Carta al director

Violencia económica en el pololeo

Por: Diario Concepción | 13 de Abril 2019

Señor Director:

Cualquier persona que ha vivido violencia de género y ve que las conductas, malos tratos, omisiones u otras acciones se repiten, podría propender a normalizar esas situaciones. De lo anterior, es que cobra relevancia estar alertas cuando estos hechos ocurren en la adolescencia, comprendiendo el ciclo vital y que a la larga pueden transformarse en un aprendizaje significativo, que valide una batería de patrones estereotipados sobre como son o deben ser las relaciones sexo/afectivas, llegando incluso a generar modelos futuros de elección de parejas y/o posicionamiento de subordinación y dependencia emocional que si no se detectan y se atienden, se convierten en persona que vive violencia, tiende a naturalizar las conductas de violencia.

La semana pasada, gracias a un grupo de jóvenes del Liceo A-21 de Talcahuano, he podido palpar un hallazgo que la literatura y el estado del arte de Dating Violence, no han dado aún cobertura o la preocupación debida. Es más, ella señala que, en relaciones de noviazgo, la posibilidad de vivir violencia económica, es baja o nula. Pero es a partir de este grupo de estudiantes, en una feria de salud preventiva, mencionaron haber visto, escuchado o vivido violencia económica en el Pololeo.

Sus formas y su invisibilidad fueron captadas mediante la manipulación y control de plataformas digitales (como Spotify o Netflix), planes de teléfono u bolsas de voz/ gigas u otras. Está aproximación no resulta menor, ya que el efecto que señalan ocurriría, es que precisamente la persona vuelva rápidamente hablar con quien ostenta el control económico de dichos medios, para arreglar el altercado que origina la pelea o de otra forma debe atenerse a las consecuencias, como el cambio de claves de las cuentas digitales, el que se les saque del plan familiar de spotify, la suspensión del plan, o la no compra de bolsas.

En estos hechos, que parecen ser un problema menor en la población adulta o quizás un asunto de millennial. Palpamos la necesidad de no infantilizar a adolescentes y jóvenes, lo anterior, sólo nos ha impedido visualizar oportunamente acciones de manipulación de corte económico. Por tanto, percibir tempranamente la readaptación de esos viejos problemas de la violencia, que pensamos pueden estar desaparecido, pero por el contrario se adaptan sistémicamente.

 

Nicolás Jofré Vergara, encargado Territorial de Prevención VCM para las comunas de Talcahuano y Hualpén

Etiquetas