Política

Francisco Estévez: “Falta voluntad política y honrar un compromiso del Gobierno Regional”

Representante de la sala metropolitana estuvo en Concepción apoyando la idea de un museo que familiares y víctimas de la dictadura buscan replicar en la zona, pero que ha encontrado trabas de la actual administración.

Por: Ángel Rogel | 10 de Octubre 2018
Fotografía: Gentileza Municipalidad de Concepción

Hace tiempo que da vueltas la idea de un Museo de Memoria en Concepción. En la anterior administración regional hubo avances, como la definición del lugar donde se emplazará (el Parque Bicentenario) y el RS de la Seremi de Desarrollo Social al proyecto de factibilidad que apuntaba a una inversión de $3 mil 027 millones.

Incluso, existe material que está siendo recibido, por ahora, en el Museo de Historia Natural. A lo anterior, se agregó el compromiso de la Seremi de Cultura y la municipalidad de Concepción. Pero con la asunción del actual gobierno todo ha caminado más lento.

Representantes de la Corporación Museo de la Memoria de Concepción se han reunido con el intendente Jorge Ulloa; con el seremi de Obras Públicas, Daniel Escobar; y representantes de la dirección de Arquitectura; y, aseguran, sólo han encontrado con argumentos dilatorios.

Ayer, en compañía de agrupaciones de Derechos Humanos; del alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz; y el director del Museo de Memoria y los Derechos Humanos de Santiago, Francisco Estévez, dieron a conocer una carta firmada por 250 representantes del mundo de la cultura, académicos y dirigentes sociales que adhieren al proyecto. La misiva, dijeron, será entregada a la autoridad regional.

Diario Concepción conversó con Francisco Estévez, quien habló del “éxito” del Museo de la Memoria en la capital y explicó por qué es importante la concreción una instancia similar en Concepción.

“Las regiones deben tener su propia expresión en este campo, es decir, tener sus propios museos. Esto ocurre en países de Europa y algunos lugares de Estados Unidos. Acá en Chile, Concepción requiere un museo por la historia que tiene. Y aquí existe una iniciativa, pero no se ha concretado porque, advertimos, falta de voluntad política y honrar un compromiso del Gobierno Regional (Gore)”, inició Estévez.

Dijo que la concreción de un museo de estas características debe obedecer a una “política pública” y no a un determinado gobierno. “La memoria es como la educación o la salud. La pregunta que hay que hacer es… ¿Cuánto está invirtiendo el Gore en la política pública de memoria?”, sostuvo.

– ¿Y tiene respuesta a esa interrogante?

– No. Tiene que darla el Gore. La principal iniciativa, no la única, en esta dirección es la creación del museo en el Parque Bicentenario.

– ¿Dónde cree que se ve reflejada la falta de voluntad del Gore, porque han argumentado sus razones para no avanzar en la iniciativa?

– O sea, ¿Cuántos recursos tiene considerado esta administración para el Museo de la Memoria en su presupuesto del próximo año? Por lo que se sabe nada (…). Aquí hay un compromiso y se puede definir un presupuesto, destinando recursos el 2019, el 2020, el 2021, etc., porque hay avances, hay un proyecto y un lugar donde se emplazaría. Cuando hay una política pública, también hay un plan y nada de eso existe.

– ¿Cuál es la importancia de un museo como el que se pretende?

– Toma en cuenta que en esta zona ocurrieron masivas violaciones a los derechos humanos. Se calcula que hubo 5 mil prisioneros políticos y 250 personas, entre desaparecidas y ejecutadas. Es decir, en esta región la represión fue muy fuerte. Concepción merece que se retrate, con respeto, su memoria y lo que hay es mínimo.

– ¿Cómo ha funcionado esta idea en Santiago?

– El Museo de la Memoria tiene un rol fundamental en la educación de las nuevas generaciones. Es un tema que nos preocupa, porque los colegios, liceos, los estudiantes, tienen que saber lo que pasó. En Santiago, estábamos recibiendo, 150 mil personas al año y después del incidente con el ex ministro (Mauricio) Rojas, eso aumentó, hemos tenido el doble de las visitas. La gente se movilizó para defenderlo y visitarlo, pero un tercio de quienes visitan el museo son estudiantes que llegan con sus profesores.

Mireya García: “Una democracia debe tener memoria”

De la actividad, también participó Mireya García, otrora dirigenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (Afdd) de Santiago. En la oportunidad, comentó:

“Las violaciones a los derechos humanos fueron antes, van estar en el futuro y va cruzar a la sociedad. La sociedad chilena se destruyó con el golpe de Estado, la violación a los derechos humanos y la ocultación de todos los derechos que vivimos durante 17 años. Esto no termina y vendrán nuevas generaciones si no logramos construir este museo. Pero lo que no puede permitir una sociedad democrática es no tener memoria, eso es inaceptable”.

Etiquetas