Deportes

Deporte adaptado da el gran salto: Juegos de la Araucanía debutarán con versión paralímpica

En la provincia argentina de Neuquén se realizará, en mayo próximo, la primera edición del certamen que comprenderá dos especialidades: atletismo y natación. Noticia aplaudida por el ambiente paralímpico local, que clama por mayor competencia y profesionalización de la actividad.

Por: Samuel Esparza | 08 de Abril 2019
Fotografía: Andrés Oreña P.

Fue en 2018 cuando comenzó a concretarse una idea que venía haciendo ruido hace rato y que hoy, por fin está a semanas de hacerse realidad. Entre el 6 y el 9 de mayo se llevarán a cabo los primeros Juegos Binacionales Para Araucanía, instancia que sellará una nueva era de inclusión en la historia del certamen que data de 1992.

La provincia argentina de Neuquén será la encargada de recibir la primera edición del evento que, en su estreno, reunirá dos disciplinas: para atletismo y natación paralímpica. Punto de partida que según los organizadores tendrá más tintes de exhibición que de competitividad proyectando, a partir de 2020, agregar más especialidades y deportistas.

Así lo detalla el seremi del Deporte, Juan Pablo Spoerer, autoridad que participó activamente en la concreción del evento, ejerciendo como delegado nacional en las reuniones de planificación junto a sus pares argentinos.

“Nos alegra muchísimo como Bío Bío y como entidad haber liderado esto, porque ni los Judejut (Juegos Deportivos de la Juventud Trasandina) ni los Juegos de Integración Andina Cristo Redentor, tienen todavía su versión paralímpica. Somos los primeros de los tres organismos que lo incorporamos, de ahí nuestra satisfacción. En este inicio tendremos natación adaptada y paraatletismo con su gama de velocidad, lanzamiento y medio fondo, pero esto es más que nada una muestra , no está solo el interés competitivo”, sostiene.

Esperanza de crecimiento

Desde el ambiente paralímpico regional ven con buenos ojos la creación de este nuevo escenario competitivo, sobre todo por la escasez de torneos existentes para la especialidad.

A juicio del campeón nacional de medio fondo, Mauricio Orrego, el evento “es bueno para promover nuestro deporte, los chiquillos se van a motivar demasiado al poder viajar. Me parece súper, porque cada competencia que se haga seguro que será bien aprovechada”, manifiesta.

Lo propio expresa el técnico de la selección regional de paraatletismo, Pablo Painepil. “Es una iniciativa muy buena, porque se está abriendo el campo en el área paralímpica a nivel escolar y formativo, donde debe fomentarse el tema. Y lo ideal es que este tipo de eventos internacionales sigan abriendo más instancias para que los deportistas tengan nuevos espacios para competir. Estamos trabajando con chicos en la Región y esto abre un campo tremendo, en ese sentido estamos muy bien enfocados con el tema paralímpico y la idea es seguir sumando eventos, deportistas y también la parte promocional de entrenadores, que es fundamental”, asevera.

Para Mauro Henríquez, jefe del equipo de paranatación de Bío Bío, espacios como este resultan fundamentales dada la nula competencia que existe en su disciplina. “Es un tremendo incentivo para los jóvenes que han logrado ingresar al mundo paralímpico, pero que se han decepcionado, porque les gusta competir y no hay eventos de nivel para hacerlo, lo que significa demasiado desgaste psicológico de mantenerse en forma para asistir apenas a una competencia al año”, afirma.

Y añade, “porque imagina que, si aquí no hay competencias de natación convencional todos los meses, menos todavía hay en la categoría paralímpica. En nuestro caso, lo que hacemos con las niñas seleccionadas es meterlas en torneos convencionales, aunque tampoco lo hacen en sus distancias, por lo que la desigualdad de condiciones es más desigual aún”.

