Política

Retraso en licitación genera pugna entre Sename y MOP

Por: Diario Concepción | 29 de Noviembre 2017
Fotografía: Carolina Echagüe M.

En la instancia, se planteó una diferencia de $400 millones en el proyecto, que aún no es licitado, tras cinco años de aprobarse los recursos. Cores criticaron al seremi de Justicia Jorge Cáceres, por no presentarse a la sesión.

Por: Carolina Abello R./ Marcelo Castro B.

En una áspera sesión, que se extendió por dos horas, la directora regional de Sename, Rina Oñate, y el director  regional de Arquitectura del MOP, Julián Corbett, concurrieron a la  Comisión de Fiscalización del  Consejo Regional para dar explicaciones sobre los reiterados retrasos en la construcción del centro de protección de menores Nuevo Amanecer.

Y es que el Core entregó 2 mil 20 millones en 2012 para su construcción. Pero en 2014, Guixé y Arquitectos, la consultora que se adjudicó la evaluación de la obra, concluyó que se necesitaban casi 4 mil millones para llevarlo a cabo.

Recién en agosto de 2016 Sename informó que aportarían los recursos que faltaban. Sin embargo, contactada por Diario Concepción en agosto pasado, la consultora reveló que en junio pasado les solicitaron un nuevo informe que actualizara los costos a 2017 y que incluyera la normativa de acceso universal a recintos públicos.

Ante el retraso, la comisión de Fiscalización citó a los tres estamentos, para ser escuchados por los consejeros Dimitri Riquelme (PS), quien la preside; Hugo Cautivo (PS), Luis Santibáñez (UDI), Flor Weisse (UDI), Tania Concha (PC), Edmundo Salas (DC), Cristian Fuentes (PRI), Javier Ávila (RN), Patricio Badilla (RN) y Alicia Yáñez  (PPD).

Sin embargo, no llegó a la cita el seremi de Justicia, Jorge Cáceres, de viaje en Santiago, lo que fue duramente criticado por los consejeros regionales.

Tras escuchar todas las dudas de los consejeros -y retirarse antes de que finalizara la sesión-, Corbett aseguró que la obra está ad portas de ser licitada, lo que  debería concretarse a fines de diciembre. “Lo que expliqué a los consejeros es que paralelamente estamos haciendo un contrato de actualización de las normas de accesibilidad universal, para que el proyecto esté en plena conformidad con todas las normas vigentes”.

Uno de los problemas planteados por los consejeros fue que sólo se cuenta con los dineros aprobados por los consejeros en 2012, que ascienden a 2 mil 20 millones, pero el resto de los recursos no están aprobados en el presupuesto de Sename, por lo que sería imposible que se concretara la licitación. Sólo existe un oficio de la directora nacional de Sename, Solange Huerta, enviado en junio de 2017 al intendente Rodrigo Díaz, donde compromete recursos por $1.785 millones.

Pero, estos dineros no existen en ninguna parte, ya que no están comprometidos en el presupuesto 2018 del servicio. Más aún, cuando Corbett  afirmó que el total de recursos necesarios para construir este centro es de $4.200 millones de pesos.

Sin embargo, Corbett aseguró que se hará de todas formas, aunque cuenten con el 40% de los recursos, “porque dentro del flujo de caja del proyecto ni siquiera se va a  generar un gasto dentro del presupuesto 2017, y 2018, si nos va bien, tendremos un inicio de contrato a mediados del próximo año, “por lo que es muy probable que el gasto efectivo sea de un 40%, entonces no es necesario tener la asignación completa de los recursos”.

Agregó que no temen que no se presenten interesados a la licitación al no tener todos los recursos, “porque no tiene lógica tener 4 mil millones en una caja para un proyecto que va a tener un gasto cero en este mismo año y en 2018 no será necesario tener todos los recursos, porque podría partir en junio o julio y recién ahí tendríamos estado de pago”.

En su exposición, Corbett aseguró que Sename decidió mejorar en un 40,2% los requerimientos en superficie del centro, lo que también aumentó los costos, lo que se decidió dentro del desarrollo de la consultoría entre 2014 y 2015.

Corbett dijo que la obra tendrá 14 meses de ejecución, por lo que estaría lista en septiembre de 2019.

Platas que no cuadran

Sin embargo, las incongruencias comenzaron cuando la directora regional de Sename, Rina Oñate, tomó la palabra y afirmó que el costo total del centro Nuevo Amanecer es de 3 mil 806 millones de pesos, lo que provocó la reacción inmediata de los consejeros Luis Santibáñez y  Alicia Yáñez, quienes se percataron de que hay una diferencia de 400 millones de pesos en las cifras entregadas por Corbett y Oñate, lo que no pudo ser aclarado ya que el primero se había retirado de la sesión.

