Carta al director

Blanca de La Sotta Benavente

Por: Diario Concepción | 12 de Agosto 2018
Fotografía: Diario Concepción

Señor Director:

Siguiendo con la idea de difundir el trabajo de las damas que aportaron al surgimiento de la Universidad de Concepción, hoy presentamos a doña Blanca De La Sotta Benavente. Nacida en Concepción por el año de 1887, fueron sus padres don Samuel De La Sotta Benavente y doña Luz María Benavente Burgoa. Pertenecía a las familias más antiguas de Concepción; era tataranieta de don Francisco Urrutia Mendiburu, el mayor precursor de la marina mercante de Chile, y además el más rico empresario penquista, dueño de grandes predios agrícolas en Concepción, el resto del país y Perú; doña Blanca era además bisnieta del coronel Don Rafael De La Sotta Manso de Velasco, quien primero comandó las fuerzas patriotas en Talcahuano en el año de 1813, y sobrina bisnieta de don Juan Martínez de Rozas.

Casada en 1910 con el Dr. Samuel Valdivia Galleguillos; nacido en julio de 1876 en la ciudad de Ovalle, quien estudió en el liceo de Ovalle y la Serena y se recibió de médico cirujano en la Universidad de Chile en el año de 1900. Viajó y permaneció en Paris entre los años 1902 y 1905 perfeccionándose en medicina interna, de vuelta a Chile ejerció en Mulchén y Concepción hasta 1926, fue además agricultor en Bulnes y dueño de los fundos La Ermita y Los Alpes, siendo en Concepción el más cercano al doctor Virginio Gómez, fue uno de los fundadores y primeros profesores de la recién creada Universidad de Concepción.

En su matrimonio con el Dr. Samuel Valdivia, doña Blanca tuvo 9 hijos: Pedro Manuel, Blanca, Mario, Manuela, Luz María, Fernando, Gabriela, Jorge Gastón y Gloria, Valdivia De La Sotta.

Doña Blanca De La Sotta, colaboró y coordinó las organizaciones de kermess en favor de reunir fondos para la creación de la Universidad de Concepción desde el año 1917 y también fue una de las colaboradoras en la organización de los primeros días de la Universidad de Concepción.

Fue una mujer de un gran espíritu social, participando en la “Gota de Leche”, entidad penquista de carácter filantrópico que sirvió a la nutrición de los niños y madres sin recursos.

Doña Blanca De La Sotta Benavente murió en Santiago en el año 1956, rodeada del cariño de sus parientes más cercanos.

Alejandro Mihovilovich Gratz
Profesor de Historia y Geografía
Investigador del Archivo Histórico de Concepción

Etiquetas