Opinión

Con la Contraloría ¡NO!

Por: Diario Concepción | 05 de Abril 2019
Fotografía: Diario Concepción

Jorge Condeza Neuber
@jorgecondezan

Hace 5 o 6 años denuncié lo que consideraba eran malas prácticas financieras y contables en los municipios. Una muestra de casi 80 municipios permitía concluir que los procedimientos de la Contraloría no eran realizados, sin que al final nada ocurriera. En algunos de los municipios se verificó que las llamadas irregularidades eran errores involuntarios, los menos, y que en muchos casos se estaba tapando graves casos de corrupción.

Fui citado a las oficinas centrales de Contraloría en Santiago para explicar cómo, mediante cruce de información contable, se podía concluir que existían irregularidades. Luces amarillas y rojas. Se “acordó” que se informaría a los concejos de los cálculos obligatorios de caja inicial y deuda, y que se ampliaría el estudio a los 345 municipios del país. Me negaron copia del estudio, debiendo recurrir de amparo ante la Corte de Apelaciones de Concepción, la cual falló aceptando el argumento de que no había un “estudio” sino que básicamente “asuntos verbales” entre departamentos de la CGR. Como las asesorías verbales. Pero en la documentación que se encontraba en la carpeta del caso -milagrosamente- estaba el estudio. El cálculo de caja inicial de la propia Contraloría establecía que entre lo declarado por los municipios y los datos contables había una diferencia de 132 mil millones de pesos.

En los municipios donde se hace bien el cálculo de caja inicial y deuda exigible, hay menos problemas, y en muchas auditorias que anuncian errores contables o déficit, siempre hay un largo número de irregularidades y faltas a la probidad. Autoridades que niegan información, inventan cifras, abultan los ingresos, o esconden las facturas el 31 de diciembre. Y el tema se arrastra desde hace mucho y todos saben que algunos municipios son foco de corrupción.

Lo declarado por el Contralor, es parte de un proceso normal y que agradezco enormemente. El está transparentando que no han existido criterios iguales y eso debe ordenarse. No escondió el problema y busca soluciones. Sólo debemos aplaudirlo.

Los afectados pueden seguir reclamando donde quieran. Los números pueden verse de distinta forma, pero el cúmulo de irregularidades no. Horas extras inexistentes, contratos falsos, compras infladas, tratos directos para favorecer a amigos. No nos veamos la suerte, por favor. ¿O habrá que recordar a la presidenta de la UDI la cantidad de irregularidades en el Municipio y en Semco que dejó su paso por la alcaldía? Porque el informe de Viña, el de Estación Central o La Florida no sólo contienen numeritos, sino que también otros asuntos que no se pueden dejar pasar. Y si quieren de verdad mejoras, entreguen más fondos a Contraloría y permitan que entre al parlamento, porque hoy nadie puede.

La Contraloría es de las instituciones que los políticos no han logrado desacreditar. No dejemos que le metan mano, ya que es el único bastión que queda para intentar luchar contra la corrupción.

Etiquetas