Editorial

Baja alfabetización financiera de los chilenos

Por: Editorial Diario Concepción | 04 de Noviembre 2018
Fotografía: Archivo Copesa

Hasta cierto punto, pero en proporción no despreciable, el mercado puede utilizar métodos de convencimiento que se basan en la debilidad de los consumidores, a la tentación, a la vanidad, pero también puede ser la relativa falta de cultura económica de las personas, que pueden ver ventajas donde no las hay, o peor, verlas donde, al contrario, hay evidentes riesgos

La falta de educación financiera es una fuerte debilidad en un mundo donde las decisiones de este orden pueden ser frecuentes  y exigen idoneidad y conocimiento para tomarlas responsable y seriamente, además de un entorno que presiona por el consumo como indicador de éxito y bienestar.

En fecha reciente, el Centro de Políticas Públicas UC y Banco Santander dieron a conocer los resultados de la Encuesta de Alfabetización Financiera 2017, estudio que reveló que los chilenos tienen falencias importantes y significativas respecto a la educación financiera.

La alfabetización financiera, tal como lo define la OCDE, es el nivel de comprensión de conceptos y productos financieros de las personas, así como su habilidad y confianza para tener conciencia de los riesgos y oportunidades financieras, para tomar decisiones informadas y ejecutar acciones que mejoren su bienestar financiero.

Los encuestados al responder preguntas que exploran su educación en esta materia, obtuvieron una nota promedio de 3,4.  A título de ejemplo, la pregunta “Suponga que Ud. tiene $100 en una cuenta de ahorro y la tasa de interés que gana por estos ahorros es de un 2% por año. Usted no realiza ningún otro pago en esta cuenta y no retira dinero. ¿Cuánto habrá en la cuenta al final del primer año, una vez que se realiza el pago de intereses?, fue respondida correctamente solo por un 28.6 de los encuestados.

En esa línea, el rendimiento generalizado, en la escala propuesta de 7 ítems de conocimiento sobre temas financieros, Chile alcanza el 47%, que se sitúa bajo el promedio OCDE de 64%, y detrás también de Perú (59%) y México (54%).  Las diferencias más grandes se encuentran estratificando por nivel socioeconómico, así, sectores altos tienen un rendimiento del  59%, en comparación con el  41% que muestran las personas de estratos bajos, en su conjunto, estas cifras ubican a Chile en la parte baja de los países de la OCDE.

La conclusión es preocupante, los chilenos no saben lo mínimo de educación financiera, están bajo el nivel de aprobación, con, también, diferencias de género, en la pegunta aludida, el mejor desempeño lo tienen los hombres: 4 de cada 10 contestan acertadamente, superando el resultado de las mujeres, quienes obtienen un 16,8% de respuestas correctas.

Los resultados no son mejores ante preguntas relativamente  simples, como definir “inflación”, en la cual Chile muestra uno de los peores rendimientos respecto de la OCDE. Solo el 40,2% de los encuestados responde en forma correcta, ubicándose en el penúltimo lugar, superando solo a India. El mejor desempeño lo registran hombres mayores de 55 años; en tanto, solo 3 de cada 10 jóvenes -entre 18 y 35 años -lo hacen correctamente.

Si vivimos en un mundo donde la economía es claramente una prioridad, la educación financiera deficiente determina un aumento grave de la vulnerabilidad al error y a la toma riesgosa de decisiones, es de esperar que las autoridades que corresponda le den a esta información la importancia que indudablemente tiene.

Etiquetas