Carta al director

Mismo Dios, distintos Diablos

Por: Diario Concepción | 09 de Febrero 2019
Fotografía: Contexto

Señor Director:

Hoy somos testigos del intervencionismo estadounidense en los asuntos internos de Venezuela. Sin embargo, no es necesario hacer mucha memoria para comprobar que los autodenominados “defensores de la democracia” cambian de némesis según la época:

Fidel Castro, Sadam Hussein, Osama, Corea del Norte e Irán, por nombrar a los más contemporáneos, saltaron a la fama por ser “amenazas” a la seguridad internacional del siglo XXI, eso mientras el expansionismo militar del Pentágono utiliza Siria y Afganistán como sus laboratorios militares; guerra preventiva, según el dialecto diplomático de la Casa Blanca. Pero claro, además de armamentístico, el colonialismo es económico, por lo cual Venezuela resulta el blanco perfecto para no perder la práctica. No por nada Maduro está parado sobre yacimientos de oro negro; de lo contario, a nadie importaría los DD.HH. de un país que desembocó en el chavismo debido a la corrupción política de los 90´s. Causa y efecto.

En fin, las apuestas de la prensa deberían apuntar a cuál será el próximo diablo de estos dioses dueños de armamento nuclear y con poder de veto en la ONU, porque, como dijo el Nobel de la Paz y ex presidente de Estados Unidos, Theodore Roosevelt, “ningún triunfo pacífico es tan grandioso como el supremo triunfo de la guerra”. Está en el ethos de ese país imponer la democracia a punta de lanza. Vaya paradoja.

Fernando Fernández Ulloa

Etiquetas