Cultura y Espectáculos

Mundo de la cultura debate sobre impacto y posibilidades del REC

Por: Mauricio Maldonado | 08 de Octubre 2017
Fotografía: Raphael Sierra P.

Con un título ciertamente provocador y llamativo, el conversatorio “REC una buena idea, mal ejecutada”, iniciativa emanada de la entidad Chilemusic y que se realizó a mediados de semana en Casa de la Música, convocó a un número importante de músicos y personas relacionadas con la cultura local en la vereda de reflexionar y analizar con mayor detención lo que conlleva esta gran cita musical penquista.

“¿Por qué es una buena idea? Porque cuando hay una idea que se potencia una posible identidad de la Región siempre será bueno, sobre todo si hay un fomento productivo tras ello , como por ejemplo, la industria creativa. ¿Por qué mal ejecutada? Porque no se cumplieron los objetivos planteados desde el turismo, ya que, realmente, la ciudad no creció desde ese aspecto, esto fue una actividad como la que hago yo en San Pedro, como la hacen mis colegas de Talcahuano y también de Hualqui, etc. Es una actividad a la que se inyectan recursos importantísimos, pero que no dejan nada para la Región ni tampoco para sus músicos”, apuntó María Angélica Ojeda, gerenta ejecutiva de la Corporación Cultural de San Pedro de la Paz y fundadora de Chilemusic.

Aclarando que “cuidar el proyecto REC es el espíritu de todos, sentimos que es nuestro y como es nuestro tenemos que validarlo, y hacer un análisis rápido del cumplimiento de metas y objetivos establecidos, ya que si el próximo Gobierno considera que no se ha cumplido, REC no se realizará de nuevo, por ello queremos que esta versión que viene, se otorgue la oportunidad para aportar y así hacer que los objetivos se cumplan. Esperamos que este conversatorio sea tomado por la autoridad como un aporte y no como un ataque”.

En esta misma línea fueron las palabras de Daniel Gómez, dueño de la Bodeguita de Nicanor y también integrante de Chilemusic. “Me baso en los resultados, ya que lo que se pretende con REC sea un evento turístico y lamentablemente no se ha logrado, pero más allá de sólo esto, no hemos sacado ni una banda de ahí, ya que no se ha trabajado eso. La curatoría debería partir mucho antes y no cuando queda poco para el festival y con eso trabajar con ellas, llevarlas a un nivel profesional y pocisionarlas en el lugar que se merecen. Esto hará que sea turístico inmediatamente. No queremos perder esta instancia, tenemos un miedo terrible que se viene otra versión y con financiamiento asegurado, que el Gobierno siguiente vea si se han cumplido o no los objetivos y le ponga fin o lo cambie por completo. Era el momento de golpear la mesa”, señaló.

Entre las diferentes opiniones que se realizaron durante el conversatorio, destacó lo expresado por Cristian Lagos, baterista de Ecosidio, quien desde la primera versión del REC desconfió de la transparencia en la configuración del evento, llevando el asunto incluso a Contraloría. “Es mucho dinero el que está en juego en la organización de esto, cerca de $1.400 millones, dinero fiscal que sale de nuestros bolsillos. Por lo que exijo y exijamos que se lleve todo a cabo a través de un procedimiento, ya que no lo hay, quizás nadie debería alegar si se queda fuera de los parámetros que se establecen, por ejemplo, para la elección de las bandas, si este estuviera claro y establecido. La invitación es a poner ojo el próximo año, no sólo en REC sino en todas las políticas culturales”.

Es importante valorar el alcance que tuvo la iniciativa, ya que aparte de las sesenta personas que convocaron in situ -entre músicos, gestores culturales, periodistas y encargados de medios y plataformas digitales- el evento tuvo cerca de 2 mil reproducciones a través de Facebook live y 6 mil alcances. Cifras que proyectan el poder seguir con este tipo de conversaciones y reuniones entorno al REC, con el fin de buscar sus mejoras en su parrilla programática y organización en general. Es más Chilemusic ya piensa para el próximo mes un evento, pero en Santiago y con el carácter de simposio. “Esta es una cadena que debemos amarrar entre todos, porque hay un vacío con la colaboración y la generación de más festivales.

