Opinión

Larga tradición de taikonautas

Por: En el Tintero | 14 de Junio 2019

Liu Yang es una piloto y astronauta china, el 2012 se convirtió en la primera mujer china que viajó al espacio, 49 años después de que tuviera lugar el primer viaje de una mujer al espacio, la cosmonauta rusa Valentina Tereshkova.

El año 2003 China había ingresado como el tercer país en enviar humanos al espacio de manera independiente, después de la ex Unión Soviética y Estados Unidos. Así, Yang Liwei, el primer astronauta chino, o taikonauta, emitió su sobrio primer informe desde el espacio, “ la nave espacial está funcionando normalmente en su órbita”, mientras sus movimientos eran estrechamente supervisados por el control de la misión del Centro de Lanzamiento de Satélites de Jiuquan.

Sin embargo, hubo mucho antes otro taikonauta, no tan exitoso. En el siglo XVI, Wan Hu, eficiente y cuidadoso funcionario imperial de la dinastía Ming, tenía una cierta obsesión con el espacio exterior. Cuando presenciaba un festival de fuegos artificiales tuvo una epifanía; utilizar la propulsión de los cohetes para acercarse a las estrellas. Después de sesudos cálculos armó una tarima con una silla clavada en el centro y debajo 47 cohetes de igual tamaño, los más grandes que pudo encontrar.

Vestido con sus mejores galas, con 47 ayudantes para prender simultáneamente otros tantos cohetes, dio la orden de ignición. Los ayudantes se retiraron y hubo una gran explosión, al disiparse el humo se pudo comprobar que tanto la nave como Wan Hu habían desaparecido.

Con tanto innovador descabellado que suele andar por allí, este es un aporte de método que no vale la pena repetir.

PROCOPIO

Etiquetas