Ciudad

Obras de Chacabuco en Concepción deberán relicitarse por falla de empresa

Mañana definirá si se hará un término anticipado de contrato, que incluye boleta de garantía de $96 millones, o bien, de mutuo acuerdo lo que incluye condiciones de obras a la firma.

Por: Ximena Valenzuela | 09 de Agosto 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

En un verdadero dolor de cabeza se ha convertido para los vecinos de avenida Chacabuco el mejoramiento de aceras e iluminación del sector, primero, manifestaron su molestia por la tala de 14 Liquidámbar, que consideraban patrimoniales, y, ahora, por el evidente retraso que muestran las obras.

Juanita Lobos, vecina del sector hace más de 30 años, afirmó que disfruta salir a pasear a su perro en las mañanas, pero que el estado de las aceras hace casi imposible su recorrido. “A mis 72 años, varias veces he estado a punto de caer. Creo que se han tardado mucho y no se ve avance alguno”, agregó.

En la misma línea, Javiera Martínez, dueña de Aldea Urbana, centro de alimentación saludable ubicado en Chacabuco, afirmó que tuvo que soportar cuatro meses la rotura de la calle justo en la puerta de su local, lo que llevó a perder al menos un 40% de clientes por día. “El retraso que se está dando, ahora, era altamente probable que ocurriera, porque la empresa (B&F) fue la misma que construyó las ciclovías (Edmundo Larenas, Juan Bosco y Chacabuco, entre otras), que tuvieron problemas”.

En tanto, el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, lamentó el retraso evidente y afirmó que la empresa B&F, que se adjudicó el contrato por $970 millones aportados por el Fndr, estaría declarando incapacidad para terminar la obra. “Hay dos opciones, terminar de forma mutua el contrato, o bien, el municipio en forma unilateral”.

Aseguró que es vital que, sobre todo, con buen tiempo las aceras estén listas para los penquistas, por lo que una de las opciones a evaluar es que la empresa que quedó en segundo lugar en la licitación pueda asumir las tareas, situación que aún no ha sido definida. “Lamento la falta de profesionalismo de la empresa, pero aseguro que buscaremos la mejor medida para terminar pronto la obra”.

Las opciones

Domingo Godoy, director de Construcciones del municipio, confirmó que las faenas que tienen un avance de 41% cuentan con un retraso de 43%. “Las obras (por contrato) terminan el cinco de septiembre, pero es muy difícil que puedan remontar (…) en ningún momento vimos que hicieran algún esfuerzo adicional para lograrlo”.

Aseguró que están evaluando la situación, a través de un Comité de Contingencia, y que mañana se tendrá una definición. Detalló que existen dos escenarios , el primero es término anticipado de contrato por incumplimiento, que implica que la empresa pague una boleta de garantía por $96 millones, cifra que permitiría aumentar el monto de licitación para finalizar la obra.

Otra opción es el término anticipado, pero de mutuo acuerdo, situación en que el municipio pondría condiciones B&F como: que todas las obra iniciadas que den termina para que no hayan problemas de tránsito peatonal, de tal manera, que sea expedito y seguro mientras se llama a una nueva licitación. “Tienen que terminar las cuadras que iniciaron y rematar las que están semi concluidas (15 en total)”, dijo y agregó que a través del Comité de Contingencia determinarán otras condicionantes.

Godoy explicó que evalúan dichas opciones para no afectar a la empresa con fuertes multas, pues desde el seis de septiembre, momento en que termina el contrato, debería cancelar $2,5 millones diarios. Se estima que el retardo es de 60 días, es decir, más de 150 millones en total, lo que, a su juicio, sería muy difícil que la empresa pueda financiar.

El proceso de licitación desde que se crean las bases, incluyendo licitación, adjudicación y contrato, sería a lo menos 60 días, por lo que se cree se podrían retomar en diciembre o enero para no entorpecer el tránsito durante las fiestas de fin de año.

“La empresa que se haga cargo de la segunda licitación no sólo deberá terminar lo que falta, sino asegurar que lo ejecutado esté bien”, dijo.

En cuanto a la tala de los Liquidámbar el director de Construcciones sostuvo que la empresa sólo alcanzó a talar tres de los 14 que se requieren para mejorar las veredas, pues sus raíces levantan las aceras y han generado accidentes. Además, efectuó el corte de 199 raíces. “La nueva empresa tendrá que hacerse cargo de los otros nueve, las raíces y las 12 cuadras donde no se ha intervenido”, aclaró.

Si bien, el municipio había indicado que en reemplazo de los Liquidámbar se plantarían Acer Japónico, cuyas raíces no generan daños en aceras ni calzadas. Aún se está evaluando por la dirección de Aseo y Ornato, y el área Urbana, la especie a instalar, debido a una petición del Colegio de Arquitectos y el Directorio Urbano.

Martínez hizo un llamado a las autoridades para que sean conscientes al momento de licitar las obras. “La comunidad ya sabía, a través de los medios, que esta empresa tenía problemas económicos y aún así le adjudican la licitación. Deben tener una visión más amplia al momento de licitar”, aseveró.

Actualmente, la empresa se encuentra realizando faenas en cuatro cuadras, tienen dos subcontratistas de obras menores en aceras y personal propio de la empresa, con lo que se contabilizan en total cerca de 30 personas, número que, a juicio del alcalde, es totalmente insuficiente.

Etiquetas