Editorial

Lucha mundial contra el plástico

Basados en cálculos actuales, los investigadores estiman que se han producido más de 8,3 mil millones de toneladas de plástico a partir de esa época, lo que estaba fuera de los cálculos es que aproximadamente el 60% de esa producción ha terminado en vertederos.

Por: Editorial Diario Concepción | 06 de Noviembre 2018
Fotografía: Gentileza Agencia UNO

Con relativa lentitud, pero cada vez con menos resistencia, el consumidor chileno está aceptando que los envoltorios plásticos están desapareciendo del mercado, una situación que algunos miembros del retail han visualizado oportunísticamente para bajar costos y aumentar ganancias, vendiendo envoltorios alternativos.

Aparte de las actitudes personales y los escenarios que se abren a la sola eliminación de este material, el punto a no olvidar es la carga que significa para el planeta, a la luz de la investigación que de sugerente llegó a ser de incontestable evidencia. A partir de  los años cincuenta este material, nuevo para entonces, con una escala inimaginable de aplicaciones, pareció ser la solución para una innumerable  serie de problemas; de envasado, de transporte, de preservación, entre muchas otras posibilidades.

Basados en cálculos actuales, los investigadores estiman que se han producido más de 8,3 mil millones de toneladas de plástico a partir de esa época, lo que estaba fuera de los cálculos es que aproximadamente el  60% de esa producción  ha terminado en vertederos. El  Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente ha declarado “la basura marina es uno de los ejemplos más visibles e inquietantes de la crisis de la contaminación por plásticos que enfrentamos”.

Por otra parte, como si lo anterior no bastara, más de 99% de los plásticos se producen a partir de productos químicos derivados del petróleo, el gas natural y el carbón, todos los cuales son recursos no renovables, así, de no revertirse la tendencia, en treinta años la industria del plástico podría requerir 20% del consumo total de petróleo del mundo. Puede que los tiempos resulten optimistas, ya que los avances tecnológicos han resultado en aumentos considerables de la eficiencia de la fabricación de plásticos, de tal manera que en los últimos 20 años se ha producido la mitad del plástico generado por la humanidad.

Esta realidad es de la suficiente magnitud como para obligar a un inédito acuerdo contra el uso del plástico y a favor del reciclaje, un logro de la Fundación Ellen MacArthur, en colaboración con ONU Medio Ambiente, que se ha denominado “Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos”, firmado en Bali, el 29 de octubre de este 2018, descrito como un compromiso global para erradicar la contaminación por plásticos en su origen. En el acuerdo participaron 250 organizaciones entre las que se incluyen algunos de los mayores productores de empaques plásticos del mundo, así como gobiernos y ONG.

El compromiso ha sido respaldado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), el Foro Económico Mundial y 40 universidades, entre otras organizaciones, con tres principales objetivos; eliminar los envases plásticos problemáticos o innecesarios y sustituirlos por otros reutilizables; innovar para garantizar que 100% de los embalajes de plástico se pueda reutilizar, reciclar o compostar de forma fácil y segura para el año 2025 y aumentar significativamente las cantidades de plásticos reutilizados y convertidos en nuevos envases para recuperar el plástico ya existente.

Nuestra contra parte en este compromiso es evidente y de inmediata aplicación, sencillamente no es posible seguir actuando como lo hemos venido haciendo,  es nuestra responsabilidad cuidar este planeta para la humanidad del futuro inmediato y lejano.

Etiquetas