Política

Consejo para la Transparencia sesionó por primera vez en Concepción

Por: Marcelo Castro | 06 de Abril 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

La entidad eligió al Bío Bío para realizar una sesión del organismo, en donde analizó escritos relacionados a peticiones en contra de entidades de la Región, las que fueron falladas a favor de los solicitantes.

Por primera vez en sus 10 años de historia, el Consejo Para la Transparencia realizó una sesión fuera de Santiago, y el recinto escogido fue el auditorio de la escuela de Derecho de la Universidad de Concepción. Hasta el lugar llegaron los cuatro consejeros y dos directivos del organismo para dar a conocer a la comunidad penquista la forma en que trabajan.

De acuerdo al presidente del Consejo Para la Transparencia, Marcelo Drago, “esto es algo histórico, la ciudad de Concepción es un punto de referencia a nivel nacional, nosotros tenemos una responsabilidad con el país completo, por lo que no podemos quedarnos encerrados en Santiago”.

Más temprano, eso sí, los cuatro consejeros, en donde se incluyen a los abogados Francisco Leturia y Jorge Jaraquemada, además de la cientista política y ex miembro de la Fundación Chile 21, de Ricardo Lagos, Gloria de la Fuente, sostuvieron un encuentro con el intendente Jorge Ulloa, que se extendió por cerca de 30 minutos. Cabe consignar que la Intendencia del Bío Bío alcanza el segundo lugar a nivel regional con un cumplimiento del 96,79%, un índice que Ulloa busca  mantener.

También sostuvieron un encuentro protocolar, que se extendió por 15 minutos, con el vicerrector de la Universidad de Concepción, Bernabé Rivas.

Casos analizados

Durante la sesión, que se extendió por dos horas, los consejeros analizaron cuatro casos relacionados con la Región del Bío Bío.

El primero se refería a una petición realizada a la Subtel, en donde se pedía el detalle de una encuesta de satisfacción de usuarios realizada durante el primer semestre del año 2017 por la empresa Cadem. Este requerimiento fue presentado el año pasado y fue rechazado, puesto que desde el 11 de marzo, toda la documentación del pasado gobierno es pública.

El otro caso, se trata de la petición realizada a la Municipalidad de Santa Juana, a quienes les solicitaron la información de los profesores contratados entre 2012 y 2017. El Consejo acogió la reclamación y le otorgó un plazo de 15 días para entregar lo solicitado.

En tanto, a la Municipalidad de Coronel le pidieron los detalles de la información recopilada por el Cesfam Carlos Pinto, que le permitió su acreditación. Esta petición también fue acogida y se dio un plazo de 15 días para entregar la información

Solicitudes de Condeza

Unas de las solicitudes que llamaron la atención de los presentes fueron las tres reclamaciones realizadas por el ingeniero comercial Jorge CondezaNeuber a Desarrolla Bío Bío, Gobierno Regional del Bío Bío y la Corfo, todas relacionadas al viaje realizado en septiembre a China, en el marco de la “Bío Bío Week”.

Al primer organismo, se le solicitó información de las personas que participaron, facturas de los pasajes aéreos y los viáticos que se pagaron. Desde Desarrolla Bío Bío se negaron a la petición, argumentando que la Ley de Transparencia no les puede ser aplicada.

Ante esto, la consejera Gloria de la Fuente, manifestó que “hay jurisprudencia sobre el primer caso y la alegación del órgano no corresponde, me llama la atención este argumento”. Mientras que el consejero Jorge Jaraquemada utilizó el dicho popular “me dice que no es León, pero tiene cuerpo, patas y cabeza de León”. Se decidió que en un plazo de 15 días se debe remitir la información.

Mismo plazo tendrán el Gobierno Regional del Bío Bío para entregar la información sobre asistentes y gastos incurridos en el viaje, mientras que el propio Consejo Para la Transparencia remitirá la información entregada por la  Corfo sobre los nombres de las autoridades que participaron en la expedición comercial.

Tras conocer la resolución, Jorge Condeza manifestó que “resulta chocante que existan autoridades que aún nieguen la información solo para molestar o bien para ocultar información que saben que al final deberán entregar”.

Etiquetas