Carta al director

Obsolescencia programada

Por: Diario Concepción | 02 de Marzo 2019

Señor Director:

La obsolescencia programada de software, aparatos, vehículos, etcétera, es reflejo del avance tecnológico, modas, prácticas y regulaciones interesadas en volver todo desechable y de la avaricia de los fabricantes.

Esta condición sería de muy útil empleo, no obstante, en el ámbito de la política, los tribunales, la Iglesia y la televisión, por nombrar algunos casos, donde la excesiva permanencia de ciertos servidores o profesionales no es, necesariamente, señal de excelencia y suele incrementar el uso de influencias, la concentración del poder y el riesgo de corrupción, impidiendo así el vital oxígeno que insuflaría la renovación por personas distintas, de similar o mejor desempeño.

Esto no significa edadismo, gerontofobia ni efebifobia. No importa la edad que tenga un servidor público, dignatario o profesional, sino más bien las veces que se repita el plato o salte de un cargo a otro, sin importar demasiado si lo hace bien o mal.

Kenneth Ledger Toledo

Etiquetas