Ciudad

Comisión especial visita centro de menores de Coronel

Por: Carolina Abello | 06 de Diciembre 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

Hasta el Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado (CIP-CRC) de Coronel llegó ayer la comisión formada para frenar el clima de violencia dentro del recinto, y que provocó la paralización de los funcionarios desde la semana pasada.

La decisión se tomó luego de que los trabajadores protestaran en las afueras de la Dirección Regional del servicio, en la esquina de Maipú con Tucapel, en Concepción, el pasado martes, donde insistieron en que se debe remover al director del centro, Esteban Isla, a quien responsabilizan por no haber tomado medidas que eviten las agresiones a los educadores.

Ayer, los educadores en paro, en principio, se opusieron a la llegada de la comisión, hasta que hubiera un compromiso de las autoridades de que se reunirían con ellos, lo que se concretará hoy, precisó el presidente de la Asociación Nacional de Funcionarios Bío Bío (Anfur), Alejandro Saavedra.

El dirigente planteó que aún esperan respuestas a sus demandas, como la salida del último de los tres jóvenes mayores de edad involucrados en agresiones, la remoción de Isla y la intervención efectiva del recinto, ya que recordó que en octubre de 2017, cuando ocurrió el intento de suicidio de una decena de adolescentes, también llegó a la zona una comisión proveniente de Santiago, pero los problemas continuaron.

El director regional (s) de Sename, Patricio Muñoz, confirmó la creación de esta comisión, integrada por Javier López, director del CIP-CRC de Santiago; Paola Canales, del departamento de Justicia Juvenil de Santiago; y Susana Tobar, de la unidad de Responsabilidad Penal Adolescente de Bío Bío.

“Hemos tomado la comisión de constituir esta comisión de diagnóstico y reforzamiento, que tiene como misión proponer a la autoridad las mejoras que se requieran”.

Muñoz precisó que la ley los autoriza a realizar los traslados de los adolescentes.

“El centro funciona con normalidad y esperamos poder realizar las mejoras que se requieren. Es un centro que tiene dificultades, es un contexto complejo, que genera un desafío mucho mayor”.

El paro comenzó el pasado jueves 29 de noviembre y fue la agresión a un educador de trato directo del Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado (CIP-CRC), por parte de un joven interno, mayor de edad, lo que colmó la paciencia de los funcionarios del recinto.

El trabajador fue herido en un brazo con un arma hechiza, de alrededor de un metro, y fue auxiliado por un compañero, quien también resultó herido cuando le apretaron el brazo con una puerta.

Ese día, llegaron al recinto el seremi de Justicia, Sergio Vallejos, quien se reunió con los dirigentes de las tres asociaciones movilizadas, junto a Patricio Muñoz, para buscar una solución que destrabara el conflicto. Pero, tras dos horas y media de reunión, los gremios acordaron seguir movilizados, hasta que se entregue una solución a sus demandas.

Desde octubre de 2017, cuando ocurrió el masivo intento de suicidio de los adolescentes, se han multiplicado las agresiones a educadores y riñas entre adolescentes que han terminado con ellos en centros asistenciales y con los funcionarios con temor por su integridad física.

Etiquetas