Ciudad

Dueños de perros que atacaron a mujer podrían ser condenados

Por: Ximena Valenzuela | 14 de Febrero 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

El 29 de abril de 2014 la magistrado, María del Pilar Labarca, titular del Juzgado de Garantía de Viña del Mar, condenó a Danilo Riquelme a la pena de 100 días de presidio menor en su grado mínimo y a la suspensión legal de cualquier cargo público durante el tiempo de la condena, en calidad de autor de un cuasidelito de lesiones graves contra el menor Joaquín Ortega, causadas por un can de su propiedad el 24 de mayo de 2013.

El fallo de la magistrada sienta jurisprudencia en casos de ataques realizados por perros, tal como fue el de la técnico en enfermería, Eveline Asman, que resultó con la pérdida de su dedo pulgar y de gran parte de su mano derecha producto de las lesiones provocadas por dos canes mestizos de propiedad de Mercedes Álvarez, caso ocurrido el fin de semana en Lomas de San Andrés.

Carlos Samur, abogado jefe de la Oficina Penal Infraccional de la Corporación de Asistencia Judicial, afirmó que la situación de Asman se encuentra regulada en la llamada Ley Cholito, 21020 sobre Tenencia Responsable de Animales, “que determina una serie de obligaciones de los propietarios de animales (…) Lo principal en un caso como este, es que el artículo 10 establece el principio de responsabilidad e indica que es responsable su dueño o poseedor. Esta norma también define que siempre será responsable desde el punto de vista civil, es decir, en la reparación de los perjuicios que cause cada vez que se produzca un daño por algún animal de compañía. Eso sin perjuicio de las responsabilidades penales que se puedan imputar”.

El fallo de Valparaíso, según Samur, es importante porque, desde ya, se estaba haciendo aplicación de esta ley, desde el punto de vista de la responsabilidad de los dueños de animales. De hecho, en el artículo 10 se establece que es obligación del dueño mantener a los animales en su residencia. “No está permitido que una persona dueña de un animal lo mantenga fuera del domicilio o en la vía pública donde exista peligro que este animal ataque a una persona o a otros animales”.

El abogado indicó que la Ley Cholito, incluso, indica cuándo los animales son catalogados como peligrosos, “en relación a su tamaño, raza y antecedentes de agresividad anteriores y, según entendemos, en este caso ya habían existido episodios de ataques por parte de los animales”.

Samur dijo que existen dos ámbitos de responsabilidad en el tema, del tipo infraccional donde a través de una denuncia al Juzgado de Policía Local respectivo donde se puede aplicar una multa de 1 a 3 UTM y la civil por daños causados.

“La víctima deberá establecer la existencia del daño y la cuantía del mismo. Hay daño material que es el costo de las atenciones y recuperación, así como demás pérdidas por lucro cesante por las oportunidades laborales, dejar de obtener ingreso y también está el daño moral porque el ataque de un perro, de varios en este caso, seguramente va a dejar profundas huellas psicológicas en la víctima”.

Porqué atacan los perros

Joaquín Rojas, presidente regional del Colegio Médico Veterinario, explicó que los factores que influyen en la agresividad de los perros, ya sea contra personas u otros animales, son diversos y que, en general, tienen relación con conductas aprendidas o a entrenamiento de perros guardianes.

Sin embargo, también influyen en ellos situaciones de estrés o alteraciones conductuales como las patologías neurológicas. En el estrés, según dijo, podría influir la falta de espacio, carencias afectivas o de estímulos como paseos y juegos, así como dolor, hambre, angustia frustración o miedo, todo lo que debe ser evaluado por un especialista en etología veterinaria.

Rojas dijo que cuando la agresividad es recurrente es vital tener asesoría médica veterinaria y tener encuentra que los propietarios o tenedores de mascotas son los responsables de sus actos.

“Existen situaciones excepcionales en las que la agresividad no remite, pese a manejo etológico y modificación de ambiente. Lo que puede llegar incluso a tomar la determinación del sacrificio a través de un procedimiento eutanásico por la autoridad sanitaria correspondiente”, comentó.

Destacó que actualmente la Ley de Tenencia Responsable de Animales indica cuales son las responsabilidades civiles y penales a que se exponen los propietarios de mascotas que generen daños a las personas, lo que solo será aplicable al momento de redactar los reglamentos que darán vida a la ley.

Fiscalización

Una exhaustiva recopilación de antecedentes está realizando el Centro de Control Canino y Felino del municipio penquista, instancia en la que se entrevistó a la familia de la afectada, dueños de los canes, vecinos, instancia en la que se comprobó el estado de las mascotas y que no contaban con sus vacunas antirrábicas al día. El organismo emitió un informe, con copia a la Seremi de Salud, para actuar en conjunto.

Miguel Quezada, encargado del Centro de Control Canino y Felino del municipio penquista, explicó que dentro de las siguientes 24 a 48 horas se realizará una visita con el área de Zoonosis de la Seremi, donde se determinará si los canes tienen signos de padecer rabia. “Si involucran un problema de salud pública deben ser retirados del lugar y trasladarlos a algún albergue, a través de una Ong o agrupación animalista”.

Además, si se determina según protocolo que los canes son agresivos, deberá determinarse el por qué, vale decir, si es por dominancia, depredador y territorial, entre otras. Si caen en dicha categoría se les insertará un chip para controlarlos en caso de que se arranquen. “El primer consejo que se da es que los perros tienen que salir con collar, correa y estar con bozal”, comentó.

Ya sea que los animales queden en el lugar o sean trasladados a otro centro, deberán ser sanitizados, castrados y contar con sus vacunas. El municipio hará charlas educativas con la junta de vecinos del lugar para informar a la comunidad el proceder en el tema y la importancia de la tenencia responsable.

“Este es un caso súper grave porque la persona perdió el pulgar de la mano derecha y queda invalidada de por vida. No va a poder trabajar ni cubrir los gastos médicos. Hay que ver qué va a pasar con eso y quienes van a ser los responsables, por eso, nos apegamos al protocolo y vamos a trabajar en conjunto con la Seremi de Salud”.

En tanto, la víctima del ataque nuevamente ingresó ayer a pabellón en el Hospital Traumatológico esta vez para la instalación de un sistema VAC de drenaje que permite limpiar la herida y favorece la regeneración de tejidos.

Etiquetas