de biodigestión de residuos agrícolas y equipos de uso del biogás, con potencial de aplicación a la pequeña y mediana agricultura nacional, en cumplimiento con la reglamentación nacional existente.

En tanto, el director de Estudios de la Asociación Chilena de Energías Renovables (Acera), Darío Morales, dijo que “es muy importante que en nuestro país se puedan implementar más y mejores políticas públicas que incentiven la utilización de residuos orgánicos industriales y domiciliarios como una fuente de energía renovable. La participación del biogás en nuestra matriz energética aún es baja y por consiguiente tenemos que trabajar decididamente en iniciativas que permitan aprovechar todo el potencial que nuestro país tiene en esta materia.

En los últimos años, ha habido una serie de avances tecnológicos que hacen que la producción de biogás a partir de residuos de la industria agropecuaria sea cada vez más eficiente y segura. El uso de estas tecnologías, no sólo tienen efectos medioambientales positivos, sino que también le permite a la industria dar un nuevo valor económico a sus residuos, mostrando así que el uso de Ernc contribuye activamente a hacer a nuestras empresas más competitivas y eficientes”.

Los casos locales
La seremi de Energía, Carola Venegas, informó que actualmente la capacidad instalada en base a biogás en la Región alcanza los 4,6MW:Central Ancali 1 (1,6MW) y relleno sanitario Cemarc (3MW).
Desde Agrícola Ancali (grupo Bethia), informaron que el proyecto del biodigestor para el tratamiento de purines involucró una inversión de US$ 11 millones y se ha hecho cargo del manejo sustentable de los desechos orgánicos (purines) generados en todo el plantel lechero. El biodigestor cuenta con una turbina que se alimenta del biogás y es capaz de generar 28.800 kwh/día de energía eléctrica. La producción eléctrica se inyecta al Sistema Interconectado Central (SIC).
Se explicó que el biodigestor es un reactor biológico anaeróbico (sin oxígeno), que genera gas metano en base a residuos orgánicos (en nuestro caso purín de vacuno), luego que este es calentado a 38° y comienza a generar bacterias que se alimentan de la materia orgánica, transformándola en biogás: combustible útil para procesos de energía eléctrica. Hoy procesan el 100% de los purines.

Etiquetas