Editorial

Significativo aumento de la violencia contra la mujer

Por: Editorial Diario Concepción | 30 de Noviembre 2018
Fotografía: Copesa

Los hechos que conmueven a la comunidad chilena, suelen opacar otros sucesos, que si bien no resultan de similar impacto, representan circunstancias de mayor profundidad, ya que no se trata de un acontecer aislado, notorio por su gravedad, sino de una situación sostenida, como la violencia contra la mujer, intolerable, pero que pierde perfil por su sola repetición, convertida en rutina, con el agravante de los silencios cómplices, o la falta de atención suficiente para hacerle frente decidida y definitivamente.

Justo cuando hace pocos días se conmemoraba el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se informó de un aumento de 82% de las denuncias por ese tipo de situaciones. En esa ocasión, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, señaló que esa cifra se ha registrado mediante el teléfono de orientación, desde que comenzó la campaña “No lo dejes pasar”.

Un video realizado en conjunto por la catedrática Amanda Labarca de la Universidad de Chile y la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, fue lanzado por las redes sociales, el día de la conmemoración en nuestro país, bajo el lema “Contra la violencia machista” y con el hashtag #ConlaFuerzadeTodas. El propósito de esa producción fue entregar información sucinta, pero real, del grave problema social que enfrentan las mujeres a lo largo de su vida, de tal modo que no resulte ser un tema opinable, sino evidencia objetiva. Las cifras que se muestran son reveladoras: durante 2018, se han perpetrado un total de 35 femicidios, mientras que cerca de 2 mil mujeres denunciaron ser víctimas de violación en 2017.

Siendo la violencia, ciertamente, el aspecto más repudiable y dramático, otras formas de maltrato, más oblicuas, pero dañosas, están igualmente instaladas en la sociedad, como se ha demostrado en otras instancias; que las mujeres perciben un 31,7% menos de ingresos que los hombres por igual trabajo y que por un mismo plan de Isapre pueden llegar a pagar hasta un 179% más que ellos, con el resultado neto de una mayor fragilidad material y un posibilidad aumentada de vivir, al menos parcialmente, en situación de dependencia.

La Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer emitida por la Asamblea General de la ONU en 1993, la define como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o sicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

El aumento de las denuncias de violencia no indican necesariamente que la violencia haya aumentado, sino mucho más probablemente, la pérdida del temor a denunciar, el resultado de transparentar circunstancias que por décadas han venido ocurriendo, ocultas por miedo, o por vergüenza, una suerte de pacto de silencio, que ha hecho posible demostrar que la versión de la ONU, no refleja en realidad la magnitud de este fenómeno que una sociedad como la nuestra no puede aceptar. Cada paso que tenga como propósito impedir esta situación y castigar como corresponde a los culpables es justo y necesario. Las iniciativas para hacer este cambio posible son indispensables en una sociedad civilizada, Lo que ha venido ocurriendo está a la vista, es imposible mirar para otro lado.

Etiquetas