Ciudad

Habilitación de sistema ILS3 en aeródromo Carriel Sur sufre nuevo atraso

Por: Ximena Valenzuela | 07 de Febrero 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Director de Aeropuerto afirmó que no tienen fecha fija, pero que se habilitará antes que parta la temporada de niebla. Permitirá operaciones de aviones con sólo 50 metros de visibilidad.

La puesta en funcionamiento del sistema de navegación a ciegas ILS3 en el aeródromo Carriel Sur, que permitirá la operación de los aviones, a pesar de intensa neblina, parece un cuento de nunca acabar.

Primero autoridades locales y nacionales del área dijeron  que iba a estar operativo a fines de septiembre, luego a fines de diciembre, más tarde a fines de enero y ahora, según las últimas informaciones debería ser antes de la temporada de nieblas.

Dicho sistema es altamente necesario en la zona, sobre todo, si se contabiliza, según cifras oficiales, que de 6.021 operaciones de aeronaves comerciales que se realizaron entre junio de 2016 y marzo de 2017 hubo 71 que fueron canceladas por niebla.

Daniel Aravena, jefe de Aeropuerto, expresó que actualmente en Carriel Sur ya se encuentra instalado todo el equipamiento necesario para que funcione el ILS3.  Explicó que desde Octubre la radio ayuda principal, que es la que emite una señal electrónica, se encuentra encendida, calibrada y operando. Sin embargo, su funcionamiento actual es con una categoría menor, es decir, con ILS1.

Para ser más precisos, la diferencia entre ambos sistemas ILS (Instrumental Landing System) es que el 1 requiere para operar un mínimo de 550 metros de visibilidad para aterrizaje y despegue de aeronaves, en cambio ILS3 sólo necesita de 50 para funcionar.

Aravena destacó que el mismo equipo se utiliza para ambas categorías.  “Ahí está el mejor ejemplo de que está instalado”.

Sin embargo, según detalló, debido a que el ILS no sólo está compuesto de la radioayuda principal, sino que también incluye cablería, letreros, luces y sistemas de control,  a lo que se une la capacitación de la gente del aeródromo y, también, la de las tripulaciones que deben realizar las compañías aéreas.

Cabe destacar que el ILS es un sistema de precisión que ayuda a la aproximación y al aterrizaje, permitiendo una operación más segura. Consta de dos elementos: un localizador (LOC) y una senda de planeo (GS – Glide Slope), generado por antenas ubicadas en la pista que guían a la aeronave desde una determinada altura hasta tierra.

Además, está complementado con luces, sensores meteorológicos y procedimientos aeroportuarios especiales.

Calibraciones y plazos

Lo que ocurre, según Aravena, es que a pesar de que está instalado todo el grueso del sistema, incluida la prueba de luces, aún falta afinar una serie de detalles necesarios para la seguridad aérea.

“No se puede llegar y ponerlo en funcionamiento. Tenemos que tener afinados todos los subsistemas de ayudas visuales, letreros, entrenamiento de la gente y parte meteorológica, es decir, estamos en las últimas calibraciones porque como son varios sistemas unidos para que sea categoría 3 basta que uno de ellos no esté en operación para que no tengamos la categoría 3”.

Reconoció que el plazo determinado para Septiembre debió ser modificado, principalmente, debido al retraso en la llegada de un transformador y cables de cobre aeronáutico de 5.000 amperes que fueron comprados a pedido en el extranjero, equipos que ya llegaron y fueron instalados.

“Después en diciembre se iba a hacer el lanzamiento, pero hay un proyecto paralelo del terminal aéreo, con nuevas áreas de maniobras que implican la construcción de una  calle de rodaje. Ahí se vislumbró que era necesario realizar esas faenas ahora para no romper después la calle, porque habría implicado hacerlo en invierno, lo que sería peor porque íbamos a tener el ILS, en la época que realmente lo ocupan fuera de servicio”, detalló y acotó que la demora de Enero se debe básicamente al entendimiento entre dos proyectos paralelos.

Así las cosas, el jefe de Aeropuerto expresó que no puede dar una fecha de habilitación del sistema ILS3 como tal, pues “el encargado del proyecto tiene que venir a certificar todo, lo que sí puedo asegurar es que antes de la temporada de niebla va a estar funcionando, pero una fecha como tal no puedo (…) pero de que va a estar pronto, va a estar. Ya no vamos a tener los problemas que hubo este invierno con la falta de equipamiento ILS”, dijo.

Comentó estar más tranquilo porque ya todo el grueso del equipamiento está instalado, funcionando y sólo faltan las calibraciones finales para poder operar.

Eso sí, hasta el momento en que esté en completo funcionando podría haber retraso y suspensión de vuelos, pues sólo contamos con el sistema más rudimentario de navegación.

Ahora bien, Aravena manifestó que a pesar de tener el ILS3 igual podrían generarse problemas si la compañía aérea no está certificada para operar con el nuevo sistema.

Etiquetas