Política

La división de Nueva Democracia que tensiona al Frente Amplio

Por: Javier Cisterna | 14 de Enero 2018
Fotografía: Agencia UNO

Migrar a Revolución Democrática o converger con el autonomismo son las opciones que barajan militantes de ND y otras colectividades de la coalición.

El cálculo tras el 19 de noviembre no fue alegre para todos al interior del Frente Amplio.

Los 21 parlamentarios que alcanzó el joven conglomerado en el test legislativo terminaron por ordenar un esquema de fuerzas que, como bien es sabido, lidera Revolución Democrática (RD) seguida del Movimiento Autonomista.

Más atrás quedaron luego de los comicios el Partido Humanista, Poder, Izquierda Libertaria, Izquierda Autónoma, los Liberales y Ecologistas, quienes también celebraron una inédita irrupción en la Cámara Baja.

En la antípoda del éxtasis electoral figuró Nueva Democracia (ND), cuadro que comparte domicilio político con la Unión Nacional Estudiantil (UNE) y adquirió notoriedad el año pasado tras respaldar la precandidatura de Alberto Mayol.

Ni Cristián Cuevas, histórico líder sindical, ni Carla Amtmann, activista, lograron imponerse en la carrera por las diputaciones de Concepción y Valdivia, frustrando las mayores esperanzas de un colectivo que desde sus inicios apostó por situarse en la izquierda de la coalición.

Tal como se preveía, la derrota en las urnas caló hondo y no solo por el declive en el conteo de votos, aspecto en el cual militantes de ND reconocen deficiencias en la negociación de listas y destinación de recursos para la disputa en distritos clave. La principal aprensión interna es ser relegados a los márgenes del Frente Amplio, lejos de la toma de decisiones y con nula capacidad de incidencia.

En esa línea, la propia viabilidad de la tienda quedó en entredicho, al punto de que en las últimas semanas tomó fuerza entre sus adherentes la idea de “superar” Nueva Democracia. ¿Cómo? Optando por la inscripción en Revolución Democrática de buena parte de sus bases o buscando la creación de un referente distinto, interpelando directamente a otros movimientos.

Todas las opciones serán discutidas este fin de semana en un Congreso Nacional en Santiago.

De Nueva Democracia a RD

Una de las tesis que se empujan al interior de ND, y que postulan aquellos que apuestan por la migración a Revolución Democrática, sostiene que la consolidación del Frente Amplio pasa por aceptar que el ciclo del colectivo se extinguió, según se señala en un documento de síntesis.

Luego de ello, recalcan, resta la mudanza al partido que lidera Giorgio Jackson, en su condición máxima orgánica frenteamplista. Misma característica que despierta escozor entre quienes creen en el contrapeso desde la izquierda.

“Entendemos que hoy Revolución Democrática es el espacio de conducción del Frente Amplio (…). Nueva Democracia, en función de los magros resultados, no tiene una proyección política real dentro del Frente Amplio. Mi visión es que Nueva Democracia murió el 19 de noviembre”, estimó Mario Tapia, vocero Confech del Bío Bío y presidente de la Feutfsm, quien ya confirmó su migración.

En la Unión Nacional Estudiantil (UNE) comparten el diagnóstico, y de hecho aguardan por una inscripción masiva en Revolución Democrática tras el domingo.

A partir de los cálculos que adherentes han entregado, se adelanta un traslado prácticamente total desde, por ejemplo, la militancia en la Región Metropolitana. En el Bío Bío la situación tiene matices, principalmente producto del liderazgo de Cristián Cuevas en la zona.

Ivalú Millar, integrante de la mesa nacional de la UNE, recalcó que la marcha a Revolución Democrática busca “aprender de ellos y a su vez entregarle nuestro conocimiento”.

“La gente cree que nosotros estamos quebrando la organización, pero nuestra idea es generar debate”, recalcó la dirigente, agregando que esperan levantar un diálogo fraterno, pero en base a determinaciones inamovibles.

¿Converger a la izquierda?

En la antípoda de la llegada a Revolución Democrática está la idea de quienes dentro de ND se inclinan por generar acercamientos con sectores como el Movimiento Autonomista, que califican más a la izquierda del Frente Amplio y menos “socialdemócratas”. A ese respecto, Sebastián Farfán, militante de la Región de Valparaíso, indicó que “es necesario pensar en una convergencia que permita simplificar el espacio del Frente, dar una disputa ideológica dentro del mismo y asegurar su ritmo antineoliberal”.

En el Bío Bío, Cristián Cuevas, vocero nacional de Nueva Democracia, es de los que confía en mantener el proyecto del colectivo. En ese sentido cuestionó “la inmediatez y el oportunismo que a veces aflora. Esto no es solo una sumatoria con la calculadora electoral, es un proyecto a largo plazo”.

RD y el autonomismo observan

Con atención miran Revolución Democrática y los autonomistas, los dos convocados por las tesis de Nueva Democracia, lo que sucede en dicha colectividad y otras dentro del Frente Amplio.

Pamela Fierro, directiva nacional de RD, comentó que en el partido reciben “a todos los militantes de buena forma. Si hay quienes desean migrar, las puertas de esta casa están abiertas”.

Constanza Schönhaut en tanto, secretaria general del autonomismo, sentenció que “la confluencia siempre va a ser parte de los procesos y el Frente Amplio se encuentra en un gran debate”.

¿Qué sucede con las demás fuerzas? Todas en reflexión, mientras que la fusión entre el Partido Poder, los libertarios e Izquierda Autónoma sería un hecho.

Etiquetas