Ciudad

Municipio de Santa Juana tomará acciones legales por corte de energía

Por: Daniela Salgado | 31 de Julio 2018
Fotografía: Gentileza Municipalidad de Santa Juana

Molestia ha generado entre los vecinos y autoridades de Santa Juana el corte de energía provocado por el robo de tendido eléctrico en el sector de Tanahuillín y que ha afectados a las zonas rurales, quienes han podido subsanar la emergencia gracias a un generador, sin embargos las escuelas de campos se han visto obligadas a suspender las clases.

Ante la situación, el alcalde Ángel Castro, indicó que son múltiples los problemas que acarrea la falta de luz, como no poder usar los electrodomésticos, pérdida de la cadena de frío de los alimentos y problemas para mantener a cierta temperatura los medicamentos.

Uno de los efectos más complejos que causó el robo del tendido eléctrico es que “debimos suspender las clases por razones de seguridad sanitaria en algunas escuelas rurales, ya que en ellas se obtiene el agua por puntera y éstas necesitan electricidad para funcionar. Si la falta de suministro se extiende hasta mañana miércoles, se deberán suspender las clases en todos los recintos rurales”, afirmó la máxima autoridad comunal.

Cansados de estos hechos delictuales, el municipio adelantó que “presentaremos acciones legales contra quienes resulten responsables por este robo. También pediremos a la Superintendencia de Electricidad y Combustibles que se investigue esta situación y se sancione a los responsables”.

En el caso de las escuelas de Chacay y Poduco Alto, y que cuentan con internado, no pudieron funcionar y sólo podrán retomar sus actividades una vez que se regularice el servicio.

La encargada de dirección de la escuela rural de Tanahuillín, Doraliza Toloza, contó que estaban muy preocupados ya que  en el campo “cuando no hay luz, no hay agua ya que las punteras funcionan con electricidad. El lunes nos quedaba un poco de agua, pero hoy el DAEM de Santa Juana nos envió agua potable. Pero si esta situación continúa nosotros deberemos suspender las clases ya que no podemos trabajar bajo estas circunstancias”.

Fernando Caire, gerente zonal de Frontel Biobío, explicó que han trabajado arduamente para subsanar la situación y detalló que  “el día domingo hubo un corte de luz que afectó a la línea 66KV de la empresa transmisora y luego durante la madrugada del lunes,  desconocidos aprovecharon la situación y robaron 3 mil trecientos metros de cable de cobre y destruyeron 12 postes”.

El ejecutivo lamentó la situación e indicó que actualmente están trabajando en una nueva  línea, que constará con  cable de aluminio y que evitará robos ya que no tiene valor para los antisociales. Caire señaló que presentarán una querella por lo sucedido.

Etiquetas