Deportes

Natación cerró con festejo de la UdeC y urgencia de piscinas

Campanil sede Chillán se alzó con el primer lugar de la pasada temporada en damas y varones, seguida de cerca por la Unab y Duoc UC. Protagonistas desmenuzaron una campaña marcada por la necesidad de recintos donde puedan entrenar y competir para medirse palmo a palmo ante los grandes.

Por: Carlos Campos | 04 de Marzo 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

La temporada 2018 en la natación de Adesup genera opiniones más que divididas. El mejor equipo el año pasado fue la U. de Concepción, sede Chillán, que bajo el mando de Juan Veloso se impuso sobre el resto gracias a las impecables presentaciones en el agua de Daniela Pino y Felipe Jara, en damas y varones, respectivamente.

“Llevamos prácticamente cuatro años trabajando a nivel selección y el objetivo principal es estar en los primeros lugares. El año anterior anduvimos en esas condiciones, llegando también a las finales nacionales con el mayor número de alumnos”, comentó el entrenador del Campanil, Juan Veloso, representantes de UdeC en la sede Chillán.

Eso sí, de inmediato, el técnico auricielo aclara que “la natación, administrativamente, es del Campus Chillán, pero el 99,9% de los alumnos son de Concepción. Ahora, ¿por qué tenemos la administración en Chillán? Porque la natación siempre ha estado ahí y como se dio la posibilidad de representar a la Universidad, el acuerdo fue así. Si tenemos dos regiones en Adesup está por verse, pero todavía no está claro. Seguiremos participando y mientras no se diga otra cosa con respecto a eso, estoy sujeto a lo que diga la autoridad”. Lo anterior, en relación a la nueva Región de Ñuble.

Más atrás, aunque siempre en el podio, asomaron la Universidad Andrés Bello y el Duoc UC, casas de estudios que tuvieron como principal líder en la dirección técnica a Claudio Gajardo. “Dirijo a ambas universidades y en cuanto a rendimiento no puedo quejarme”, afirmó el entrenador.

Faltan espacios

¿Hay algo que tiene insatisfechos a entrenadores y alumnos-deportistas en la natación a nivel Adesup? Claro que sí. “Adesup está harto caído con la natación. Creo que, poniéndome en el lado de profesores y alumnos, es una asignatura que está muy pendiente. La organización no nos ofrece mucho como natación. Porque cuando los alumnos entrenan es para competir, pero la natación viene siendo como el pariente pobre del deporte acá en la zona. No tenemos ni piscinas y, la única donde se compite porque se facilita, es la que ocupan la U. Andrés Bello y U. de Las Américas, que se usa por la buena voluntad de la Unab. El año pasado se programaron dos fechas y se suspendieron, porque no había jueces”, aseguró Claudio Gajardo.

Raphael Sierra P.

El profesor y entrenador campeón de 2018, Juan Veloso, agregó al respecto que “es el comentario de todos, pero hay que usar lo que tenemos. Esta deficiencia no es sólo en nuestra Región, sino que en todo el país. Debemos utilizar de la mejor manera posible lo que arrendamos y hacer lo mejor dentro de lo peor que podamos tener, para realizar las actividades que corresponden para representar a nuestra institución. No es una crítica, pero es lo que tenemos y hay que trabajar como se pueda, utilizando los espacios para un buen rendimiento de los alumnos-deportistas que representan a las distintas casas de estudios. Se han logrado cosas importantes con los recursos que tenemos y la idea es seguir obteniendo buenos resultados”.

Pero, ante la urgencia de recintos, ¿cómo se preparan y dónde compiten al final los deportistas de las distintas casas de estudios locales en Adesup? “Todo el mundo quiere piscina. Muchos nadadores tienen que ir a entrenar a la Ymca. Llevo más de 10 años trabajando en Duoc y partimos nadando en la Escuela de Grumetes en Isla Quiriquina. Y hay que pagar lo que piden, porque no hay dónde. Chillán es más chico que Concepción, pero tiene cuatro, cinco y seis piscinas. Para el Nacional Universitario, la final fue en el Campus San Joaquín de la Universidad Católica. Como anécdota, tú miras el horario de práctica de ellos y entrenan seis veces a la semana, sólo descansan en el domingo. Y cada entrenamiento no dura una hora, sino que tres o cuatro. Es otra cosa. Nosotros con clasificar al Nacional casi que ya estamos pagados”, indicó Claudio Gajardo.

En ese sentido, es enorme la distancia existente entre la realidad de Adesup y las universidades en Santiago al momento de competir

“Acá fuimos primeros en damas y varones, pero eso no refleja el nivel en relación al resto del país. Tenemos universidades que están disparadas y demasiado arriba, que son la U. de Chile, U. Católica y Católica del Maule. Ellos tienen más tiempo dentro del agua. Nosotros vamos sólo 45 minutos, tres veces a la semana”, señaló Juan Veloso.

El profesor del Campanil añadió que “si un nadador promedio acá está nadando 1500 metros, estas universidades, en una semana, están nadando 12 o 20 kilómetros. Esa diferencia se ve cuando uno llega a las finales nacionales, la que debemos suplir con mucho trabajo, gimnasio de manera individual por cada alumno, y el compromiso que ellos tienen de representar de la mejor forma posible a su universidad”.

Con ilusión

El panorama descrito por los protagonistas ocurrió en 2018. Por lo mismo, y de cara a este año, tanto en UdeC, Unab y Duoc, esperan que se mejore de en el futuro y, ojalá, en un corto plazo.

“El balance de 2018 no es el mejor, pero sé que se pueden hacer fechas y tener cuerpos arbitrales. Ojalá que hubiese competencia todos los fines de semana, sería ideal. Es importante competir y medirnos ante otros”, cerró Gajardo, de la Unab y Duoc.

Veloso, en tanto, sentenció que “trabajamos siempre en mejorar para corregir. Este año la idea es repetir todo lo bueno que hicimos en 2018, viendo cuantos alumnos ingresaron y que así todos se pongan la camiseta de la universidad en natación”.

Etiquetas