Política

Región del Bío Bío se alista para nueva batalla por el presupuesto

Por: Ángel Rogel | 07 de Octubre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Mientras el Core analizará el tema en la comisión de Gobierno el lunes, algunos gremios como Irade pidieron a las autoridades poder revertir la situación que golpe el “corazón de la descentralización”.

Fue el tema de la semana y nadie quedó indiferente. Autoridades regionales, consejeros (cores), gremios y parlamentarios, todos, han entregado su opinión, y por cierto, no positiva del presupuesto que tendrá Bío Bío el próximo año.

Al final, según el proyecto de ley ingresado a la Cámara a comienzos de esta semana que ya termina, el Bío Bío contará con $76 mil 490 millones, de los cuales $5 mil 617 millones  corresponden a gastos operacionales (incluidos los recursos para la instalación de la nuevas divisiones del Gobierno Regional, según comentó el intendente, Jorge Ulloa).

Es decir, de los $141 mil millones solicitados por el Gobierno Regional (Gore) en su reunión de a mediados de año con la Dirección de Presupuesto (Dipres) y la subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), se asignaron solo $70 mil 873 millones para ejecución.

El tema generó molestia entre sectores de oposición y preocupación entre algunos actores del oficialismo, como diputada Francesca Muñoz (RN), quien comentó que más allá de los colores políticos, se sumará a las gestiones que lleven adelante para poder incrementar el monto.

“Era bien sabida la situación que tendríamos que enfrentar por Ñuble. De todas formas, lamento que haya sido tanto (recorte), porque en algún momento éramos la región que contaba con más recursos. Yo creo que los parlamentarios nos vamos a organizar y vamos a trabajar unidos, para buscar alguna fórmula para aumentar los recursos. No hemos conversado, pero he leído en la prensa que algunos parlamentarios están llamando a la unidad y yo no tengo ningún problema en ser parte de esa unidad”, sostuvo la parlamentaria oficialista.

En el Core

El tema ha generado una serie de citas y reuniones, como la que sostuvieron el jueves en la mañana, los cores opositores con el intendente y los diputados socialistas de la Región con un grupo de representante del Consejo Regional (Core).

“Yo me alegro por el presupuesto que recibirá Ñuble, pero la carencia va a quedar en la Región del Bío Bío, porque esto significa que se va a parar la inversión pública, y eso es grave desde el punto de vista del desarrollo económico de una región. Entonces, pensando en las cifras de desempleo, vamos a caer en un estancamiento que es fatal”, comentó Tania Concha, core del PC.

“Lo importante es colocar la bandera de la Región del Bío Bío, no de un partido o un sector. El intendente es un empleado del Gobierno y nosotros somos electos por la gente. Tenemos que representar el sentir de la gente, porque nos están frenando todos los proyectos. Yo hago un llamado a la unidad, a los colegas de la derecha e izquierda”,  agregó el representante del PPD en la instancia, Leocán Portus.

El Core, de hecho, se reunirá este lunes a analizar el tema, particularmente, en la comisión de Gobierno.

Dependientes de Santiago

El tema, preocupa, incluso, desde las entidades gremiales. Así, por ejemplo, a través de una declaración pública Irade comentó “Si bien aún es necesario aclarar los aspectos más técnicos de los componentes del presupuesto, por ahora lo que está claro es que somos la única región que recibió menos recursos respecto del año anterior”.

La entidad, agrega en el escrito que “efectivamente, podíamos esperar una merma producto de la creación de la Región de Ñuble, pero la cifra de $71 mil millones es desproporcionada para una región como la nuestra, quedando a un nivel similar a otras regiones con menor número de habitantes. Esta propuesta golpea directamente al corazón de la descentralización, porque reduce el único presupuesto que se define en la Región, dejándonos más dependientes de decisiones tomadas por los Ministerios en Santiago”.

En Irade dicen que esperan ver a los líderes políticos de la Región  en “una cruzada”, puesto que la cifra conocida no solo significa una merma de recurso, sino además “menos influencia de los cores,  menos proyectos para los municipios,  menos decisión local, y en definitiva, menos descentralización”.

“Nos sumamos a los llamados de unidad de los parlamentarios y esperamos que en las instancias que vienen todas nuestras autoridades puedan hacer sus mejores esfuerzos para revertir los hechos”, cierra el comunicado.

La gerente general de Irade, Carolina Parada, agregó: “Si bien el Intendente es el representante del Presidente en la Región, también esperamos que nuestras autoridades locales nos representen ante el Ejecutivo nacional. Cuando tengamos la figura del gobernador regional, esa responsabilidad  recaerá en ese cargo, pero mientras tanto esperamos que tanto los parlamentarios, a quienes les entregamos un mandato, como  los representantes del Poder Ejecutivo, sean canalizadores de los anhelos regionales.

Presupuesto desfasado

“Chile sigue siendo un país muy centralizado. Estamos viviendo un proceso de transición, pero aún falta mucho. Uno de los aspectos que aun falta desarrollar es dotar de mayor autonomía financiera a las regiones y eso pasa entre otras cosas por la aprobación de una Ley de Rentas Regionales”, comentó el ex presidente del Core, Hugo Cautivo (PS).

