Política

Dos "ultraliberales" a la caza de los populismos hispanoamericanos

El abogado chileno y la politóloga guatemalteca presentaron su libro en el que critican la postura y el discurso de los líderes de izquierda: desde los Castro a Chávez y Maduro, pero también a Dilma Rousseff, Cristina K. y Michelle Bachelet.

Por: Diario Concepción | 05 de Julio 2016
Fotografía: imagenPrincipal-4890.jpg

El abogado chileno y la politóloga guatemalteca presentaron su libro en el que critican la postura y el discurso de los líderes de izquierda: desde los Castro a Chávez y Maduro, pero también a Dilma Rousseff, Cristina K. y Michelle Bachelet.

 

Maximiliano Alarcón González
maximiliano.alarcon@diarioconcepcion.cl
 

Axel Kaiser ya tuvo su primer éxito de ventas con su libro ‘La tiranía de la igualdad’. Pese a que el texto que critica el rol del Estado dentro de la economía sigue en vitrinas, el autor ahora publicita otro trabajo. En la nueva obra es coautor, la mitad del libro pertenece a Gloria Álvarez, politóloga Guatemalteca que se hizo popular en su país con ayuda de las redes sociales, como la politóloga con look de supermodelo. Ambos de un corte "ultraliberal", estuvieron en la Universidad San Sebastián presentando ‘El engaño populista’, el nuevo trabajo que en su portada junta a líderes como Fidel Castro, Michelle Bachelet, Pablo Iglesias, entre otros.

La definición de populismo, según Kaiser, tiene un componente ideológico fuerte, pone como ejemplo el nazismo. En el libro sólo se tratan casos de líderes de izquierda, "no quiere decir que no hayan populismos de derecha", asegura Kaiser, quien especifica que esta clasificación que proponen tienen un rasgo común independiente del sector: "son antiliberalistas y defensores de la participación del Estado", señala. El actual Gobierno de la Nueva Mayoría es populista según Kaiser: "entró con un discurso refundacional de pasar la retroexcavadora a un sistema que había funcionado razonablemente bien, prometiendo beneficios que ahora incluso han admitido que no pueden cumplir. Es un populismo de izquierda que abrazó la igualdad como gran bandera de lucha y fracasó en esa promesa".

Esta tesis es global, señala Gloria Álvarez: "en las décadas del ‘60 a ‘80 éramos gobernados por dictaduras militares, por lo tanto, no tenían necesidad de utilizar el populismo para convencer a la gente, porque no había posibilidad de votar. Luego cambia el escenario al finalizar la década del ‘80, ya no habiendo dictaduras ni estando la Unión Soviética, la izquierda tiene que replantear su estrategia de llegar al poder, y lo hacen en el foro de Sao Paulo, delimitando la estrategia del socialismo del siglo XXI. Lo hacen con la lógica del ‘pueblo’ y ‘antipueblo’, con campañas políticas que llamaban a la confrontación de clases sociales. Las derechas empezaron a ver lo efectivo que era esto para ganar votos, por lo que también vemos esta estrategia fuera del foro de Sao Paulo, pero claramente quienes más organizados están son los de izquierda".

Pese a que en el libro van desde Bachelet hasta el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, los autores señalan que hay diferencias en los niveles, "hay una agenda y tiene pasos, están marcados en el foro de Sao Paulo", dice Álvarez. Parte de esta agenda de izquierda, según la politóloga es condenar la salida de Dilma Rousseff de la presidencia de Brasil o condenar las acusaciones contra Rafael Correa en Ecuador, señala.

Kaiser cree que pese a que hay tensiones dentro del Gobierno por el rol de la DC, señala que no ve un freno en los pasos que se plantea la izquierda en Chile.

– Y los populismos de derecha ¿Por qué no están en el libro?

– A.K: Porque no están en boga en hispanoamérica. Si lo hubiéramos escrito en otro momento podríamos haber incluido a otros personajes que hoy no juegan un rol relevante, como Fujimori o Menem. Hoy el caso de Donald Trump es un ejemplo de derecha populista, o Marine Le Pen en Francia. Se les dice que son de derecha por su componente nacionalista, pero la política económica en general de los populismos de derecha es muy parecida a la izquierda, son estatistas.

– ¿Y Mauricio Macri por ejemplo?

– G.A: No, creo que Macri ha hecho cosas muy atinadas como liberalizar el tipo de cambio y permitir a los argentinos traer dólares. No fue firme en cuanto a la entrada de Uber en Buenos Aires. Todavía creo que es temprano para decir hacia dónde camina el gobierno de Macri, pero sí creo que es injusto de los argentinos creer que es culpa de Macri que haya inflación, subida de precios y desempleo. Lo que hubo durante el kirchnerismo fue una fiesta y ahora se vive la resaca.

– Hablaron de la necesidad de llegar al poder tras las dictaduras, pero muchas de estas fueron de derecha.

– G.A: No es que la derecha lo necesite, sino que es lo más fácil. Si alguien de izquierda regala refrigeradores, llega el candidato de derecha y regala el doble. Lo que se necesita es que la gente aprenda cómo funciona el gobierno y sus autoridades.

– Axel, has sido crítico con Sebastián Piñera, pero ¿qué te parece su rival Manuel José Ossandón?

– A.K: Creo que Ossandón puede rayar en un populismo de derecha, por las cosas que él dice y por cómo él transmite sus ideas, las que dan prueba de que en materia económica no sigue la lectura más sensata y seria, por tanto creo que sí se podría pensar que se acerca, hay que ver hasta qué punto, a un populismo de derecha.

 

Etiquetas