Opinión

Los mejores laterales no juegan en Santiago

Dentro del campañón de la UdeC, con Meneses, Droguett, Manríquez y Vittor como algunas de sus figuras, destaca la presencia de dos laterales de tremendo nivel, que no siempre tienen todas las luces que merecen.

Por: Paulo Inostroza | 29 de Octubre 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Esta mañana eché un vistazo a la prensa capitalina. Encontré una columna sobre el brasileño Vaz, ensalzándolo, aunque es bastante limitado. Cumplidor y punto. Hablaban de Soteldo como el más desequilibrante y “distinto” del torneo, aunque sigo pensando que ese es Eduard Bello. Por paliza. Y sigo creyendo que los mejores del campeonato, salvo Aued, Dituro y tal vez Lanaro, no están en Santiago. Y como sé que vendrá la columna agrandando al “Torta” y el Equipo Ideal con Beausejour por la izquierda, vamos a decirlo antes que pase: los mejores laterales del 2018 son de la UdeC.

El altísimo nivel de Ronald de la Fuente ya es un grito que solo Rueda no escucha. Por ahora. No solo por la regularidad y la marca de jugar todos los partidos del año, cifra que es mucho más que una curiosidad. Ningún lateral izquierdo del país tiene su dinámica, presencia ofensiva y rapidez para volver y controlar al extremo que se carga por su banda. No es cumplidor y punto. Es factor y uno de los rendimientos individuales más altos de un equipo donde el colectivo es lo que prima.

A sus 27 años, alcanzó la madurez en un puesto donde no juega cualquiera. Tiene la energía de un joven y el oficio de un tipo con carrera. Carrera que hizo desde abajo, peleando cada oportunidad desde que la vio dura en Huachipato. Y su sencillez tampoco es dato menor. Ronald es un tipo que hace bien al grupo, que obedece al técnico entendiendo que su trabajo no es cuestionarlo, que se sacrifica por el compañero. Todo eso contagia.

Lo de Ronald es un grito, pero siento que Guillermo Pacheco está rodeado de un silencio injusto. El otro día le dije a un colega “¿hay algún ‘2’ esta temporada que juegue más que Pacheco? Hizo un breve repaso por su cabeza y me respondió tajante: no. Y estoy seguro que si le pregunto a diez, al menos nueve me dirán lo mismo. El diez, no tiene idea. Guillermo es tan correcto defensivamente que pocas veces aparece su nombre, como sí aparecen los que cometen errores y propician goles. Como Vaz, cuando se lo llevaban con el chancho al hombro.

Pero Pacheco es más que un jugador correcto en un país donde cuesta encontrar laterales derechos. Se tiene confianza y cada vez luce más atrevido en ofensiva, aunque siempre criterioso. Arriesga menos que Ronald, también por esa máxima de que “si sube un lateral, debe quedarse el otro”. Ambos saben alternar, entienden cuando dañar o medirse. Le marcó un gol clave a Huachipato, otro por ahí a Temuco. En Santiago ni saben que existe, pero créame que es bueno. Calladito y también sencillo. En mi equipo del año, estos dos son fijos.

Etiquetas