“Creo que tenemos importantes opciones en el paraatletismo, donde tenemos resultados satisfactorios a nivel nacional”. Seremi del Deporte Juan Pablo Spoerer y la presentación regional en los juegos.

En pañales

Pese al entusiasmo, hay plena claridad de la diferencia de nivel de Chile respecto a Argentina en cuanto a deporte adaptado, más aún en el caso de la Región del Bío Bío.

El técnico de natación, Mauro Henríquez, es transparente al respecto. “El movimiento paralímpico en Argentina lleva largo tiempo, yo fui a hacer un curso de jueces hace 12 años atrás, nosotros estamos recién en pañales mientras ellos llevan un desarrollo enorme y tienen campeones mundiales y finalistas olímpicos en variadas disciplinas”, clarifica.

De ahí que esta edición de los Para Araucanía se tome como aprendizaje según el seremi del Deporte, Juan Pablo Spoerer. “Ellos (Argentina) están bastante más avanzados, por de pronto el ente patagónico deportivo (Juegos Epade) ya tiene los ParaEpade. Particularmente en cuanto a las disciplinas que competirán en Neuquén, en natación es evidente el déficit de piscinas que tenemos, por ello nos estamos preparando con entidades que nos las faciliten, aunque obviamente todos estamos soñando con contar pronto con nuestra piscina en el Centro Polideportivo del Bío Bío”.

En ese aspecto expresa que, “igual creo que nos podemos defender de modo de tener una actuación decente en natación, pero donde sí creo que tenemos posibilidades importantes y hasta una responsabilidad, es en el paraatletismo, donde hemos tenido resultados satisfactorios a nivel nacional. Tenemos a Mauricio Orrego, Ignacio Sepúlveda y Marcos Ramos que están compitiendo a nivel sudamericano, por eso podemos ilusionarnos con un podio aunque sea simbólico”.

Varias son las áreas donde los especialistas identifican carencias en el deporte adaptado. La medallista panamericana de canotaje, Katherinne Wollermann, detalla algunas. “En cuanto a infraestructura, no tenemos nada, no hay nada adecuado para personas con discapacidad; se habla de accesibilidad universal y de la verdadera inclusión, pero te puedo decir que en este país no hay nada. Si tuviéramos todo en un mismo lugar abarcaríamos todos los deportes en un centro de alto rendimiento donde pudiéramos comer dormir y entrenar, preocuparnos sólo del deporte”.

La canoísta también adiciona el aspecto competitivo a su análisis. “Tampoco tenemos muchas competencias, excepto las ligas de básquetbol que reúnen a más cantidad de personas, de hecho en mi deporte haremos el primer Nacional el 16 de junio y ahí veremos cuántos participan. En lo general, a nivel competitivo venimos después de la Región metropolitana y me atrevería a decir que en unos años más lideraremos el tema, por lo cual vendría bien una inyección de recursos para lograrlo, lo veo desde mi vereda, porque inicié con nada y ahora tengo, pero eso costó mucho. Entonces lo ideal sería no esperar ver el resultado para dar un apoyo”, indica.

Mauricio Orrego, por su parte, pone énfasis en un punto que desde su mirada es clave: la profesionalización de los entrenadores. “Faltan jueces y profesores que sepan del deporte paralímpico. La Región está avanzando considerablemente en el asunto, pero faltan profesionales que se hagan cargo y que tengan la capacidad para sostener todo lo que incluye el deporte paralímpico, todos los criterios para estar a cargo de niños con capacidades diferentes. Porque se deben aprender muchas cosas, desde las categorías en adelante. Ejemplo, hace dos años para los Juegos Deportivos Paranacionales, se llevaron deportistas que no eran clasificables y para mí eso es un error tremendo, porque se juega con la ilusión de las personas que viajan con ganas de representar al país”, estima.

