Opinión

La alimentación en el desarrollo y rendimiento de un deportista

Por: Diario Concepción | 10 de Junio 2019
Fotografía: Referencial

MBA Edison Hormazábal Díaz
Coordinador Área Nutrición y Deporte
Carrera Nutrición y Dietética Universidad del Desarrollo

La alimentación, el tipo, cantidad y calidad de nutrientes sumado al entrenamiento físico son los factores esenciales que facilitan el desarrollo de la capacidad aeróbica y masa muscular, también es uno de los factores esenciales que contribuyen alcanzar el máximo potencial genético individual, proceso clave en las distintas disciplinas deportivas, considerando esto, la sumatoria de estas características antropométricas, como el peso y la talla, % de masa muscular, % de masa grasa etc., están condicionadas en forma importante y significativa por la alimentación y todas estas variables contribuyen a la determinación del Somatotipo o biotipo deportivo el cual varía según las distintas disciplinas deportivas y es utilizado para estimar la forma corporal y su composición, principalmente en atletas de alto nivel. Por lo tanto, sin duda alguna la correcta periodización de timing nutricional más una adecuada planificación del entrenamiento son esencial para el rendimiento deportivo.

Todo deportista requiere una cantidad diferente de nutrientes que dependen de la intensidad y el tipo de ejercicio que realice, por tanto, cada plan alimentario debe estar acorde a lo que le exija su disciplina, el cual, podría ser cubierto sólo en casos especiales por suplementos nutricionales, sólo en aquellos casos que por motivos de insuficiencia de la dieta no alcancemos a cubrir al 100% los requerimientos. Sin embargo, se ha descrito que la ingesta en gran parte de los individuos que realizan ejercicio físico y consumen estos productos es mayor a la recomendación, lo que podría estar mediado por desconocimiento acerca de su uso, no utilizándolos como tal, sino como un complemento a la dieta.

Actualmente la utilización de suplementos dietéticos en el área deportiva, se ha generalizado por atletas y practicantes del deporte o ejercicio físico, y está creciendo rápidamente. En nuestro país, la comercialización de estos productos está regulada por el Reglamento Sanitario de los Alimentos, y define a la suplementación deportiva como “Aquellos productos alimenticios formulados para satisfacer requerimientos de individuos sanos, en especial de aquellos que realicen ejercicios físicos pesados y/o prolongados”.

Se ha reportado, que los atletas de los deportes más diversos, utilizan diferentes suplementos nutricionales dependiendo de la naturaleza de la actividad física que realizan y de los resultados que desean obtener, y que su uso, es debido principalmente para mejorar el rendimiento, recuperarse del ejercicio, proporcionar energía extra y/o prevenir la fatiga muscular.

Existe controversia acerca de sus usos prolongados, puesto que no hay establecidos nuevos niveles de recomendación para la población sedentaria, y no existen estimaciones apropiadas para los atletas en sus diferentes disciplinas deportivas.

Algunos estudios muestran que el uso de suplementos dietéticos y nutricionales deportivos, alcanza al 60% de personas que acuden a un gimnasio, llegando casi a un total de cuatro suplementos diferentes por individuo, inclusive este número pudiese llegar a diez, predominando su consumo en varones por sobre las mujeres. Entre los suplementos más consumidos destacan las proteínas, L-carnitina, bebidas deportivas, creatinina y complejos vitamínicos y diuréticos, siendo estos dos últimos los más preferidos y adquiridos por las mujeres.

Cabe destacar que cada uno de ellos debe tener un etiquetado nutricional adecuado, que describa el contenido de nutrientes real y fidedigno, para que cada consumidor que opte por su consumo, conozca de forma confiable qué es lo que realmente está utilizando, y es así como lo expresa el Reglamento Sanitario de los alimentos, que indica que cada etiquetado nutricional no puede describirse o presentarse de forma falsa, que induzca a algún error o engaño al consumidor. A pesar de que sus fabricantes afirman que sus productos son seguros y beneficiosos para el rendimiento de los atletas, algunos de estos suplementos pueden causar daño o tener potenciales problemas de salud si su uso es inapropiado.

En la mayoría de los países, la legislación sobre suplementos es mínima o no se da cumplimiento de ella, permitiendo que se comercialicen productos con atributos no comprobados o que no cumplan con los estándares de rotulación ni composición, dado que no están sometidos a los exigentes controles que se somete un fármaco.

Etiquetas