Editorial

Nuevas fuentes de energía ganan fuerza en la Región del Bío Bío

Las energías no convencionales están ganado espacio rápidamente, conocida como sustentable o renovable, es aquella que, a diferencia de las tradicionales, de alto costo, contaminantes y agotables, se puede obtener de fuentes naturales prácticamente infinitas.

Por: Editorial Diario Concepción | 03 de Enero 2019
Fotografía: Referencial

Nuestra zona ha tenido, con el paso de su historia, diferentes definiciones relativas al perfil de su economía, desde la agricultura, un fuerte y duradero destino, cuyo testimonio está en la diosa Ceres adornando al columna central de la Plaza de la Independencia, del mismo modo estuvo asociada a la minería del carbón, a la industria, en los tiempos dorados de los textiles, loza, vidrio y la pesca. Esta última aún con mucha fuerza, junto con la poderosa industria forestal.

Sin embargo, otra forma de producción está tomando particular relevancia, un insumo para todo lo anterior y mucho de lo futuro; la energía, un producto que resulta promisorio para nuestra región, teniendo debida cuenta de los argumentos ambientales que representan, a veces, barreras que no pueden ser sobrepasadas, al resultar las externalidades difíciles de compensar de modo justo.

Para entender a cabalidad el contexto de la producción de energía en el país, es conveniente recordar el sistema que lleva la electricidad a lo largo del territorio. El Estado funciona como subsidiario de la industria eléctrica a través de la Comisión Nacional de Energía para disponer de un servicio suficiente, seguro y de calidad. Existe, además, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles que vigila la regulación y distribución de los recursos, coordinado por el Ministerio de Energía.

La energía tiene diferentes orígenes, la mayor parte es generada termoeléctricamente, el 60,3%, seguida por la energía hidráulica, con un 29.4% y, en menor proporción, la fotovoltaica, eólica y geotérmica, con 4,7; 5,2; y 0,08, respectivamente. Cada una de las cuales tienen sus propias características, tanto favorables como inconvenientes, particularmente marcadas por estas últimas son la hidráulica, que ha venido soportando una fuerte oposición ambientalista, aunque no siempre respaldad por datos ciertos, o la termoeléctrica que se genera mediante el uso de combustibles fósiles y por lo tanto con potencial contaminante, además de no resultar sustentable.

Las energías no convencionales están ganado espacio rápidamente, conocida como sustentable o renovable, es aquella que, a diferencia de las tradicionales, de alto costo, contaminantes y agotables, se puede obtener de fuentes naturales prácticamente infinitas, como el sol, el aire, la lluvia y el agua, cuyo movimiento da fuerza a los ríos y al oleaje del mar.

Al significativo aporte energético regional, que inyecta más de 15.000 GWh al Sistema Interconectado Central y que representa casi el30% del total nacional. se agrega aquel de la energía eólica. De esa manera, se proyecta un gran parque eólico de 42 aerogeneradores en Curanilahue, con una inversión de al menos US$ 300 millones , una iniciativa que bautizada como “Viento Sur” comenzó a gestarse desde hace seis años, dadas las óptimas condiciones y la buena generación de viento presente en la zona costera de la provincia de Arauco.

No hay razones para continuar manteniendo el bajo perfil de la Región, nuestros representantes tiene la obligación de poner en valor de esta parte del territorio nacional, comprender que merecemos harto más. La Región tiene lo que hace falta para crecer, sólo parece faltarle convencimiento y unidad de propósito.

Etiquetas