Ciudad

Incendio en cerro Caracol sería intencional y arrasó con 1,5 hectáreas

Por: Ximena Valenzuela | 01 de Febrero 2018
Fotografía: Raphael Sierra P.

Ola de calor que llegará a los 35 grados en el secano interior sumado a fuertes vientos generaría condiciones propicias para nuevos siniestros por lo que se mantiene una alerta preventiva en la provincia de Concepción.

“Sentimos mucho miedo cuando vimos que las llamas se acercaban a la casa de mi abuela. Decidimos evacuar en forma preventiva, sólo sacamos un poco de ropa para abrigarnos y algunas fotos que mi abuelita quería conservar”, dijo Carol Arredondo, vecina de Pedro de Valdivia.

Así como Arredondo, un gran número de personas que habitan en las cercanías del cerro Caracol, en el sector Pedro de Valdivia, decidieron salir de sus hogares por temor a ser envueltos por las llamas cerca de las 23.00 horas, permaneciendo, muchos, durante horas en las cercanías, temiendo lo peor, principalmente, por el fuerte viento que alimentaba el paso del fuego.

De hecho, una cincuentena de habitantes del Edificio Bio Vista hizo lo propio, a la espera de la llegada de Bomberos que aportó con efectivos de la Primera, Cuarta, Quinta, Sexta, Séptima, Novena y Décima compañías que sumaron a dos brigadas de Conaf. Los voluntarios no sólo trabajaron desde las calles, sino que, en algunos casos, debieron ingresar a las viviendas para resguardar que el fuego no pasara a los hogares.

Fotografía: Boris Elchiver, cedida por vecinos de Edificio Bio Vista.

En tanto, Carabineros colaboró en dar tranquilidad a los vecinos y en realizar un corte completo de calle Pedro de Valdivia, en ambos sentidos, para favorecer el trabajo de Bomberos.

A las tres de la madrugada, el fuego arrasó con 1,5 hectáreas de pastizales, matorrales y eucaliptus, todos materiales de rápida propagación. A pesar de las dificultades el fuego logró ser controlado a escasos 30 metros del inmueble más cercano.

Los vecinos, en general, creen que existió intencionalidad en el hecho, opinión que fue compartida por el comandante del Cuerpo de Bomberos de Concepción, José Pedreros, ya que hubo varios focos que atacar en condiciones de limitada visibilidad y complicada topografía. “Podemos decir que esto fue intencional. Sabemos que el 99% de los incendios forestales son generados por el hombre”, dijo y comentó que debido al escarpado terreno sólo puede haber sido originado de forma intencional.

Actualmente, se está investigando la intencionalidad del hecho, lo que podría derivar en acciones legales en contra quienes resulten responsables, aseguró la intendenta (s) Andrea Muñoz.

La máxima autoridad regional afirmó que están a la espera de un informe que debe emitir la PDI, luego de ello, se realiza la denuncia al Ministerio Público para iniciar los procesos que sean necesarios.  Explicó que deberán evaluar si en ese contexto cuentan con las facultades para presentar querellas y poder perseguir a los responsables del siniestro.

Sergio Valdés, director regional de Conaf, destacó que hasta el momento se ha logrado controlar los incendios con alta eficacia gracias a la coordinación con Bomberos y empresas privadas, lo que ha sido fundamental para evitar mayores daños, a pesar de que todos los días deben controlar cerca de 15 nuevos focos.

Aseguró que hasta ya están controlados los incendios que se generaron el fin de semana en Yumbel y Cabrero que afectaron a cerca de 26 hectáreas, del control de otro existente en Tirúa de 2,2 hectáreas y los siniestros que afectaron a Ñuble, que dañaron 20, 2 hectáreas, los que actualmente se encuentran en faenas de control.

El directivo de Conaf agregó que esta temporada se registra un 98% menos de superficie afectada comparada con el devastador año pasado y un 24% menos de incendios.

Cabe destacar que producto de los incendios la provincia del Bío Bío se mantiene en alerta amarilla, mientras que Concepción, Arauco y Ñuble están en alerta temprana preventiva. Lo anterior debido a la alerta emitida por la Dirección Meteorológica de Chile que indica que para hoy y los próximos días se esperan temperaturas sobre los 35 grados en el secano interior y de 30 en la costa.

A lo anterior, se suma un aumento en el viento, que hasta ayer mantuvo el puerto de Lebu cerrado producto de marejadas. Todos los factores antes mencionados provocan condiciones propicias para nuevos incendios.

Etiquetas