Política

Maya Fernández: “En el último tiempo, solo se administra el PS”

De visita en Concepción, la parlamentaria manifestó la necesidad de vincularse con las organizaciones sociales, la ciudadanía y salir de las cuatro paredes partidistas.

Por: Ángel Rogel | 08 de Mayo 2019
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

El domingo 26 de mayo se realizará la elección interna del PS y, en la contienda por la mesa nacional, son dos los nombres que asoman como favoritos, el actual presidente y senador, Álvaro Elizalde, y la diputada, Maya Fernández, quien en el pasado apoyó la opción de Elizalde.

Ese es uno de los condimentos de la elección socialista. “Recuperación y cambio social” se llama la lista disidente que encabeza Fernández y que en la zona apoya el diputado, Manuel Monsalve (también candidato al Comité Central).

El desafío de la próxima mesa nacional no es menor, considerando las elecciones municipales, de gobernadores regionales, parlamentarias y, por cierto, presidenciales. La última, una situación particular, tras la última contienda donde se restaron de apoyar a una de sus filas: el ex presidente, Ricardo Lagos.

De todo lo anterior, habló en su paso por Concepción, la diputada Fernández, partiendo por las razones que la impulsaron a ser opción a la presidencia del partido.

“El PS debe tener una sintonía con las demandas de la ciudadanía, que son las mismas que tienen nuestros militantes, nuestra base. Nuestros compañeros y compañeras quieren que luchemos por más y mejores pensiones, pero también por temas, que quizás no son parte de nuestra visión, como la seguridad pública, por ejemplo”, dijo.

– ¿Eso que se debería hacer, no se está haciendo?

– Se está haciendo poco. En el último tiempo, se está administrando el partido y no se ha generado vínculo con la ciudadanía. Por ejemplo, se está debatiendo la reforma tributaria desde el Parlamento y nos juntamos con dirigentes de las pymes, con todos. Bueno, uno espera que desde el partido también se haga, porque se habla mucho de las pymes, pero hay que escucharlas. Hay una serie de temas donde el partido podría ser pionero.

– ¿La falencia de la actual directiva es que no se vincula con las organizaciones y su trabajo es exclusivamente partidista?

– No se conoce lo que opinamos de los diferentes temas, porque no se está realizando ese trabajo.

– En el último tiempo, los partidos, suelen repetir que hay que escuchar a la ciudadanía, sintonizar con las organizaciones sociales. Me pregunto si la ciudadanía y las organizaciones sociales quieren dialogar con los partidos, considerando la desconfianza que existe.

– Por cierto, existe desconfianza en los partidos y que estos sean capaces de llevar adelante un proyecto transformador. Nuestro rol es buscar esa vinculación. Ahora, yo no creo que las organizaciones no quieran hablar con los partidos. A través de la bancada nosotros recibimos a muchas organizaciones sociales que quieren plantear temas. Hay una conversación permanente, pero, ¿Por qué no de los partidos? Bueno, tenemos que trabajar esa vinculación y confianza.

– Hay quienes dicen que su nombre es una ventaja para la lista, por su parentesco con el ex Presidente, Salvador Allende, y por ello, su nombre genera simpatía transversal en el partido.

– Eso es como minimizarme. Perdóname que te lo diga, es casi machista.

– Por eso se lo pregunto.

– No me parece._Por lo demás, la senadora Isabel Allende, va en la lista con Elizalde, y me parece bien. Mi familia es profundamente democrática y cada uno tiene sus convicciones. No creo que lo mío sea una ventaja.

– Uno de los temas que tendrá que definir la próxima directiva, será con quién trabajar en las próximas elecciones.

– Tenemos un gobierno de derecha que ha presentado distintos proyectos de ley, que no favorecen a los derechos ciudadanos. La reforma tributaria beneficia a quienes tienen más recursos. El proyecto de reforma a la salud, favorece a las Isapres, cuando debería favorecer al sistema público de salud. Vamos a ver qué pasa con flexibilidad laboral. Entonces, cuando hablamos de un proyecto transformador y de derechos ciudadanos tenemos que ser capaces de convocar a todas las fuerzas a la oposición que quieran enfrentar estos retrocesos.

– ¿Por qué es tan difícil ponerse de acuerdo, entonces? ¿Intereses mezquinos?

– No creo que existe mezquindad. A mí me gusta hablar del PS, no de los otros partidos, pero sí creo que hay algunos partidos que están buscando su propia identidad. No obstante, hay un punto en que tienen que tomar definiciones, si siguen buscando su identidad o generamos un trabajo colectivo respecto a un proyecto transformador. Creo, además, que cuesta ponerse de acuerdo por hay que generar confianzas y eso tiene que ver en cómo se debaten los temas.

– El PS también va a tener que tomar una postura de cara a la presidencial y existe un antecedente triste el partido, en la última definición, cuando no se quiso apoyar a un candidato de sus filas.

– Fui de las que quería primarias. Y creo que eso es una enseñanza. Y bienvenidos sean si tenemos muchos candidatos y candidatas dentro del partido.

Etiquetas