Opinión

Globalización = Inmigración

Por: Diario Concepción | 06 de Marzo 2018
Fotografía: Diario Concepción

Por: Pamela Espinosa B.
Psicóloga, Coach Profesional Pontificia Universidad Católica de Chile.
bac.cafeconcepcion@gmail.com

La inmigración es uno de los síntomas de que nuestro mundo está cada vez más globalizado. Es una realidad que las fronteras comienzan a ampliarse a través de la comunicación y el movimiento de las personas por el planeta, lo cual es cada vez más accesible para muchos presupuestos.

Sólo pensemos lo que costaba el minuto de comunicación internacional por teléfono unos 30 años atrás en los Centros de Llamados. Hoy, es gratis e instantáneo. Al mismo tiempo los cambios y conflictos internacionales, impulsan la migración y los países en claras vias de desarrollo y estabilidad, son los más buscados para encontrar nuevos horizontes.

Hoy, ya es común ver en las calles de Concepción, personas procedentes desde diferentes países y que hoy se integran a la sociedad penquista. ¿Cómo podemos planificar un cambio social para que sea beneficioso para todos? Toda esta realidad, implica que necesitamos realizar una Integración Cultural Planificada, para la ciudad de Concepción.

Aprendamos de los países que han vivido procesos de inmigraciones exitosas, bien planificadas y eficientes. Y aprendamos también de los errores cometidos en este tema, que generan segregación y racismo. La inmigración es una realidad, y si cerramos los ojos, se desarrollará de cualquier modo.

Planifiquémonos y construyamos de la mejor forma posible para nuestra ciudad, este proceso que estamos viviendo. Cada contingencia, puede transformarse en un problema o en una oportunidad de desarrollo, de adelanto, de modernismo, de libre competencia y de globalización.

Seamos un ejemplo de ciudad, que acoge e integra de manera inteligente la globalización inminente del día de hoy. Hagamos posible, a través de nuestra actitud y actuar diario, que se generen lazos fraternos en lugar de confrontaciones.

Impulsemos una apertura inteligente para convivir con personas que pueden pensar distinto a mi forma de ver las cosas, abrámonos a pensar y vivir de forma global más que local, aumentemos nuestra conciencia de que el mundo es muchísimo más grande de lo que vemos.

Se desconfía de lo que no se conoce, abrámonos a conocer realidades diferentes a las nuestras. Lo mismo ocurre en nuestras vidas, aprender a integrar a nuestra realidad los cambios del entorno, es una oportunidad que nos favorece para el desarrollo y la actualización como personas.

Observe a su alrededor, las personas que se rigidizan en el pasado, son quienes quedan obsoletos. Acostumbrémonos a fluir con los cambios de la vida y a crear oportunidades para todos.

Etiquetas