Ciudad

Sergio Baeriswyl, presidente del Cndu: “Crecimiento en altura debe ser equilibrado”

A fin de año, presentarán proyecto de ley que regula la densificación. CChC tiene 11proyectos, que suman 1.700 departamentos en el centro penquista por US$ 190 millones.

Por: Ximena Valenzuela | 06 de Junio 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

Buscando procurar el uso eficiente de la infraestructura pública, promover la equidad social, la relación armónica de las construcciones y el espacio público, y favorecer la cohesión urbana, el Consejo Nacional de Desarrollo Urbano está impulsando una serie de cambios, con carácter de ley, para propiciar la densificación equilibrada.

Sergio Baeriswyl, presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, Cndu, quien fue invitado por la Cámara Chilena de la Construcción para exponer ante sus socios las modificaciones que se están trabajando, afirmó que las propuestas serán presentadas la primera quincena de julio al consejo pleno del organismo que dirige, para ingresar el proyecto de ley a fin de año.

El arquitecto detalló que, tanto la política nacional de desarrollo urbano como recomendaciones de la Ocde y Naciones Unidas, recomiendan que las ciudades de Chile se densifiquen, porque el crecimiento en expansión genera una serie de consecuencias negativas en términos ambientales, mayor producción de CO2 y consumo del suelo, aumento de costos de infraestructura, entre otros, que constituyen desventajas para las ciudades.

Sin embargo, reconoció muchas personas ven a la densificación como una amenaza, pues creen que destruirá el barrio en que se inserte y generará problemas, por ejemplo, de falta de luz a las viviendas cercanas y aumento explosivo de la población.

Por ello, manifestó que el Cndu tomó la decisión de impulsar la densificación equilibrada y definir criterios para asegurarla, como procurar el uso eficiente de la infraestructura pública, es decir, que las nuevas construcciones estén ubicadas en sectores corredores de transporte, de tal manera, que la vialidad está asegurada, así como también los servicios, pues según dijo, existe mucha, pero su ocupación es desigual.

También, se busca que la densificación equilibrada promueva la equidad social, garantizando que personas con menores ingresos puedan vivir en los mejores lugares de la ciudad, es decir, donde están los servicios y la infraestructura asegurada.

Construcciones armónicas en relación a la altura y espacio público son fundamentales para evitar problemas como los vistos en Estación Central. Por lo mismo, crearán una guía que entregará sugerencias sobre el equilibrio en esa dimensión, dicho manual estará disponible a fines de septiembre. “Lo que se busca es que mientras más altura tiene el edificio más sea el ancho del espacio público que entregue”.

El último criterio definido por el Cndu tiene relación con la cohesión social. Según explicó Baeriswyl, los estudios demuestran que sobre 100 unidades habitacionales es más difícil lograr cohesión. Por ello, plantean que las comunidades que tengan sobre 150 viviendas, cuenten con diferentes administraciones, lo que facilitaría la concreción de vida en comunidad.

A juicio del especialista, desde el punto de vista de la densificación equilibrada, en Concepción se debe revisar temas de altura y, sobre todo, el uso eficiente de la infraestructura “estamos mal, porque el centro de Concepción bajó de 14 mil a 8 mil habitantes en los dos últimos períodos censales”, dijo y acotó que en 11 de las 112 manzanas del centro hay menos de 20 habitantes.

Eso sí, en integración social, la comuna, a su juicio, está mejor que Santiago, pero que podría ser mejor.

Apoyo necesario

Como relevante calificó Claudia Hempel, presidenta del Comité de Arquitectura y Urbanismo de la CChC, la exposición de Baeriswyl, pues, según dijo, entrega parámetros que antes no existían y les permitirá ordenar la reflexión que está haciendo el gremio. “Sobre todo con la modificación del plan regulador se hace imprescindible regular (…) sabemos que Concepción debe crecer y hay factores que regular”.

La arquitecto destacó que a la fecha existe un total de 11 anteproyectos ingresados a la Dirección de Obras Municipales de Concepción, que contemplan edificaciones de cinco a 21 pisos, y que se traducen en cerca de 1.700 departamentos en el centro penquista.

Esta inversión, medida como valor en venta de las unidades, alcanza los US$ 190 millones.

Baeriswyl recalcó que existe una oportunidad de repoblar el centro de Concepción, sector que cuenta con los mejores indicadores de bienestar territorial: servicios, infraestructura, locomoción y áreas verdes, entre otras. “Si uno quiere una ciudad más justa, necesita abrir mecanismos para que llegue más gente”, comentó.

En tanto, Hempel agregó que los proyectos en expansión generalmente pueden afectar áreas naturales, por lo que es oportuno contar con proyectos en el centro penquista, pero con una regulación clara.

Una de las medidas, que incluye la propuesta del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, que dejará aún más claras las reglas del juego, será la zonificación de edificios, buscando que el primer nivel sea destinado a actividades comerciales, que ayuden a la copropiedad a generar recursos para la mantención del edificio, o bien, que les entreguen servicios, buscando así asegurar aún más un aumento en la calidad de vida de los chilenos.

Etiquetas