Política

Piñera triunfador en el año de irrupción del Frente Amplio

Por: Diario Concepción | 31 de Diciembre 2017
Fotografía: Agencia UNO

La derrota de La Nueva Mayoría, los cambios en el Congreso y el Consejo Regional, los avances en descentralización, la creación de la Región de Ñuble y las visitas presidenciales fueron parte de la agenda de los últimos 365 días.

Por: Ángel Rogel / Marcelo Castro  

En un año marcado por la elección presidencial, es un hecho que el triunfo del presidente electo, Sebastián Piñera, está entre los hechos más importantes del 2017. Y, junto con ello, la “dolorosa” derrota de La Nueva Mayoría (lo que se traduce en el fin de la coalición, como muchos representantes del oficialismo ya lo han manifestado) y la irrupción del Frente Amplio, que contra todos los pronósticos, alcanzó un importante votación en la primera vuelta (20,3% del total), el pasado 19 de noviembre.

Pero para llegar a los resultados finales del 17 de diciembre, donde Piñera se distanció en  600 mil votos del candidato del oficialismo, el senador Alejandro Guillier, debió correr mucha agua bajo el puente. De principio la elección de los candidatos y, en este punto, solo Chile Vamos y el Frente Amplio coincidieron en el mecanismo: primarias.

 Los primeros comicios

El domingo 2 de julio, las elecciones primarias, se transformaron en los primeros comicios del año. Entonces, Sebastián Piñera se impuso a las otras dos cartas del sector, el diputado (y senador electo) de Evópoli, Felipe Kast, y el senador (ex RN), Manuel José Ossandón.

La electores de centro derecha que concurrieron a las urnas superaron el millón 300 mil, superando todas las expectativas del bloque.

En la otra vereda, la periodista Beatriz Sánchez se adjudicó, sin espacio a dudas (llegó al 70% de la votación), al sociólogo, Alberto Mayol. Claro, a diferencia de Chile Vamos, en la definición del naciente conglomerado solo votaron 322 mil).

La definición en La Nueva Mayoría fue otra historia. Los impulsores de las primarias, desecharon el mecanismo, luego que el PS desestimará la opción presidencial del ex jefe de Estado, Ricardo Lagos, en una polémica decisión. Los socialistas se sumaban así al apoyo que otros partidos, el PR, el MAS, el PC y el PPD, habían entregado a Guillier.

El último, mantuvo su independencia, por lo que debió recurrir a la recolección de firmas para poder inscribir su candidatura. Mientras la DC decidía levantar su propia carta presidencial, la senadora de Magallanes, Carolina Goic.

Así las cosas, la primera vuelta presidencial enfrentó a ocho candidatos. Además de los mencionados, estuvieron en la papeleta, el ex diputado de la UDI, José Antonio Kast (quien también debió recolectar firmas); el tres veces candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami; el representante de Unión Patriótica, Eduardo Artés; y el senador de la Región del Bío Bío, Alejandro Navarro (tras renunciar al MAS debió fundar PAIS para que su candidatura tuviera respaldo).

Piñera y Guillier, finalmente, se enfrentaron en segunda vuelta, imponiéndose el primero de manera categórica.

Etiquetas