Ciudad

Justicia confirmó cierre de los tres centros de menores del Sename de la Región del Bío Bío

Pese a que no hay plazos establecidos, Sergio Vallejos afirmó que los recintos serán transformados en residencias familiares. Sus dichos causaron el inmediato rechazo de los funcionarios del servicio.

Por: Carolina Abello | 04 de Agosto 2018
Fotografía: Isidoro Valenzuela M.

“El destino de los tres Cread de Bío Bío es incierto: se van a cerrar”. Así de claro fue el seremi de Justicia, Sergio Vallejos, al ser consultado por el destino de los tres recintos de protección de Bío Bío, tras la decisión del Gobierno de cerrar este tipo de residencias, lo que comenzará este domingo, con la clausura del recinto de Playa Ancha, Valparaíso, justo para el Día del Niño.

“Este cierre no será pronto, porque hay que tener bien implementado el sistema de las residencias familiares, pero sí se va a cambiar el modelo de intervención. Eso está definido: se cambian estos centros para 50, 60 niños a residencias familiares”, precisó Vallejos.

En esa línea va uno de los compromisos presidenciales, anunciados el jueves por el Presidente Sebastián Piñera, ya que el Ministerio de Bienes Nacionales debe buscar y entregar inmuebles fiscales para ser usados como residencias familiares, las que reemplazaran a los Centros de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread).

“Ya tuvimos una reunión con el seremi de Bienes Nacionales y con el director (s) del Sename para buscar inmuebles de propiedad fiscal que sean aptos para esta tarea”, precisó el seremi.

El nuevo modelo, anunciado por la directora nacional, Susana Tonda, tiene en vilo a los funcionarios de Sename, ya que no saben qué pasará con ellos con este cambio en la forma de atender a los niños y adolescentes que están bajo la tutela del servicio.

“El futuro de los trabajadores no está definido”, afirmó el seremi.

Otra de las inquietudes que deja el cierre de los Cread es qué pasara con los niños con necesidades especiales que viven en estos centros, lo que quedó en evidencia el pasado martes, al conocerse de la muerte de M.O.O., un niño de 19 años con Hidroanencefalia, quien vivió desde sus primeros meses de vida en el Cread Arrullo, y que fue cuidado con esmero por las educadoras, pese a que el diagnóstico médico no le daba más de unos meses de vida. En ese centro hay seis niños y adolescentes con discapacidades físicas y mentales.

Al respecto, Vallejos precisó que “este cambio es para mejor y estos niños también se verán beneficiados con este nuevo sistema, que busca una atención más personalizada para cada uno de ellos”.

“Esta incertidumbre también afecta a los niños”

El secretario general de la Asociación Nacional de Funcionarios de Sename (Afuse), Christian Araya, recibió la noticia como un balde de agua fría, ya que llevan semanas recorriendo los centros, intentando dar tranquilidad a los funcionarios con respecto a su futuro, ya que al ser trabajadores a contrata, no reciben indemnización alguna si son despedidos, pese a llevar algunos hasta 30 años trabajando en estos centros.

“Los dichos del seremi me parecen tremendamente graves porque genera una incertidumbre, no solo para los funcionarios, sino que también para los niños y sus familias. Yo creo que el seremi está mal informado, aquí hay un proceso instalado, le estamos exigiendo a la autoridad del nivel central del servicio y también del ministerio, que cumpla los compromisos en cuanto a los funcionarios, en cuanto a que sería algo participativo”.

Agregó que los trabajadores del servicio no se oponen a este cambio, ya que significa una mejora en las condiciones para los niños, lo que también significa beneficios para los trabajadores, “pero con esto el seremi demuestra su ignorancia con respecto al tema, ya que esto se construye con los trabajadores del servicio y no contra ellos”.

Con respecto a esa inclusión, precisó que ya han tenido dos reuniones, “pero creemos que este nuevo modelo requiere más dotaciones de personal, en todos los niveles, educadores, administrativos, técnicos, y para nosotros constituye una oportunidad si esto se construye como corresponde, lo que no vamos a aceptar es que autoridad construya nuevas residencias que constituyan un empeoramiento de los sistemas”.

Araya insistió en que es clave la estabilidad laboral de los funcionarios, “pero estamos pidiendo una reunión con la directora nacional de Sename, a partir de sus desafortunadas declaraciones de la semana pasada cuando hablo de costos, lo que aún no se ha concretado. No vamos a aceptar imposiciones ni despidos de manera indiscriminada, y eso las autoridades lo saben”.

El dirigente se refiere a la entrevista que Tonda dio a La Tercera a fines de julio, donde afirmó que: “Van a haber costos. Cuando a uno le cambian la forma de trabajar, los modelos, cuando a uno le exigen cosas que no está preparado para realizarlas, son costos. Va a haber personas que probablemente no les van a gustar las nuevas formas de trabajar y es posible que algunos decidan marcharse. Lo vamos a ver hacia delante. Espero que la mayor cantidad de funcionarios se sumen a los cambios”, indicó Tonda.

Etiquetas