Ciudad

Mauricio Cataldo, rector electo de la UBB: “El Parque Científico del Bío Bío es un proyecto que sin duda considero vital”

El físico de 56 años alista su desembarco en la Rectoría de la casa de estudios estatal. A pocos días de vencer en balotaje, traza las prioridades de una gestión marcada por la renovación de liderazgos.

Por: Javier Cisterna | 05 de Agosto 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Mauricio Cataldo (56) fue observador directo de un hito de la historia universal, cuando a fines de la década del ochenta Mijaíl Gorbachov implementó la perestroika en la Unión Soviética y abrió paso al desmembramiento final del gigante euroasiático.

Con menos de 30 años, el joven que casi una década atrás se había embarcado en una aventura académica teñida de Guerra Fría, vivía en Moscú y preparaba la investigación final de su doctorado en Ciencias Físicas y Matemáticas en la universidad de Druzhbi Narodov.

“Llegué a la Unión Soviética, pero volví de Rusia”, cuenta el docente, que si de historia se trata confía en escribir la propia, cuando la última semana de agosto asuma en el cargo de rector de la Universidad del Bío Bío.

El lugar, dice, lo llena de emoción y también de modestia, un sello que pretende implementar en su administración. También la participación y la renovación. No por nada, reafirma, encabeza el cambio de timón más importante en la UBB desde el retorno a la democracia.

– ¿Es este el episodio de cambio más notorio en la universidad desde 1990?

– Por supuesto, me lo hacían saber en todas las reuniones en campaña, en los talleres, y los cambios son buenos. Yo, por ejemplo, siempre he sido partidario de que los directivos unipersonales tengan solo una reelección. Hay que dar cabida a nuevas visiones y me parece que ocho años son suficientes.

– ¿Qué perfil busca en su equipo de trabajo?

– Tiene que tener el perfil profesional para el área al cual se va a dedicar, pero también debe tener la capacidad de escuchar y ofrecer las mejores soluciones.

– ¿Sumaría a su círculo a profesionales de los comandos de los otros candidatos que compitieron o, incluso, a los mismos ex aspirantes a rector?

– Por supuesto. Una cosa es el equipo de campaña y otra cosa es el proceso de conformar el equipo que posteriormente te va a acompañar en el proyecto.

– Asume en agosto. ¿Qué prioridad es fija de cara al cierre del año?

– Tenemos que echar a andar lo que son los estatutos de la universidad. Hay un tiempo limitado para eso, tres años. Vamos a construirlos participativamente, vamos a invitar a académicos y académicas, administrativos y administrativas y estudiantes. Otro tema es la acreditación. Tenemos que recibir el trabajo que realiza la actual Rectoría para posteriormente darle la forma final. Nos tocará trabajar en conjunto para que esta tarea, que es muy importante, se realice de la mejor manera. En cuanto a los compromisos que yo tomé, tenemos que crear la Dirección General de Género y Equidad.

– ¿Qué plazos maneja para la dirección?

– Vamos a echarla a andar el segundo semestre de este año. Primero hay que pensar y diseñar la unidad, que va a depender directamente de Rectoría. Voy a abrir los espacios para que se junten las personas que van a participar en la creación, particularmente mujeres, para definir su estructura, a lo que van anexos los protocolos y otros reglamentos.

– Su asunción como rector termina de conformar los nombres del nuevo Cruch zonal. ¿Apuesta por la colaboración con la UdeC y la Ucsc?

– Es importante, sobre todo porque somos universidades regionales. Eso creo que es el factor que nos tiene que cohesionar. Desde ese punto de vista tenemos que generar estrategias conjuntas y alianzas para, en ciertos temas, ir en un frente común como universidades regionales.

– ¿Qué matiz ofrece la UBB junto a una universidad tradicional y otra confesional?

– Nosotros como universidad estatal tenemos que abrir espacio a todo. Las distintas visiones, los distintos postulados políticos, las líneas filosóficas. La universidad estatal tiene que garantizar esos espacios. No tengo dudas de que podemos generar estrategias en conjunto, incluso podemos ampliar el Cruch local a otras regiones.

– Una instancia de reunión es precisamente el proyecto del Parque Científico y Tecnológico del Bío Bío (Pacyt). ¿Qué valoración hace de él?

– Creo que es un proyecto importante, nosotros tenemos que vincular el conocimiento con la comunidad. Pacyt va justamente en esa dirección, vinculación de comunidades de investigación, desarrollo e innovación, que son elementos que influyen positivamente en la economía del país, así que sin duda es un proyecto que considero vital. Obviamente, hay que resolver los temas legales que surgieron, pero yo creo que eso se va a arreglar y debemos apoyarlo.

– En septiembre se instala el desafío de la universidad birregional, cuando en Chillán ya surgen voces que piden una nueva casa de estudios. ¿Cree que la UBB debe ser la única estatal en Ñuble?

– La universidad estatal que está en Ñuble es la del Bío Bío. A lo mejor habría que cambiarle el nombre, Universidad Bío Bío-Ñuble, no sé, para que tenga mayor pertenencia, pero creo que tiene que seguir siendo la universidad estatal de la Región. Una sola.

Etiquetas