Opinión

Gonzalo Rojas

Por: Diario Concepción | 02 de Junio 2019
Fotografía: Diario Concepción

Gonzalo Rojas nació en la ciudad Lebu, un 20 de diciembre de 1917, sus padres, Jacinto Rojas y Celia Pizarro, la muerte de su padre lo sorprendió cuando aún era un niño de 4 años, y cambió el destino de la familia.

Hacia 1926 la familia mira a Concepción, y Gonzalo ingresa con una beca al exigente internado del Seminario penquista. Con 17 años busca su destino en Iquique, donde continúa con su educación secundaria en el liceo de la capital nortina. Escribe en el Diario “El Tarapacá” de Iquique, dirigido por don Eduardo Frei Montalva, quien le pide escriba sobre el poeta Valle Inclán. De vuelta en Concepción termina su educación secundaria en el Liceo de Hombres de Concepción, donde funda la Revista Letras en dicho liceo.

Ingresa a la Universidad de Chile, a estudiar derecho, carrera que abandona para ingresar al pedagógico de la misma universidad a estudiar, lo que será la pasión de su vida, el amor por la literatura.

En el año 1938, se une al grupo “Mandrágora” el cual está integrado por poetas como Braulio Arenas, Teófilo Cid, Enrique Gómez, nombres que serán conocidos en la literatura como la generación del 38.

Tras la muerte de su madre en 1940, Gonzalo vuelve a Santiago donde conoce a su primera esposa, María Mackenzie, una joven de 18 años, quien concebiría su primer hijo, Rodrigo Tomás.  Con María regresa al norte. Problemas de pérdida de su trabajo de contabilidad en las minas del norte, lo hacen volver al sur, esta vez, a la Isla de Puluqui, en el golfo de Reloncaví, donde trabaja en la recolección de madera. En 1944 vuelve a Santiago y consigue trabajo como profesor del Colegio Alemán de Valparaíso, donde viaja normalmente en bus a cumplir con sus obligaciones. En Valparaíso crea el Instituto de Enseñanza Superior, que a la postre se convertirá en la futura Universidad de Chile de Valparaíso.

Concepción recibe al escritor en la Universidad en la década del 50, que será la época, en que surgirán las escuelas de verano, dirigidas por él, y llegarán a la Universidad de Concepción, a mostrar su arte, figuras de la talla del arquitecto Oscar Niemeyer, Marta Brunet, José Donoso, Pablo Neruda, Felipe Herrera, Carlos Fuentes, Octavio Paz, Mario Benedetti, Alejo Carpentier, Mariano Picón Salas y otros que dieron a estas escuelas de verano el brillo que aún se recuerda. Gonzalo Rojas produce una innumerable cantidad de publicaciones, lo que han hecho que reciba una serie de premios como: El de la Sociedad de Escritores de Chile de 1946; el premio Reina Sofía de España 1992; el Premio Nacional de Literatura en Chile en 1992; el Premio José Hernández de Argentina 1997; el Premio Octavio Paz de Poesía y Ensayo, México 1998 y el máximo premio de la literatura hispana, el Cervantes de Literatura del 2003.

Gonzalo Rojas, por su talento es uno de los principales forjadores en la Universidad de Concepción en el área de la literatura y la difusión de nuestra cultura.

Gonzalo Rojas, murió en Santiago de Chile, un 25 de abril del 2011.

Alejandro Mihovilovich Gratz
Profesor de Historia y Geografía
Investigador del Archivo Histórico de Concepción

Etiquetas