Ante el cuestionamiento, Oñate aseguró que “no voy a poder dar respuesta con tan poco tiempo. La directora Huerta comprometió los recursos el 31 de octubre  y quedarán liberados en febrero de 2018. En esa fecha vamos a transferir”.

En ese instante, Oñate fue emplazada por ambos consejeros, además  de las consejeras Tania Concha y Flor Weisse, a precisar si había algún documento donde se aclarara que el Sename efectivamente contaba con los dineros comprometidos, a lo que la directora aseguró que no lo tenía consigo, pero que se comprometía a entregarlo a la Comisión antes del viernes de esta semana.

Sin embargo, Oñate hacía referencia a este oficio, fechado el 27 de junio de 2017, enviado por Solange Huerta a Rodrigo Díaz, donde deja cuenta que el proyecto del Nuevo Amanecer “presenta variaciones e incrementos de las superficies inicialmente estimadas”, por lo que es necesario suplementar en $1.785 millones.

Ese documento fue obtenido por Diario Concepción en agosto de este año, pero que Rina Oñate no llevó  a la comisión para que pudiera ser revisado por los consejeros, por lo que la sesión finalizó con el compromiso de enviarlo antes del viernes 1 de diciembre.

 Cores disconformes

Tras la sesión, la consejera Alicia Yáñez precisó que “a mí me llama la atención que han pasado cinco años desde que se aprobó el proyecto, que el mismo seremi de Justicia dijo que era prioritario para los niños. Creo que es demasiado tiempo para esto. Le dimos suma urgencia a la tramitación del proyecto. Después de 5 años, recién van a licitar, cuando las condiciones en las que están los niños son precarias. Además, hablamos de cinco años ni siquiera para poner la primera piedra, sino que de cinco años de diseño. Ojalá esté la certeza de que en diciembre se va a licitar, porque esto depende de la programación que tenga el Sename y por eso estamos preocupados. También hay una diferencia de recursos que no es menor. Encontré débil la explicación de Rina Oñate, porque cuando Corbett expuso, ella debió haber corregido las cifras de inmediato, y tampoco hay un documento que comprometa los recursos”.

La consejera Tania Concha  precisó que “queda claro que las cosas no están bien. En el aparato del Estado hay lentitud respecto a los procesos administrativos. Creo que hay que mejorar esto. No puede ser que no nos cuadren las cifras de este centro, lo que significa que no hay una interlocución entre ambos entes, y  esto es grave, porque necesitamos ser proactivos”.

Luis Santibáñez explicó que “claramente hay dos verdades en este caso: la del MOP y la del Sename, ya que tienen una diferencia en los montos, y cuando hay diferencias en los montos por parte del gobierno uno tiene que preocuparse”.

Agregó que por fin, tras cinco años, se tiene claridad en las fechas de los procesos licitatorios, las que espera que se cumplan.

“A través del rigor de los medios de comunicación y del trabajo del Consejo Regional, en tres meses se consiguió lo que no se había hecho en cinco años. Vamos a fiscalizar que estos plazos se cumplan. No queremos ver un nuevo gobierno sin que los niños tengan posibilidad de contar con recintos de calidad”.

Sin embargo, lo más preocupante para Santibáñez, es que con la mitad de los recursos, Contraloría no  podría tomar razón de la licitación del Nuevo Amanecer.

“Si a usted le piden presentarse como postulante a un proyecto de Obras Civiles, y le dicen que está disponible el 40% de los recursos, y que el 60% forma parte de una apuesta y de un compromiso verbal por parte del gobierno, ¿usted  lo haría? Yo creo que no, por lo que creo que falta que se clarifique, con un oficio taxativo y claro, cuándo  van a estar disponibles los recursos  de Sename, para que se pueda licitar. Ellos dicen diciembre, les quedan algunas semanas para cumplir esa obligación. Yo creo que Contraloría no va a dejar pasar una licitación donde el certificado de disponibilidad presupuestaria por la totalidad de los recursos no existe”.

Tras la instancia,  la directora regional Rina Oñate respondió las preguntas de Diario Concepción.

En los $3.900 millones que cuesta el proyecto, hasta el minuto ¿está incluida la norma de accesibilidad universal?

– Sí

Entonces el consultor miente, él dice que eso no está incluido en el presupuesto.

– No, yo no le podría….Yo no hablé con él, ustedes hablaron con él, convérselo bien con él, yo no he conversado con él. La relación del consultor es con Arquitectura, no el Sename.

En los documentos remitidos por el Sename, que incluyen este monto, tampoco está incluida la norma de accesibilidad, entonces, ¿Transparencia del Sename también miente?

– No se trata de mentir, si está en Transparencia nadie omite nada.

Etiquetas