Ciudad

Araucarias en peligro: extraña enfermedad pone en riesgo a milenario árbol

Por: César Herrera | 21 de Agosto 2017
Fotografía: Agencia UNO

La araucaria, milenario árbol que durante siglos ha sido resguardado y respetado por el pueblo mapuche, y durante las últimas décadas también por el Estado chileno, sufre de importantes daños en su corteza, lo que ha sembrado la alerta entre los especialistas del país y del mundo.

Este riesgo presente en el sur del país generó que en 2016 la Corporación Nacional Forestal, Conaf, iniciara diversas investigaciones para dar con la causa del problema, la que aún no ha sido encontrada. Sin embargo, el director regional del organismo en la Región del Bío Bío, Sergio Valdés, indicó que los esfuerzos, tanto nacionales como internacionales, apuntan a resolver pronto esta incógnita. “En agosto de 2016 Conaf organizó una mesa técnica para enfrentar este problema y buscar cuál es la causa que está provocando este daño”, afirmó Valdés.

Entre las instituciones nacionales que respondieron al llamado de Conaf para investigar el origen del daño presente en las araucarias se encuentra la Universidad de Concepción. El investigador y Doctor en Fitopatología de la casa de estudios penquista, Eugenio Sanfuentes, se mostró inquieto por localizar el desconocido agente que genera la inusual necrosis del organismo.

Para el ingeniero forestal, una de las posibles causas del daño apunta al cambio climático y los efectos que éste genera en el entorno de las araucarias. Al cambiar la temperatura y el equilibrio hídrico de la zona existe una alteración en el ambiente, los que impactan de manera fuerte a un organismo que se ve forzado a adaptarse en cortos periodos de tiempo, tras siglos de estabilidad.

“Esto puede afectar a las plantas provocando algún tipo de estrés, no matándolas pero generándoles algún tipo de estrés. Ese estrés determina que microorganismos, que eran patógenos pero muy débiles, algunos insectos que causaran algún daño a estas plantas, bajo ese nuevo escenario, ante plantas debilitadas por un factor ambiental puedan generar un daño mayor”, detalló Sanfuentes.

A su vez, el investigador UdeC fue enfático al señalar que hasta que no encuentre la causa real del daño no se pueden tomar medidas específicas para contrarrestar los efectos de los agentes. Asimismo, afirmó que es muy difícil que la especie se extinga, no obstante, es vital que se tomen medidas de resguardo para cualquier crisis que se avecine.

Otras especies

Si bien hasta el momento se ha estudiado el impacto generado en parte de las 253 mil hectáreas de bosques de araucarias presente en el sur del país, el ingeniero Sanfuentes advirtió que los patógenos también están afectando a otras especies nativas.

“A lo mejor son patógenos que han estado toda la vida en Chile y que han estado interactuando con las especies nativas, pero ante un escenario de cambio climático drástico puede ser que estos árboles que estaban de alguna forma teniendo la capacidad de estar en un cierto equilibrio con estos patógenos en bosques naturales se quiebre y altere. Estos árboles quedan más susceptibles a estos agentes y pueden comenzar a generar daños o mortalidad en ciertos bosques”, explicó el especialista.

Capitalizar esfuerzos

“Yo hubiese esperado un trabajo transdisciplinario en el cual todos hubieran trabajado de forma conjunta, porque en este momento puede ser que estemos duplicando estudios”, indicó Sanfuentes, quien además indicó que actualmente “no hay un gran fondo, sino más bien esfuerzos de grupos individuales por tratar de resolver un problema complejo”.

“Creo que no ha sido bien enfrentado este problema desde mi punto de vista. Hay esfuerzos de Conaf por tratar de coordinar algo pero en general creo que ha sido insuficiente”, sentenció.

Cabe señalar que de acuerdo a las investigaciones previas coordinadas por Conaf, el 93% de las araucarias se encuentra con algún tipo de síntoma o en riesgo. Del total un 5% no ha sobrevivido a sus efectos.

Organismos de Estados Unidos y Corea del Sur colaboran en esclarecer y finalmente resolver qué ocurre con este milenario e histórico árbol.

Etiquetas