Opinión

Urgencias

Por: Diario Concepción | 23 de Septiembre 2017
Fotografía: Diario Concepción

Por: Jorge Porter Taschkewitz

El país tiene, entre otros problemas, a lo menos dos que nos impiden obtener más recursos y mejor calidad y son, la baja productividad y la atrasada modernización del Estado. Sabemos que eso implica un bajo crecimiento económico, lo que significa menos ingresos fiscales disponibles para mejorar la calidad de vida de la población.

No se ha sabido poner los incentivos necesarios y suficientes para lograr salir de este círculo vicioso y cuya solución, según algunos, pasa por el cambio de modelo.  Una vez más, si la ideología repartidora predomina sobre la creadora, estamos perdidos.

Debemos generar más riquezas con  recursos escasos y optimizados. Crear riqueza y no solo distribuirla, acostumbrándonos  a crear y destruir empleos. No podemos quedarnos con tecnologías, procesos y procedimientos obsoletos y caros, debemos reemplazarlos (destrucción de empleos) por los nuevos (creación de empleos).

En las empresas se ha llegado a definir y determinar como “costo de la no calidad” los reprocesos, demoras, fallas, falta de oportunidad y tantas malas prácticas en la elaboración y entrega de productos y servicios. Se estima, según el área de negocios, que el mayor costo por no calidad es entre un 15% a un 40% de los ingresos.

El presupuesto anual del Estado chileno es de Mill US$ 63.000, si el costo de no calidad fuera sólo un 5%, dispondríamos  de Mill US$ 3.150 (más de 3 veces lo que hoy se invierte en I+D al año).  Creo que todos celebraremos este mejor uso de recursos,  lo cual no ha sido considerado en la última legislación promulgada que ha significado altos costos.

Como el aumento de parlamentarios, que el entonces Ministro del Interior, dijo al país que no iba  a generar aumento de gastos. ¿Se cumplirá?

Respecto a empleos, las últimas cifras del INE muestran que el desempleo a nivel nacional bajó, así como en la Región Metropolitana y el Gran Santiago, el problema está en que el desempleo aumentó en nuestra región y, además, de los empleos creados en los últimos 12 meses, el 68% se creó en la Región Metropolitana.

Por otro lado, el PIB tendencial para confeccionar el Presupuesto de la Nación 2018, el grupo de expertos lo estima entre un 2,6% a 3,0% anual hasta el año 2022. Con estas cifras vamos a ser desarrollados el año 2200.

¿Qué hacer? Partamos por modernizar el Estado, gastar menos en burocracia, invertir mejor ese 5 % de no calidad señalado.  Invertir más en Investigación, desarrollo e innovación poniendo los incentivos en regiones para que se pueda crear más riqueza con los productos y servicios del futuro, que generarán más impuestos.

Etiquetas