Deportes

Álvaro Salazar se mantendrá en el arco de la UdeC

Cristian Muñoz seguirá siendo baja por una lesión sufrida ante Coquimbo Unido, por lo que el ex Colo Colo atajará el sábado ante Huachipato. “Confío a ciegas en este grupo”, dijo el meta de 26 años.

Por: Carlos Campos | 13 de Agosto 2019
Fotografía: Cedida

No lo pasó bien en el último 4-2 a manos de Curicó Unido, pero Álvaro Salazar sabe que el fútbol da muchas vueltas y siempre hay revancha.

Y el sábado en el Ester Roa él tendrá la suya. “Sin duda el partido del viernes ha sido uno de los que más me han dolido, sobre todo por el momento que estamos viviendo. Pero en lo personal tengo razones y la valentía suficiente para levantarme una vez más. Pido disculpas por no estar a la altura en un momento como este”, comentó Salazar en sus redes sociales, sobre los errores que cometió en portería y que significaron varios goles del local.

Pero, ¿por qué Salazar fue el titular ante Curicó? Simple. Cristian Muñoz se lesionó en el partido ante Coquimbo, específicamente en el gol que significó el 2-1 para el elenco pirata. Así, no jugó en plenas condiciones en el 0-3 ante U. Católica y, por lo mismo, no pudo seguir entrenando con normalidad previo al duelo ante los del Maule.

“Tuve que parar. Tengo una tendinitis en el hombro y un desprendimiento de la membrana de la articulación. Si no paraba, se agrandaría todo y terminaría en cirugía.  Al segundo gol de Coquimbo la pelota me dio en la cara y caí noqueado con todo el peso del cuerpo por sobre mi hombro. Ahí se produjo toda la lesión. Pensaba que podía ser algo muscular propio de la caída, pero aumentó más el dolor, hicimos los estudios y eso arrojó”, aseguró el “Tigre” Muñoz, quien estará por lo menos un par de semanas sin jugar.

Así, el sábado a las 20 horas en el Ester Roa, Salazar otra vez tendrá la oportunidad de demostrar las razones que lo tuvieron varios partidos como titular en Colo Colo. El Campanil se medirá en un duelo clave ante Huachipato, un partido donde, como cada una de las últimas fechas, no sirve otra que no sea sumar de a tres.

“Acá voy otra vez con la frente en alto, por una nueva semana complicada, pero con la certeza que se gana el sábado. Este grupo se lo merece y lleva muchos meses sacándose la mierda, con pretemporadas en el sintético frío, lluvias y dobles turnos. Confío a ciegas en este equipo. Se viene una guerra dura, pero de los valientes se cuentan historias”, cerró Salazar.

Etiquetas