Ciudad

Ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel: “Me impacta que parte de la sociedad quiera tener lejos a las personas en situación de calle”

En su visita a la zona, explicó los alcances del Plan Invierno en la Región, que por segundo año tuvo cero fallecidos, y las estrategias que se están implementando para entregarles un techo definitivo, permitiendo que se inserten en el sistema.

Por: Mauro Álvarez | 16 de Agosto 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

En la Región del Bío Bío, 664 personas viven en situación de calle, concentrados principalmente en Concepción (267) y Talcahuano (209), y en tercer lugar, Los Ángeles (188), según el Registro Social Calle.

Y, al igual que el año 2018, la implementación de estrategias enfocadas dentro del Plan Invierno tuvo como resultado cero fallecidos en la zona, lo que se logró gracias a la activación del Código Azul y, con ello, la habilitación de albergues en el Bío Bío, que en el caso de Concepción se encuentran en calle Paicaví (24 horas) y otro en calle Rengo, este último con funcionamiento sólo en las noches.

Con el fin de comentar qué es lo que viene para el próximo año, Diario Concepción conversó con el ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, quien comentó las soluciones que desde su cartera tiene para con las personas en situación de calle, para que no tengan que pasar nuevamente un crudo invierno a la intemperie.

“Este es el segundo año que aplicamos Código Azul en la Región, lo que tuvo como resultado algo muy valioso, porque permitió, finalmente, que las personas en situación de calle, de quienes todos nos tenemos que hacer cargo como sociedad, permitió entregarles noches dignas, con grandes resultados, tanto a nivel nacional como local”.

– ¿Se ha tomado mayor conciencia en protección de este grupo objetivo?

– Ha sido un trabajo arduo, debido a que ha costado que la sociedad entienda que las personas en situación de calle no están detrás de nosotros o bajo nosotros, es un problema de todos, lo que significa un gran desafío a la ética empresarial, a la acción cooperativa entre los mismos vecinos para protegerlos y desde el Estado, articulando una serie de beneficios que permitan ir sacándolos de las calles y no sólo en situaciones de emergencia, como son los hogares.

– ¿Cuáles han sido uno de los mayores problemas que han visualizado como Ministerio?

– Si bien hubo cosas buenas, también hubo cosas dolorosas y que nos afectó como Ministerio, y a mí por supuesto, que fui voluntario muchos años y que tiene relación con la dependencia al alcohol de baja calidad en estas personas, lo que supone un desafío gigantesco a la ética empresarial, ya que hemos visto que se venden alcoholes por $500 pesos, que ha generado la muerte por cirrosis en estas personas.

– ¿Cómo se pretende focalizar el trabajo para con ellos?

– Vamos a reimpulsar más adelante, el programa Vivienda Primero, que da una solución más definitiva para las personas en situación de calle, que les entrega un hogar transitorio por un año para que vayan habilitándose a nuevas condiciones de vida, lo que constituye un trabajo previo para con la comunidad.

– ¿Dónde estarán estos hogares?

– Uno está en Hualpén y otro en Chiguayante, lo que ha constituido un trabajo arduo para con la comunidad, algo que me impacta, puesto que muchos nos han dicho “saquen a las personas de acá”, como si ellos fueran un tacho de basura y, por lo tanto, a ellos hay que decirles que detrás de personas en situación de calle hay historias de vida, por lo tanto, debemos cuidarlos como sociedad. Por otro lado, hay muchos otros que nos ayudan, ya que entienden que no es fácil sacarlos de la vulnerabilidad.

– Si bien el plan Vivienda Primero contempla una casa, pero… ¿cómo ellos van a mantener ese hogar?

– Esto se realizó de acuerdo a experiencias internacionales, lo que hemos comprobado con los pilotos en Santiago. Una vez que se les da abrigo permanente, con estabilidad emocional es más fácil darles una salida, para que se reconecten al mundo laboral, lo que ha funcionado.

En cuanto a los parámetros para ser candidato a una vivienda tutelada, el Ministro Sichel explicó que el filtro radica en los albergues y el nivel de adicciones de los usuarios. En el caso de los Adultos Mayores, estos, dependiendo de sus condiciones, se les ofrece ser parte de los hogares de Senama, en un trabajo que realiza un equipo especializado que articula este sistema de salida.

– Hace unos meses se entregó el registro de Niños Calle, ¿qué pasó con ellos?

Teniendo en cuenta que en Chile no se había catastrado nunca a los niños en situación de calle, teníamos dos opciones: hacernos los lesos o actuar y decidimos lo segundo. En cuanto a los que tenían una situación permanente, en su mayoría ya fueron acogidos en centros específicos, en cuanto a los que tenían una situación más transitoria, estamos trabajando con las familias para evitar que estos vuelvan a las calles y, finalmente, en el caso de los que sufrieron abusos sexuales, se iniciaron los procesos legales en contra quienes resulten responsables, en protección de la vida de esos menores.

Etiquetas