Opinión

Chile y los movimientos de arte constructivo latinoamericanos

Por: Diario Concepción | 27 de Octubre 2018
Fotografía: Cedida

En la Casa del Arte “José Clemente Orozco” de la Universidad de Concepción, específicamente en la sala CAP, está abierta al público el 27 de septiembre pasado y que concluye el próximo 11 de noviembre, la exposición que lleva por título: “Poblete Cien Años”. La exposición es una síntesis de la denominada “Poblete 100 años: estructura y restructuración” que tuvo lugar en el Museo Nacional de Bellas Artes de Chile entre el 07 de julio y 25 de septiembre de 2016.

“Poblete Cien Años” es una muestra gestionada por la fundación “Gustavo Poblete arte-constructivo”, encabezada por el presidente de la misma, su hijo Gustavo Poblete Bustamente.

Gustavo Poblete (1915-2005) no solo fue co-fundador el Grupo Rectángulo (1955) e impulsor junto a otros pintores del Movimiento Grupo Forma y Espacio (1965), sino que fue también  testigo de un gran movimiento de arte constructivista en Latinoamérica. Éste lo podemos identificar a mediados de la década del 50  con agrupaciones, aunque una antecedente continental está en la figura del uruguayo Joaquín Torres García quien funda en Montevideo la Asociación de Arte Constructivo (1935). Por lo tanto, podríamos nombrar a las siguientes: Agrupación Espacio, Perú (1948), y su correlato en el  I Salón de Arte Abstracto en el  Museo de Arte de Lima (1958) ; Asociación de  Arte Nuevo, Argentina (1955), con sus antecedentes en la  Asociación Arte Concreto-Invención (1945), Movimiento Madí (1946) y Movimiento Perceptista (1947); texto Pintura y realidad (1947) por el pintor colombiano Marco Ospina y la  Primera Exposición Colectiva de Pintura Abstracta (1952) en Bogotá; Movimiento Los Disidentes (1945), con los artistas venezolanos Jesús Soto, Nena Palacios, Dora Hersen, entre otros, y el Manifiesto No (1950), Venezuela, junto el mayor proyecto de ese país, encabezado por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva, en la Ciudad Universitaria de Caracas (1952-1956);  Grupo de Los Once (1953), Cuba; Grupo de pintores de La Ruptura (1950), donde destaca Manuel Felguérez, México.

Poblete junto a otros y otras, van a ser partícipes, como ya señalamos, de un movimiento de envergadura en Latinoamérica, sino también parte fundamental de la Historia del Arte Chileno, que como en otras latitudes, serán participes de las transformaciones del Arte Contemporáneo de los últimos 70 años. Nos referimos a la introducción del Informalismo o también denominado Nueva Figuración, a la vez del Pop Art.

Sin embargo, en Chile, la cuestión del Arte Constructivista y Arte Abstracto, tendrá sus inicios con el proyecto de Carlos Isamitt (1887-1974), quién integró la denominada “Capitanía de Pintores” (Generación del 13), nombre adjudicado por Pablo Neruda. A fines de la década de 1920, Isamitt, viaja a Europa y a sus regreso plantea el proyecto “Nueva Escuela de Arte” (1928)  en la, definida a través de pedagógico  “Primer año de Prueba”, equivalente al “Curso de Inicio” o Vorkurs creado por Johannes Itten en la Bauhaus de Weimar (Alemania). Pero dicho proyecto fue trucando con el cierre de la Escuela en 1929 bajo el gobierno de Carlos Ibáñez del Campo.

Esta relación con las así llamadas comúnmente “corrientes” de arte constructivista” o “arte abstracto” tendría una segunda ocasión. En 1935, Josef Albers (1888-1976), profesor de la Bauhaus, Dessau (Alemania), entre 1925-1933, quien realiza el llamado “Curso Preliminar” en la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC). Dicha situación impactará a una gran generación de arquitectos.

Aunque en el Museo de Arte Contemporáneo, se fundó en 1946, bajo el amparo de la Universidad de Chile. Aunque recién podremos  identificar las dos primeras exposiciones de arte abstracto realizadas en Chile en la década siguiente. La primera, en 1952  del grupo argentino Arte Concreto Invención, y la otra, en 1953, realizada en la ciudad de Viña del Mar (Hotel Miramar), por el Movimiento de Arte Concreto de Milán (MAC); exposición gestionada por la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. El argentino Claudio Girola llega a trabajar como profesor en dicha escuela en 1952, trayendo consigo las ideas del grupo Arte Concreto Invención, del cual fue parte.

Es así como podemos tener un panorama de las situaciones que ocurrieron en el contexto del desarrollo del Arte Constructivista tanto en Latinoamérica como en Chile. Entonces, con la exposición de Gustavo Poblete, nos acerca no tan sólo a su propia obra sino al anterior panorama descrito. En particular, como señaló Ramón Vergara Grez (catálogo de la exposición Grupo Forma y Espacio, 16 años, 1955-1871), “…en la fundación del grupo Rectángulo. Fue el primer movimiento de arte constructivo… en Chile naturalmente, y este simple gesto de innovación produjo repulsas y adhesiones. Más aquellas que estas”.  La Universidad de Concepción alberga hasta el 11 de noviembre próximo no solo un artista chileno, sino uno latinoamericano.

Javier Ramírez Hinrichsen
Historiador del Arte
Director del programa de Magíster en Arte y Patrimonio
Universidad de Concepción

Etiquetas