Deportes

América a la vista: UdeC se anota otra vez en la Copa Libertadores

No alcanzó para el partido extra por el título, pero los goles de Luis Pedro Figueroa y Luis Riveros aseguraron la tercera participación del Campanil en el torneo más importante de América. Campañón del equipo de Bozán

Por: Paulo Inostroza | 03 de Diciembre 2018
Fotografía: Agencia UNO

Fue el equipo con más triunfos en el torneo, rescatando un 64,4 por ciento de los puntos en juego. Una campaña notable que no pudo cerrarse con un título, pero sí con una clasificación a Copa Libertadores, directamente a la fase de grupos, pese a que la U. de Chile acechaba desde Curicó. Faltando 23 minutos, la UdeC lo estaba perdiendo todo, pero el equipo de Bozán mostró garra y los argumentos futbolísticos de siempre para anotarse un triunfazo. El Campanil se instala en América coronando un campañón.

Pero fue una jornada a tres bandas. Un “Súper Domingo” que arrancó con noticias desde Temuco: el local se quedaba con 10 hombres a los 10 minutos (Riquero expulsado por lesionar a Saavedra) y Miguel Aceval abría la cuenta ejecutando un lanzamiento penal ( falta de Lannaro sobre Donoso). Faltaba un gol de la UdeC para que todo se extendiera un partido más.

Pero luego llegó información desde Curicó y las cosas cambiaron de un paraguazo: la “U” ganaba 2-1 con goles de Sebastián Ubilla y Jeffeson Soteldo, dejando al Campanil tercero. Eran momentos duros y, en cancha, el equipo de Vittor y Mencia -la mejor dupla de centrales del torneo- controlaba bien a Colo Colo, pero ninguno amenazaba mucho el arco rival.

De pronto, la UC se soltó y empató con Jaime Carreño sacando un derechazo terrible y se puso en ventaja con cabezazo notable del ex acerero Andrés Vilches. Los de Beñat eran campeones sin discusión y solo faltaba definir el Chile 2, mano a mano con la “U”, pero con la UdeC dependiendo solo de sí misma.

Y como que se soltaron. Jonathan Benítez -de lo mejor del partidosacó un centro que Hugo Droguett cabeceó de gran forma. El balón dio en el palo y Luis Pedro Figueroa marcó al tomar el rebote. Gol muy festejado, con Bozán abrazando a los suyos, y la fiesta se cerró con Luis Riveros empalmando un centro de Figueroa para marcar por quinta vez en el año.

En uno de los torneos más parejos del último tiempo, la UdeC fue animador durante todo el año, no le pesó estar arriba y regaló un equipo para el recuerdo donde, con toda seguridad, sus centrales, laterales, Camargo, Manríquez y Meneses están entre los mejores jugadores del campeonato. ¿Faltó un poquito más? Tal vez, pero este grupo hizo que el paladar se pusiera más fino y la ambición creciera. Ese mérito también es suyo. A la altura del equipo de Barticcioto y el de “Nano” Díaz. Subcampeones y otra Libertadores. Solo aplausos.

Etiquetas