Opinión

Eclipse en tiempos de pandemia

Que este año de pausas, marcado por la pandemia y el eclipse, nos sirva para reflexionar cuál puede ser nuestro aporte, de tal forma que cuando pase el virus, y vuelva a salir el Sol, estemos listos para trabajar por un mejor país para todos.

Por: Diario Concepción 02 de Julio 2020
Fotografía: Rodrigo Herrera

Rodrigo Herrera-Camus
Académico del Departamento de Astronomía UdeC

Tengo una invitación, que en realidad son tres. La situación nacional, lamentablemente, es muy dura, y la posibilidad de que todo mejore sigue escapándose en el horizonte. Muchos eventos han tenido que ser pospuestos o cancelados. Sin embargo, hay uno en particular que ocurrirá el 14 de diciembre que no se inquieta por lo que pasa bajo nuestra atmósfera. Me refiero al eclipse total de Sol que cubrirá gran parte de la Araucanía e Isla Mocha.

Dado que el eclipse ocurrirá sí o sí, independiente si está seminublado o Chile en cuarentena, es muy importante que nos preocupemos que nadie sufra daño ocular. Por este motivo, mi primera invitación es que participen de nuestra campaña “Planifica tu Eclipse” de Astronomía UdeC. En nuestra página web, www.planificatueclipse.cl, podrán encontrar consejos para ver el eclipse de forma segura. También hemos creado un mapa interactivo que indica las localidades donde el eclipse será total y su duración (por ejemplo, en Villarrica la oscuridad total durará 2 min 8 seg, casi el doble que en Temuco). Esta herramienta también resultará muy útil para aquellos que quieren ver el eclipse alejados de centros urbanos debido a la pandemia.

Mi segunda invitación es a aprovechar este eclipse en la Araucanía para aprender acerca de la rica cosmovisión mapuche, y en particular del “Lai Antü” o la muerte del Sol. El final del eclipse, marcado por el resurgimiento de “Antü” desde la oscuridad, marcará un renacer, el comienzo de un nuevo ciclo para la comunidad. Recomiendo el libro “Wenumapu. Astronomía y cosmología mapuche” de Pozo y Canio si quieren saber más.

Finalmente, mi tercera invitación es a la reflexión. Cuando el día se convierta en noche por unos minutos el 14 de diciembre, en esa pausa oscura, tendremos la oportunidad de redescubrir la importancia del Sol para la vida en la Tierra. Esta es una reflexión que podríamos hacer después de cada atardecer, pero cuando los eventos son parte de una rutina que equivocadamente pensamos siempre ha estado y siempre estará, difícilmente valoramos su importancia. De la misma manera que el eclipse, la pandemia del Covid-19 ha actuado como una pausa en nuestro país que ha desnudado la injusticia, segregación, y pobreza que por décadas han estado presentes, pero que ahora son más visibles que nunca. Que este año de pausas, marcado por la pandemia y el eclipse, nos sirva para reflexionar cuál puede ser nuestro aporte, de tal forma que cuando pase el virus, y vuelva a salir el Sol, estemos listos para trabajar por un mejor país para todos.

Etiquetas