Editorial

Posible participación de nuestra Región en el turismo interno

Nuestra región tiene todo lo que se necesita, pero hay una gran tarea pendiente para competir exitosamente, tenemos lo principal, falta la unidad de propósito para ocupar el nicho que deberíamos tener en esta forma de generar riqueza.

Por: Editorial Diario Concepción | 08 de Noviembre 2018
Fotografía: Diario Concepción

No es una muestra resentida de chovinismo volver a afirmar que la Región del Bío Bío, tiene una potencialidad turística, que tenemos paisajes que emocionan, que hay una variación notable de posibilidades a poca distancia, que no hay razón para que no sea un poderoso motor de turismo, no sólo para eventuales visitantes extranjeros, sino para un emergente y considerable turismo interno.

A propósito de la masiva salida de personas de la capital, que el Gobierno estimó por sobre 1,6 millones, la pregunta que sigue es adonde se dirigen. En relación a esta interrogante, los datos de Hoteleros de Chile, sobre la base de reservas, señalan a los extremos norte y sur, Valparaíso y Santiago presentan alzas importantes en la ocupación hotelera en comparación al mismo período del año pasado.

En un medio de circulación nacional se presentan cifras comparativas, en un infograma que representa el territorio nacional y las localidades más buscadas por los turistas, expresada en porcentaje de ocupación hotelera, omite la importante cifra de la duración de las estadías, la otra omisión es la región del Bío Bío, que si bien aparece en el mapa no tiene datos. Así, la Región que tiene el porcentaje más elevado es Magallanes con 89%, dieciséis puntos más alto que el año pasado, seguida por Los lagos y la capital metropolitana con 73,3%, otros destinos favoritos resultan ser Arica y Parinacota y Valparaíso con 72.2% y 71,5%, respectivamente, siguiendo el patrón turístico histórico; Iquique, San Pedro de Atacama, La Serena, el litoral central, las regiones de Los Lagos, Los Ríos y el extremo austral.

La gerente general de Hoteleros de Chile calificó como positiva la proyección de reservas para esos particulares fines de semana largos, aunque señalando que las cifras deben tomar en cuenta una baja muy importante de turistas trasandinos que han tenido una notoria merma, de tal manera que el porcentaje de ocupación da cuenta más bien de un turismo interno que está ganado posiciones en la industria.

En nuestro país, de acuerdo con la Fundación Imagen de Chile, desde 1990 el turismo se ha convertido en uno de los principales recursos económicos. El primer cambio relevante, en la presencia del PIB, fue en 2005 representó el 1,33% del producto nacional, en la actualidad representa un 11,2% del PIB del país.

Nuestra región exhibe cifras más magras. Según el INE, el total regional en febrero 2017 para la a tasa de ocupación en habitaciones se situó en 43,0%, en general con una tendencia positiva, siendo Saltos del Laja (58,0%), y Chillán y Ñuble (54,3%) los destinos más demandados. Llegaron 108.475 pasajeros a los establecimientos de alojamiento de la región, nivel 12,7% más alto que el registrado en febrero del año pasado. Se registró la llegada de 102.366 pasajeros chilenos, cifra 16,0% superior a la observada hace doce meses.

Hay, entonces, indicaciones tibias de aumento en el interés de los chilenos por conocer su propio país, la barrera no es la escasez de lugares, ya que en ese sentido la riqueza de posibilidades es enorme, sino más bien la relación precio calidad, la tolerancia cero al descuido.

Nuestra región tiene todo lo que se necesita, pero hay una gran tarea pendiente para competir exitosamente, tenemos lo principal, falta la unidad de propósito para ocupar el nicho que deberíamos tener en esta forma de generar riqueza.

Etiquetas