Ciudad

Actores políticos se traspasan la culpa por retraso en Puente Bicentenario

MOP aseguró que críticas al avance de faenas del puente Chacabuco son infundadas y que lo terminarán en 2020.

Por: Ximena Valenzuela | 03 de Enero 2019
Fotografía: Raphael Sierra P.

La destrucción que generó el terremoto de 2010 en la zona fue evidente, cayó el puente Viejo y, tanto el Juan Pablo Segundo como el Llacolén, quedaron con daños que impedían la conexión entre las riberas del Bío Bío.

Por ello, en la primera administración de Sebastián Piñera, se decidió construir el Bicentenario, que aseguraría la conexión de Concepción con San Pedro de la Paz y toda la zona de Arauco, y que proyectaba la llegada del viaducto hasta calle Chacabuco.

Sin embargo, hasta el momento el puente Bicentenario, que inició su construcción en 2012 y que proyectaba estar en uso en 2014, aún no cumple el objetivo, generando críticas.

El intendente Jorge Ulloa aseguró que se están realizando todos los esfuerzos para completar la obra, pero explicó la tarea es difícil, pues el Gobierno anterior no dejó ningún proyecto concreto para conectar el viaducto con calle Chacabuco. “Se ha dicho que había un diseño hasta Chacabuco, pero la verdad es que no hay, son sólo ideas que se deben revisar, ideas que nadie quiere, que es crear un terraplén que volvería a dividir el sector”.

Sin embargo, para René Carvajal, ex seremi de Obras Públicas, la situación es distinta, pues el proyecto original, licitado en la primera administración de Piñera, no incluía el paso hacia Chacabuco con vía elevada, sino con terraplén, y tampoco un acuerdo con las familias de Aurora de Chile.

“Cuando asumimos en marzo 2014, el proyecto puente Bicentenario debería haber estado terminado y en funcionamiento. Llegamos y todavía no se terminaba ni un puente, porque la obra tiene dos, entonces, si hay retraso o problema la causa está en el primer gobierno de Piñera”.

Aseguró que al asumir apuraron a la empresa a cargo de las obras para que concluyera el poniente, luego liquidaron a la firma y relicitaron, “nos encargamos del desarme del mecano y de su distribución en la Región”.

Recordó que junto a Vivienda y Urbanismo lograron un acuerdo con las familias de Aurora de Chile para usar la faja vial, que incluyó tres proyectos habitacionales de calidad. “También hicimos proyecto, entonces, el atraso es del gobierno anterior, que hizo todo en forma improvisada. Entiendo que puedan haber estado apremiados con el terremoto, pero eso no justifica que nos acusen a nosotros”.

Destacó que ambos puentes pueden llegar hasta costanera, por lo que deberían estar en uso “de San Pedro se llega a Concepción y desde la costanera hasta el centro, Chiguayante y Hualpén. Los dos puentes deberían estar en uso hace rato, mientras resuelven los problemas de la vía férrea”.

Recalcó que el terraplén no una idea generada en su jefatura, sino en la primera administración Piñera y detalló que, incluso, la idea del paso a vía elevada fue tomada por ellos, en conjunto con el municipio. “Eso está firmado, sólo faltaba la firma de la autoridad superior. Eso lo trabajamos nosotros, no es un tema nuevo”.

Término de obra

El intendente Ulloa recalcó que esta administración pretende terminar, de una vez por todas, con el viaducto. Tarea que se realizará en dos etapas, la primera a mediados de este año al dejar en uso las orejas (enlaces) del puente hacia costanera y en una segunda conectar con Chacabuco.

El seremi de Obras Públicas, Daniel Escobar, afirmó que muchas de las críticas son infundadas, pues se hablado de un puente que lleva 10 años en construcción, “pero que se adjudicó a mediados de 2012, son seis años y medio, no 10. Se construyó hasta 2014 el puente poniente, pero por distintos temas administrativos ese año todo se paralizó y no se hizo nada la mitad de 2014, todo el 2015 y recién se retomó a mediados de 2016 la obra”.

Escobar agregó que asumió la cartera con el puente oriente terminado, pero que el desafío era conectarlo. “Se suponía que a esta fecha se iba a tener la faja completa de Aurora de Chile, pero no puedo pedir a ninguna empresa que construya, si no tengo ni siquiera el terreno para entregar. También se suponía que el patio de maniobras no iba a estar, pero está y, además, se tenía contemplado un terraplén que dividiría a Aurora de Chile”.

Por ello, el MOP inició el diseño de un proyecto con una vía elevada que conecte con Chacabuco, en una estructura translúcida con pilotes, que permitirá que el sector siga teniendo vida. “Esa modificación está en curso, se espera que en los próximos meses esté afinado, porque también se está revisando la situación con el cruce de ferrocarriles. El proyecto contemplaba que en 2017 no estaría y tampoco el patio de maniobras. Sería absurdo que un puente de esas características llegara a un patio de maniobras. Pero todo eso quedará zanjado en 2019”.

Explicó que para el paso de la estructura translúcida se requiere la salida del patio de maniobras. “El intendente conversó con EFE y ellos no tienen en su cartera financiera el traslado. Es un tema a revisar y ver cómo lo abordamos”.

Tanto Fesur como EFE no emitieron comentario al respecto.

Hasta el momento, según explicó Escobar, se ha logrado avanzar con la construcción de los enlaces, de tal modo, que el puente esté operativo a mediados de año. “Y en 2019 nos propusimos solucionar todos los nudos que hay para que el puente llegue a Chacabuco, de modo de ejecutar el puente en 2020, dentro de esta administración, hasta Chacabuco, con todas las modificaciones y diseño que sean necesarios”.

La entrega de dicho enlace, dependerá del diseño, lo que sí ya está claro “es que se descartó un paso a nivel porque sería matar el soterramiento (…), pero será un plazo acotado porque ya no estamos trabajando en el lecho del río”.

Ante las críticas generadas por el aumento de presupuesto del proyecto, que en 2012 era de $26.000 millones, pero que producto de obras complementarias se elevó a $33.000 millones, el seremi de Obras Públicas explicó que el proyecto tenía un prepuesto “desde los $28.000 millones hasta los $38.000, ese es el margen incluyendo aumento de obras y extraordinarias, que es algo muy usual”.

Etiquetas