Deportes

MOTORES ’18: Opel completa su línea de SUV con el Grandland X

Por: Daniel Kuschel | 06 de Agosto 2018
Fotografía: Cedida

Como una muestra más del cambio que ha venido exhibiendo Opel desde su llegada al Grupo PSA, la marca lanzó para el mercado chileno el Grandland X, el último de su familia de SUV presente en Chile, el tercero en pocos meses luego del Insignia y el Crossland X.

Con este modelo, Opel busca competir en el segmento C, con un diseño elegante asociado también a mucha comodidad y alto equipamiento.

En términos de motorización, llega con una unidad 1.6 turbo de 163 HP, 240 NM a 1700 rpm, asociada a una transmisión automática de 6 velocidades.

Además, de serie posee 8 Airbags, techo panorámico, asientos delanteros y volante calefaccionados, radio Touch compatible con Apple Carplay y Android Auto, entre otras características, que se suman a las cinco estrellas en el Certificado de Euro NCAP.

Sus faros AFL LED, garantizan una gran iluminación en múltiples situaciones, adecuándose a cada una de ellas. El sistema es automático y está basado en una cámara para la luz de carretera que evita deslumbrar a otros usuarios de la vía sin necesidad de activar o desactivar manualmente las luces altas. Ofrecen en total siete modos distintos: luz de carretera secundaria, luz de autopista; luz de ciudad, luz de zonas peatonales, luz estática de giro, luz de clima adverso, luz dinámica de curva y asistente de luces largas.

En términos de diseño, este modelo se caracteriza por mezclar la robustez de un SUV con un estilo deportivo, mientras que en su interior incorpora detalles importantes como asientos ergonómicos delanteros, certificados por la AGR (asociación médica alemana). La versión top de línea, además, cuenta con calefacción también en los asientos traseros.

El Grandland X posee también una gran maleta que cuenta con espacios divisibles 60/40 y además de piso de doble carga. En las versiones más altas posee la alternativa de la apertura automática con el pie.

En lo que respecta a la conectividad, incorpora una radio R 4.0 con USB, Bluetooth, y control por voz, pantallas táctiles en color de hasta 8 pulgadas compatibles con Apple Carplay y Android Auto.

Grandland X llega a nuestro país en un muy buen momento para el mercado de las SUV, donde las ventas han aumentado exponencialmente en el segmento. Por lo que, este nuevo lanzamiento viene a contribuir con una excelente alternativa de sofisticada ingeniería alemana, excelentes prestaciones de serie, y una verdadera revolución en términos de tecnología, confort y seguridad”, señaló Vincent Forissier, director general del Grupo PSA en Chile para Opel y Peugeot.

En el mercado nacional, el Opel Grandland X tendrá un precio de lista de $16.290.000 para la versión Enjoy AT, y de $18.990.000 para la versión Innovation AT.

Importancia de bajar la velocidad en zona urbana a 50 km/h

Con su publicación en el Diario Oficial, ayer entró oficialmente en vigencia en nuestro país la ley que disminuye la velocidad máxima en zona urbana de 60 a 50 km/h. Una normativa que, en varios círculos de la sociedad nacional, ha sido criticada, pero que tiene una fundamentación importante.

Agencia UNO

El principal objetivo que se persigue con esta reducción es bajar el índice de mortalidad de peatones por atropello. Y en esa situación, esos 10 kilómetros menos de velocidad límite sin dudas pueden marcar grandes diferencias para revertir los actuales indicadores.

Eso lo explica de mejor manera el informe técnico de la tramitación de la ley. En este documento, se establece que a 60 kilómetros por hora la probabilidad de muerte del atropellado es de aproximadamente 90%, mientras que a 50 kilómetros por hora, la chance de perder la vida tras un accidente de estas características disminuye a alrededor de 60%. Es decir, un 30% menos de inmediato.

De hecho, estudios realizados en el extranjero, como por ejemplo el del año 2011 de la Fundación para la Seguridad en Carretera de Estados Unidos llamado “Impact Speed and a Pedestrian’s Risk of Severe Injury or Death”, muestran cifras de -dependiendo de la edad y otros factores en el afectado- de entre un 27% y un 60% de probabilidad de muerte para los 60 kilómetros por hora, mientras que para la nueva velocidad urbana de 50 kiló- metros por hora, el máximo riesgo alcanza un 40%.

Junto con ello, también se pueden tener en cuenta estudios comparativos, los cuales indican que no existe una diferencia sustancial en el tiempo de desplazamiento.

En relación a dos vehículos, uno que vaya a 50 km/h y otro a 60 km/h, recorren prácticamente la misma distancia, entre 4 a 5 kilómetros promedio en un ambiente sin semáforos ni peatones, ni otros obstáculos. Tomando en cuenta lo anterior, hay apenas un minuto de distancia entre ambos.

Etiquetas