Opinión

Las personas son fuente de ventaja competitiva

Por: Diario Concepción | 09 de Marzo 2019
Fotografía: Diario Concepción

Lorena Barría
Académica Facea Ucsc

La llegada de los millenials al mercado del trabajo representa uno de los desafíos más complejos que han debido enfrentar las organizaciones, particularmente los departamentos de recursos humanos. Gestionar este talento no ha sido una tarea fácil. Lo anterior radica, principalmente, en que las nuevas generaciones le han dado un nuevo significado al bienestar laboral y, por tanto, la tarea implica no sólo atraer talento a la organización, sino que también desarrollarlo y sobre todo, mantenerlo.

En este sentido, retribuir a los empleados a través de beneficios no económicos ha surgido cada vez con más fuerza como un elemento indispensable para el logro de la satisfacción laboral. Sabiendo que el dinero tiene ciertos límites como satisfactor, el salario emocional, entendido como el conjunto de beneficios e incentivos no económicos que la organización ofrece a sus colaboradores, es uno de los conceptos contemporáneos que representa una tendencia relevante sobre la cual, las organizaciones deben poner atención. Para ello, es crucial identificar adecuadamente las necesidades en todas aquellas facetas de la vida laboral del individuo que impacten en su nivel de satisfacción. Con ello nos referimos, entonces, a la flexibilidad horaria y teletrabajo, autonomía, posibilidades de desarrollo y reconocimiento.

Para ofrecer un salario emocional, es primordial realizar un diagnóstico adecuado, pues no tiene ninguna utilidad ofrecer satisfactores si no se conocen las necesidades. Lograrlo implicará, también, que los departamentos de recursos humanos evolucionen y se involucren a nivel estratégico, que sean partícipes de la toma de decisiones y no meros ejecutores de los procesos operativos de gestión del personal, como lo son aún hoy en día en muchas organizaciones.

Una segunda tendencia que es posible visualizar con el inminente desarrollo de la tecnología, es la transformación digital de los sistemas de información y gestión de recursos humanos. Para que el área de recursos humanos logre desarrollarse como socio estratégico y un efectivo gestor de este capital debe procurar la obtención de datos que demuestren su alineamiento con el negocio. Para ello, se deberán identificar aquellos procesos que sean susceptibles de hacer más eficiente a través de la tecnología y que permitan la obtención de datos de manera oportuna, para la adecuada toma de decisiones. Ello implicará, claramente, la inclusión de nuevos perfiles de cargo a los departamentos de recursos humanos, lo que también representará otro desafío en el mediano plazo.

Etiquetas