Opinión

La llegada del populismo y la institucionalidad bajo amenaza

El complejo escenario al que hemos sometido a una cada vez más frágil democracia, no solo tiene que ver con el evidente deterioro del diálogo y la deliberación sino ha ido aún más lejos y ha comenzado a horadar las bases de nuestra Institucionalidad.

Por: Diario Concepción 20 de Noviembre 2020
Fotografía: Augusto Parra

Augusto Parra Ahumada
Presidente Fundación República en Marcha.

El evidente deterioro de la política ha llevado, por ejemplo, al buen “Mario Vargas Llosa”, quien suele interpretarnos a muchos, a partir de su coherencia, asertividad y compromiso democrático a sugerir, en su columna de el diario El País de la semana pasada, en la conmemoración de 30 años de presencia semanal en dicho medio, de impacto global, en que hace un repaso histórico de este espacio de reflexión, señala en relación a nuestro país: “En Chile, en el que cifré tantas esperanzas, todo parece haberse ido al diablo”.

Los partidos políticos y sus representantes sin asumir, que el deterioro de su credibilidad está asociado a un conjunto de malas prácticas, como el mal uso del poder, la corrupción, la falta de respeto a las leyes y la ineficiencia entre otros, creen que pueden recuperar un mayor grado de conexión con la ciudadanía abdicando de deliberar, de conducir y optando por subir el volumen al murmullo de la calle y silenciar las voces de la gobernabilidad y han devenido en una simple caja de resonancia, que ofrece respuestas fáciles a problemas complejos, abriendo paso al despertar del populismo.

El complejo escenario al que hemos sometido a una cada vez más frágil democracia, no solo tiene que ver con el evidente deterioro del diálogo y la deliberación sino ha ido aún más lejos y ha comenzado a horadar las bases de nuestra Institucionalidad.

Con posterioridad al plebiscito del 25 de Octubre, algunos sectores, intentan introducir nuevas reglas del juego ampliando el número de constituyentes o modificar el acuerdo del 15 de noviembre de 2019, que da comienzo al proceso constitucional, intentando modificar incluso el quórum de los 2/3, intentando vulnerar la lógica de la expresión de la voluntad de las mayorías, resguardando el derecho y la inclusión de las minorías, para intentar pasar aplanadora e imponer su propio pensamiento; cuando un segundo retiro de un 10% de las AFP, más allá que UD. Pueda o no estar de acuerdo, es a través de una reforma constitucional, vulnerando la exclusividad de la iniciativa legislativa en materia previsional, del Presidente, consagrada en la Constitución; cuando hay zonas del país o condiciones que nos transforman factualmente en un Estado fallido, dónde el Estado de Derecho se ausenta a manos de una violencia, crimen y terrorismo sin control; Cuando mecanismos de control constitucional y político como las Acusaciónes Constitucionales, son utilizadas sin fundamento jurídico y para obtener ventajas políticas. Asistimos a una ya casi permanente tensión y entredicho de la institucionalidad, que puede devenir en un deterioro de nuestro preciado capital institucional y que nos puede llevar por el derrotero de países vecinos y hermanos de América Latina que se han caracterizado por su inestabilidad política a manos de una fragilidad institucional indeseable para Chile y que podría comprometer el progreso y las posibilidades de alcanzar el desarrollo.

Son precisos una actitud vigilante en la ciudadanía y un profundo cambio a la Ley de Partidos Políticos que los devuelva a su ethos fundamental.

Etiquetas