Ciudad

Región del Bío Bío liderará transformación digital de la salud chilena

Uno de los desafíos es fomentar la formación de capital humano avanzado: faltan 3.500 profesionales en el país para la digitalización de la salud. Cens firmó convenio con UdeC y Hospital Regional para acompañar en el proceso.

Por: Ximena Valenzuela | 18 de Mayo 2019
Fotografía: Facultad de Medicina UdeC

La Región no sólo cuenta con distintas casas de estudio con carreras del área salud e informática, sino también con un alto nivel de innovación e investigación científica, todos factores que indican que será uno de los polos de desarrollo para la transformación digital de la salud en Chile.

Dicha proyección fue entregada por el Centro Nacional en Sistemas de Información en Salud, Cens, en un reporte llamado “Competencias Profesionales para la Salud Digital en Chile”, que fue presentado recientemente en la feria Expomed en Concepción.

Cens – organismo impulsado por Corfo y las universidades de Concepción, Católica, de Chile, de Valparaíso y Talca- destacó que Bío Bío tendrá un rol clave en la digitalización del sistema sanitario.

Camilo Erazo, gerente general de Cens, aseguró que la Región y sus servicios de salud han sido protagonistas de la incorporación de proyectos innovadores, por ejemplo, en el ámbito de la telemedicina. “Es una oportunidad para construir sobre un camino ya recorrido, darle mayor fluidez y agilidad a la innovación que está en el ADN de la Región”.

Capital humano avanzado

En 2018, un grupo de académicos nacionales, entre ellos representantes de la UdeC, publicó un paper científico que detalló el proceso de construcción del primer marco referencial de competencias, a nivel latinoamericano, para la formación de capital humano avanzado.

Dicho informe, expuesto en el congreso mundial de formación en informática médica en Estados Unidos, estimó en 3.500 personas el déficit de profesionales y técnicos para llevar a cabo la transformación digital en el país.

Y, de acuerdo al análisis, Bío Bío es una de las regiones con mayor oferta de programas académicos en Chile, que van desde certificaciones de educación continua hasta postgrados, contabilizándose cuatro programas, que se distribuyen en tres ámbitos: informática biomédica, ingeniería biomédica e ingeniería en bioinformática.

Sandra Gutiérrez, directora del área capital humano de Cens, afirmó que en el diagnóstico se destacan los programas que se están desarrollando en Concepción, que constituye un número importante dentro de la baja cifra que tiene el país en general. “Esto le confiere una oportunidad para liderar el proceso en la zona centro sur. Creemos que Bío Bío tendrá un rol clave y lo consideramos un motor esencial para el desarrollo de los sistemas de información en salud”.

De hecho, en Chile, según precisó, existe un 33% de las carreras ligadas a la salud que poseen asignaturas de tecnologías de información y comunicación en salud. De estas, sólo 13 están enfocadas, principalmente, en este ámbito: siete en pregrado y seis en postgrado.

Innovación de impacto público

Durante Expomed, Cens firmó un convenio de colaboración con la Universidad de Concepción, Católica, del Bío Bío y del Desarrollo, además de la oficina de transferencia tecnológica de Biobionet y el Hospital Regional buscando promover la innovación y la colaboración en salud con foco en las necesidades de los pacientes, las que serán implementadas en el recinto.

Tras sellar la alianza, Erazo recordó que la capital regional tendrá un rol central en la implementación de proyectos tecnológicos de impacto efectivo para los usuarios del sistema de salud chileno, pues previamente el Regional había sido escogido por el Ministerio de Salud para instalar uno de los tres centros de pilotaje para proyectos tecnológicos desarrollados en Chile, en línea con su nuevo modelo de atención digital.

“Concepción es uno de los polos de generación de capacidades tecnológicas en salud y con muchas posibilidades para seguir creciendo por ser una ciudad universitaria, el tipo y calidad de proyectos en innovación que ocurren aquí, el liderazgo en servicios de telesalud, informática biomédica, genómica, dispositivos médicos. Todo eso constituye una tremenda oportunidad para canalizar el desarrollo de colaboraciones en torno a innovación en la Región”, comentó.

Para ese desafío, actualmente, Cens lleva a cabo un torneo de emprendimiento con 30 equipos de desarrolladores chilenos y extranjeros, uno de ellos de la Región, cuyo cierre permitirá seleccionar tres proyectos para su puesta en marcha en Concepción, Coquimbo y Santiago.

El acuerdo firmado permite aprovechar las capacidades de validación de soluciones clínicas en un contexto real para transferir colaboraciones articuladas localmente, tanto en el sector público como privado, al hospital.

Para el gerente general de Cens, la vinculación entre la investigación, la transferencia tecnológica y el sistema público supone un elemento fundamental. “El convenio nos incentiva a la promoción de un trabajo colaborativo donde el hospital contribuirá a articular esa red en función de las necesidades de los pacientes. Al ya ser un centro de pilotaje definido por el Minsal, el Grant Benavente es un lugar ideal para poder colaborar en el desarrollo de metodologías y buenas prácticas para el desarrollo de soluciones innovadoras en salud digital”, dijo.

Capacidades para el mercado

El mercado mundial en salud digital es un campo en crecimiento exponencial durante esta década. Cifras internacionales, entregadas por Cens, revelaron que el tamaño del sector en 2016 ascendió a 85 billones de euros, pero que en 2022 esta cifra virtualmente se cuadriplicará hasta los 308 billones.

Gutiérrez subrayó que dicho crecimiento es consecuencia, entre otros factores, de que la Organización Mundial de la Salud, está instando a los estados a elaborar planes para desplegar servicios de salud digital. Problemáticas como el envejecimiento de la población, que exige acceso en tiempo real, en línea y a gran escala de los datos, será un motor para la evolución de los servicios sanitarios en la próxima década.

En este sentido, agregó que Chile requiere de técnicos y profesionales, actuales y futuros, que se sumen a las estructuras de atención, ya que los servicios digitales no pueden desarrollarse sin trabajadores calificados.

“Esperamos que las instituciones en Bío Bío avancen en esta dirección, tanto para las carreras de informática como a las ligadas a la salud. Hay una serie de ofertas académicas en TICs que tienen que ir creciendo en Chile y esta región debe liderar ese proceso, poniendo mayor énfasis en lo que ya se está haciendo”.

Etiquetas