El técnico, Pablo Painepil, reconoce la falencia. “Escasean especialistas en el área, puede que un entrenador sea muy capaz en el área convencional, pero no significa que lo sea también en el deporte paralímpico, donde hay distintos requerimientos, niveles de clasificación y apoyos que necesita el deportista. Estamos con un déficit de especialistas que se dediquen, por ejemplo, en el área visual necesitamos apoyo de una persona por deportista. En mi sector estoy solo yo trabajando a nivel técnico, y abarco lo que es discapacidad intelectual y física”, argumenta.

Vacío sobre el que el seremi, Juan Pablo Spoerer, dice estar trabajando. “El deporte paralímpico requiere un apoyo no solo en infraestructura, la parte técnica de recurso humano en lo que es clasificadores impone ya una dificultad mayor en cuanto a la preparación que requiere. Sin embargo, en este aspecto estamos haciendo un esfuerzo importante en el convenio que firmamos con la USS de preparar más gente especializada en el trabajo con deportistas paralímpicos, en lo que es clasificadores, preparación técnica y física, o el mismo doping que es más específico para el deporte adaptado”, asegura.

“Agradecemos esta motivación por parte de la USS de haber empezado a generar conocimiento sobre el deporte adaptado, esta es la tercera versión de su magister y el interés ha sido grande; este convenio implica investigación con nuestros deportistas paralímpicos y retroalimentación en la utilización de espacios. Pero nosotros necesitamos mucho recurso humano capacitado especialmente para deporte paralímpico y adaptado porque tendemos a pensar que el entrenador que es muy bueno para el convencional también lo será para el adaptado y no es así, porque son actividades completamente distintas , no solo por las condiciones técnicas, sino también con el tratamiento que se debe tener con el deportista. Tratar con un mediofondista con discapacidad intelectual es un desafío tremendo y requiere una comprensión que va más allá de lo físico de parte de nuestro recurso humano, y es ahí donde debemos trabajar en conjunto con nuestras universidades para capacitar”, añade la autoridad deportiva.

“Acá en Chile no tenemos muchas competencias excepto las ligas de basquet que reúne a mas cantidad de personas”. Katherinne Wollermann sobre la importancia de tener nuevas competencias paralímpicas.

Confiados en cumplir

El 3 de mayo se embarcará la pequeña delegación de Bío Bío rumbo a Neuquén, siempre con la tarea de dejar una buena impresión en el torneo. Según el director regional del IND, Carlos Mellado, el proceso previo permite ilusionarse con una buena presentación en tierras trasandinas.

“(Para clasificar a los representantes de la Región), se efectuaron procesos de entrenamiento, controles técnicos y selectivos. Se han estado realizando procesos de entrenamiento conducentes a los Juegos Paranacionales desde el año pasado. El nivel regional a nivel nacional está entre los tres primeros lugares, y en cuanto a representatividad, la Región tiene deportistas en ambos deportes participantes, delegación completa”, precisa.

Mauro Henríquez reconoce los factores en contra, pero mantiene también la esperanza de una correcta actuación en el deporte que le compete. “En el sur de Argentina la natación es fuertísima, pero este torneo será nuevo para todos. Además, este año en los Para Araucanía no hay tiempos mínimos, y hay edades más chicas para que todos puedan ir”, dice.

Asimismo, en el atletismo, el seleccionador regional, Pablo Painepil, tiene puesta la confianza en sus pupilos. “Creo que tendremos un buen papel, vamos con cuatro chicos , debemos hacer la selección todavía, pero lo que es la categoría varones hay excelente nivel con dos chicos de clasificación T-46. Son seleccionados chilenos que a nivel de marcas andan excelente, a los que se suman otros dos de clase intelectual que también son exponentes muy buenos a nivel nacional, así es que en ese sentido tengo confianza en que andaremos súper bien con ellos”, expresa.

La dificultad, refiere Painepil, está en la serie femenina. “Con las damas estamos complicados, no tenemos gente que pueda participar, estamos buscando, tratando de contactar y motivar a las niñas para que ojalá puedan participar”, concluye.

Etiquetas