Consultado al respecto, recordó que el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (Fndr) “es una construcción nacional y debiera distribuirse equitativamente. Todas las regiones debieran haber contribuido a las prioridades, como por ejemplo, el incremento de presupuesto de regiones como la de Ñuble, La Araucanía o la Metropolitana, pero parece que algunos terminamos contribuyendo más que otros”.

Explicó que el presupuesto se arma partiendo de una propuesta del Ejecutivo que es analizada por el Core, que debe contemplar en lo grueso, el arrastre (proyectos en ejecución), que en los últimos años alcanzaba el 70%; una proyección de los compromisos; provisión para eventuales nuevos convenios de programación con ministerios y un porcentaje para proyectos nuevos, que considerando las cifras de arrastra bordeaba el 20%.

“En general hay que pensar que uno ejecuta un presupuesto desfasado. No es como uno administra su casa, que vive con la plata del mes. Hay que considerar el ciclo de trámite administrativo de un proyecto, desde que se aprueba en el Core hasta que se firma el convenio, y su ejecución puede empezar, en promedio, 10 o 11 meses después. Obviamente, si el Ejecutivo tiene prioridades puede hacerlo en menos, pero la regla general es otra. En promedio lo que el Core aprueba en un año se ejecuta al año siguiente. Por lo que los recursos para proyectos nuevos tampoco deben ser demasiado elevados”, explicó el ex presidente de la instancia.

Nueva etapa

Cautivo dijo que, en base a su experiencia, “el Ejecutivo administra y centraliza la información. No es fácil manejar los datos del sobrecalentamiento financiero del Gore y la real disposición o priorización final de los recursos para el Core”.

Según el socialista “la nueva etapa” que significará la elección directa de los gobernadores regionales,  que además presidirán el Core, abre la oportunidad de introducir un sistema de gestión diferente.

“Al final de nuestro mandato aprobamos una declaración de compromiso con un Gobierno Regional abierto que se construya sobre tres pilares básicos: participación, transparencia y colaboración. Ojalá podamos ver su concreción en los próximos años”, finalizó.

Las cifras que no acompañan al Bío Bío

A pesar de que se analizan alternativas en cada recoveco de los documentos relacionados al presupuesto para buscar el lado bueno, no se puede, la Región del Bío Bío sale para atrás con el guarismo para el próximo año.

De acuerdo a las cifras entregadas por el Ejecutivo, para el próximo año, las tres provincias que componen el  Bío Bío será de $76 mil 490 millones 837, de los cuales, $5 mil 617 millones 681, correspondientes al 7,34%, serán destinados a gastos de funcionamientos. Mientras que $70 mil 873 milllones 156 se utilizarán para nuevas inversiones.

Andrés Oreña P.

Pero de estos dineros, el 48,99%, que son cerca de $34 mil 719 millones, ya se encuentran destinados a compromisos y arrastres que vienen de gestiones anteriores, por lo que el Consejo Regional (Core) tendrá poco más de $35 mil 834 millones para nuevos proyectos.

Al hacer la comparación respecto al presupuesto vigente, uno encuentra sorpresas. Por ejemplo, en situación de arrastre y compromisos, habían destinados $53 mil 387 millones, un 34,97% menos de lo que proyecta la autoridad para el próximo año. Mientras que para inversión, este año hubo $58 mil 609 millones 533 disponibles, es decir, cerca de un 39% más que lo proyectado para 2019.

Ahora, si analizamos las cifras por región, el Bío Bío también sale para atrás.

Esto porque a nivel nacional, si lo comparamos al año pasado (aunque incluyendo Ñuble), Bío Bío es la única región que disminuye su presupuesto, todas las demás regiones lo aumentan.

Con mayores alzas se encuentran Arica y Parinacota con 40,85% (pasa de $25 mil 836 millones a $36 mil 389 millones) y Magallanes, con 33,58% (pasa de $45 mil 350 millones a $60 mil 578 millones). Ambas tienen en común que corresponden a zonas extremas.

Mientras, las regiones que tendrán una inyección menor de recursos se encuentra Maule con $81 mil 445 millones 361 y Atacama con $66 mil 274 millones 889, lo que representa un 8,9% y un 10,94%, respectivamente.

Dentro de la molestia regional, se habló de un alza desmesurada del presupuesto para la Región Metropolitana, que habría alcanzado los $204 mil millones. No obstante, de acuerdo a la información publicada en la página web de la Cámara de Diputados, el monto asignado para la capital alcanza los $125 mil 667 millones. Un 15,7% más que en 2018, cuando recibió $108 mil 545 millones, cifra similar a la de La Araucanía.

Este año, el territorio que dirige Luis Mayol (RN) tiene $108 mil 262 millones, el 2019 tendrá $121.145 millones, lo que refleja un alza de solo un 11%.

Las cifras anteriores no dejan bien parado el erario que tendrá la Región del Bío Bío el próximo año, que pasa de años de bonanza, en donde sólo tuvo alzas y llegó a ser la región con más recursos, a ser una más dentro del país.

Etiquetas