Hay que reconocer instancias exitosas como Rock al Fin del Mundo, Grito de Fin de Siglo, La Octava Maravilla o los festivales que se hacían en la UdeC, donde efectivamente se invitaban a programadores, directores artísticos, sellos discográficos, y ahí ellos podían observar las bandas en movimiento. Sino trabajamos en conjunto no habrá un despertar de la música. Los festivales hay que potenciarlos, hay que potenciar la escena musical no sólo del rock”, recalcó Ojeda.

Mirada desde el Sernatur

Para Paola Núñez, directora regional del Servicio Nacional de Turismo (Sernatur), y quien también estuvo presente durante la realización del conversatorio, se refirió a los montos mencionados y el error en la sumatoria de estos. “Hay varias impresiones y de hecho errores en la información, por ello para nosotros era importante asistir, nos habría gustado haber sido uno de los panelistas u expositores y haber explicado este programa Fndr que nos toca liderar. Cuando se habla de los números se toma el global de lo postulado al Fondo Nacional de Desarrollo Regional, programa que lleva por nombre ‘El rock como producto turístico regional’ , donde el REC es sólo un componente, una actividad de los muchos que contempla dicho programa, con financiamiento para el año 2016 y 2017, por lo tanto, lo que pedimos para el 2018 fue una ampliación de este programa, si se suma todo alcanza los cerca de $1.400 millones que se habla, que en realidad son $1.397 millones. En general, es lo que se viene desarrollando desde el 2014 y lo que se terminaría en noviembre del 2018, ya que no termina con sólo la realización del REC, ya que se contemplan los sideshows, una ruta del rock, la cual se está trabajando con los empresarios hoteleros, entre otras cosas”, manifestó la autoridad.

Si realmente es un evento masivo que tiene o no impacto en el desarrollo turístico -que según Chilemusic es nulo- Núñez expresó que “el REC no ha venido a sacarle plata al 2% de cultura ni al Fondart o algún fondo similar, es un presupuesto que turismo deja de hacer en otras cosas por apostar a un festival que creemos que ayuda a mejorar la imagen de Concepción, de no mostrarla como una ciudad industrial, forestal y pesquera sino una ciudad entretenida donde pasan cosas”.

A lo que añadió que “la principal valoración del REC de los empresarios turísticos es muy positiva, ellos están muy contentos, por ejemplo, todos los años me piden la marca para colocarla en sus redes sociales ofreciendo tarifas especiales de alojamiento. Si ocurre esto para promocionar el evento, es porque, efectivamente, se mueven plazas de alojamiento para ese fin de semana, a lo mejor no tanto como nosotros quisieramos y que quizás no hemos llenado la plaza completa, pero entendemos que es una apuesta a largo plazo. Las líneas aéreas también realizan alianzas con nosotros, Sky fue una de ellas, la que realizó concursos para el sorteo de pasajes para venir a ‘rockear a Conce’, además de un tramo con tarifas especiales”.

Sobre la cierta falta de respeto hacia los músicos locales, en relación a lo que se les paga en comparación con los artistas nacionales y extranjeros, además del horario en que se les ubica dentro del cartel, la directora del Sernatur confesó que “dentro de lo que recogimos del conversatorio en espacio de mejoras están ambos. Tengo que ver con la unidad de abastecimiento del Sernatur, con el tema del manual de compras públicas que tenemos, hasta dónde podemos intervenir en esa materia -dinero y pago de las bandas-, ya que finalmente lo que hacemos nosotros es contratar la producción general y el acuerdo de precios de bandas, es un acuerdo entre privados, es entre la productora que gana la ejecución del evento con los respectivos grupos. Desconozco, estamos en proceso de averiguarlo, hasta dónde podríamos poner parámetros o rangos dentro de la licitación (…) En cuanto al orden de los grupos dentro de la parrilla sí se puede arreglar. El colocar a bandas regionales en mejores horarios es algo que sin duda lo recogemos absolutamente. Pueden haber bandas ancla que generen mayor volúmen de público desde más temprano. En este sentido estamos trabajando en un espectáculo infantil que sea más contante durante toda la tarde del festival, algo que también queremos mejorar para la próxima edición”.

Etiquetas